jueves 24 de septiembre de 2020

+ Deportes

Fortnite y un cambio revolucionario

La última actualización impone el juego cruzado entre PS4 y Xbox One, algo que aspira al crecimiento para frenar a Apex Legends.

Fortnite Battle Royale ha estrenado hoy una nueva actualización, la versión 8.10del juego, que incluye ciertos cambios sustanciales dentro del sistema de matchmaking o emparejamiento del videojuego. Según ha explicado Epic Games, a partir de hoy, los jugadores de Xbox One y PlayStation 4 estarán forzados a jugar entre ellos para mejorar el emparejamiento entre usuarios de consola.

Sí, podríamos pensar que podemos desactivar la opción y jugar únicamente con los jugadores de nuestro sistema, pero de esta manera, y si decidimos evitar que nos crucen con usuarios de PlayStation 4 o Xbox One, no tendremos la posibilidad de jugar de forma tradicional y únicamente podremos jugar al Modo Patio de Juegos y similares.

En Nintendo Switch también se han realizado cambios en el juego y el matchmaking. Ahora desde la híbrida podemos encontrarnos con jugadores de smartphones iOS y Android, mientras que en el pasado se nos obligaba a jugar contra los usuarios de consolas como Xbox One y PlayStation 4. En Epic afirman que así la experiencia del sistema ganará enteros. "Esperamos que la experiencia media por cada partida sea mucho mejor, tanto para los jugadores de móviles como para los de Switch", afirmaban sus responsables.