Fernández ablanda la cuarentena y Suárez evalúa qué flexibilizará

Fernández ablanda la cuarentena y Suárez evalúa qué flexibilizará
Fernández ablanda la cuarentena y Suárez evalúa qué flexibilizará

El Presidente prolongó hasta el 28 el aislamiento en distritos complicados por el Covid-19 y para el resto dispuso sólo el “distanciamiento”

Con 20.197 casos positivos de Covid19 y 608 muertos acumulados, pero también con muchas provincias registrando una baja circulación, el presidente Alberto Fernández anunció anoche una nueva prórroga de la cuarentena pero con una novedad: en la Capital Federal, el conurbano bonaerense, el Gran Córdoba, el Gran Chaco y Río Negro continuará el "aislamiento social, preventivo y obligatorio", mientras que para el resto del país se anunció el inicio del "distanciamiento social, preventivo y obligatorio".

A priori el anuncio presidencial implicaría más libertades para nuestra provincia, lo que generó inmediatamente cierta euforia en las redes sociales por lo que se creía la salida total de la cuarentena. Por eso, el gobernador Rodolfo Suárez salió inmediatamente a aclarar que no hay nada decidido aún y que junto a su equipo va a seguir evaluando las posibles flexibilizaciones una vez publicada la decisión de Fernández.

"En Mendoza, hasta que no esté publicado el Decreto de Necesidad y Urgencia, con la información correspondiente a la nueva fase de distanciamiento social, seguimos con la cuarentena y la situación actual. Igualmente, el decreto actual, tiene vigencia hasta el domingo 7 de junio", aclaró el mandatario desde su cuenta de la red social Twitter.

"Tenemos que ser muy prudentes. Hasta el momento en Mendoza sigue todo igual. Ya vimos lo que pasó en Las Heras y hay que ser cuidadosos", dijo luego, pasadas las 22, en declaraciones al noticiero de Canal 9. Y agregó: "Todo este esfuerzo que han hecho los mendocinos durante todo este tiempo no lo podemos tirar por la borda de un día para otro".

Suárez insistió en que la alta circulación de camiones por la provincia, tanto con cargas internacionales como nacionales, implica un gran riesgo que debe considerarse. Y también descartó que por ahora se autorice el turismo interno.

El detonante de la efímera algarabía fue el discurso del Presidente durante la conferencia de prensa que encabezó para anunciar la prolongación, esta vez por tres semanas, de la "cuarentena diferenciada" que comenzará el próximo lunes 8 y concluirá el domingo 28.

"Para los lugares donde no haya transmisión comunitaria habrá un 'distanciamiento' social'; esto es, se permitirá la circulación guardando dos metros de distancia, llevando tapabocas. Las actividades comerciales y productivas deberán reorganizarse para cumplir con el distanciamiento social, podrá haber reuniones de no más de 10 personas (en espacios públicos y privados)", ejemplificó Fernández.

También aclaró que incluso en los sitios beneficiados por el nuevo estatus continuarán prohibidos los eventos masivos (cines, teatros, espectáculos deportivos), el transporte de pasajeros interjurisdiccional y la actividad turística. Tampoco se abrirá el turismo extranjero y quienes regresen al país deberán cumplir una cuarentena obligatoria.

"Tenemos que entender que no superamos el problema; el contagio ocurre fácilmente sobre todo si ocurren acercamientos con zonas de mayor circulación del virus, como es el AMBA y Resistencia (Chaco), los dos focos que más nos preocupan", enfatizó el primer mandatario.

Acompañado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, el Presidente nuevamente presentó unos cuadros comparativos con países de la región y además mostró que en el país el promedio de duplicación del virus es de 15,5 días, pero si no se cuenta la región AMBA, la duplicación del virus es de 43.8 días.

"Del 21 de mayo al 3 de junio se ensayó una apertura en el país, y la circulación produjo más contagios", dijo Fernández. "Hoy conversando con todos los gobernadores, dicen que han detectado el mismo problema: vecinos de sus provincias que salen y regresan con el virus", explicó.

En ese sentido, el aviso: "Abrirse no significa volver a la normalidad". Y aclaró que la apertura "se hace por distrito, no por provincias". Aludió así a que las restricciones, por ejemplo, no serán iguales en el interior de la provincia de Buenos Aires que en el conurbano.

"Estamos en los 1.000 casos diarios", alertó Kicillof, quien enfatizó la diferenciación de cuarentena en el territorio de su provincia.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA