jueves 1 de octubre de 2020

Entre enero y setiembre cayó 13% la recaudación provincial
Economía

Entre enero y setiembre cayó 13% la recaudación provincial

Las arcas del Estado mendocino sufrieron los embates de la economía nacional.

Entre enero y setiembre cayó 13% la recaudación provincial

La recaudación de impuestos provinciales está poniendo "obstáculos en el camino" al final de la administración de Cornejo y está generando grandes preocupaciones al gobernador electo, Rodolfo Suárez, para 2020. Es que en los primeros nueve meses del año se desplomó  12,9% el monto total percibido por ATM y nada indica que el resultado pueda revertirse antes de diciembre.

La caída en la actividad económica y el plan plurianual de baja de alícuotas de Ingresos Brutos son las causas principales de la baja, pero la retracción se percibe también en los impuestos patrimoniales, que poco tienen que ver con la recesión.

Los números en detalle

De acuerdo al balance publicado por Administración Tributaria Mendoza (ATM), entre enero y setiembre de 2018 se recaudaron $ 21,4 mil millones en concepto de impuestos provinciales (Ingresos Brutos, Automotor, Inmobiliario, Sellos e "ingresos varios"), mientras que los primeros nueve de este año se percibieron $ 29,1 mil millones.

Gustavo Guevara / Los Andes

Si bien la variación nominal de un año a otro fue del 36% positiva, el resultado quedó muy lejos de la inflación acumulada en ese período, que avanzó un 55,9%, según la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE). Tomando en cuenta la depreciación del peso, se deduce que la comparación interanual de los primeros tres trimestres arroja una caída real del 12,9%.

Mucho se explica por lo ocurrido con Ingresos Brutos, impuesto que se relaciona directamente con el nivel de actividad económica y representa más del 73% de la recaudación total. Las estadísticas de ATM revelan que entre enero y setiembre de 2018 la Provincia recaudó $ 15,2 mil millones por ese impuesto y en igual período de este año cobró $ 21,5 mil millones.

Una vez más, la variación nominal muestra un “falso crecimiento” del 41%. Al tomar en consideración el efecto de la inflación, se obtiene un resultado negativo del 9,5%.

Otro impuesto que se relaciona con el nivel de actividad de Mendoza es Sellos. En ese caso la retracción fue mucho mayor (-29,6%), aunque su incidencia sobre el monto total recaudado es menor al 10%.

¿Economía o alícuotas?

A la hora de analizar la caída, los economistas atribuyen mayor incidencia a la recesión económica. "Uno de cada diez pesos que se dejan de recaudar, tienen que ver con la baja de alícuotas. El resto es consecuencia directa de la inflación y la menor actividad económica, fundamentalmente de los rubros relacionados con Ingresos Brutos", señaló José Vargas, economista y director de Evaluecon.

"Por otro lado, hay que tener en cuenta que, ante la pérdida de poder adquisitivo de los salarios, mucha gente deja de pagar sus impuestos, lo que genera un impacto en la recaudación. Según nuestras estimaciones, un 20% de los contribuyentes en los últimos tres meses han reperfilado impuestos. Es decir que ha pateado para adelante los vencimientos, buscando posibilidades de moratorias o un nuevo plan de pago", señaló.

Coincidió con este punto el economista Carlos Rodríguez, aunque indicó que “también las empresas están dejando de pagar a la AFIP, pensando en pagar a futuro con alguna moratoria”.

El experto se mostró de acuerdo también sobre el problema central de la baja en la recaudación. "El problema es la recesión económica general. Es por eso que a nivel país se ve la misma caída que en Mendoza. La crisis está impactando directamente en los ingresos del Estado", apuntó.

“Esto puede significar un problema grande para el Gobierno provincial. El Estado busca reducir el déficit achicando gastos, pero si sus ingresos también retroceden, el objetivo es más difícil de cumplir”, advirtió.

Patrimoniales en baja

Por lógica, debería esperarse siempre un aumento en la recaudación del Impuesto Automotor, porque cada vez hay más vehículos en la calle. Si bien cada año algunos modelos viejos dejan de tributar, también se incorporan unidades 0 km que pagan valores mucho más altos. Sin embargo, entre enero y setiembre de este año la recaudación de ese impuesto cayó 15,1% en términos reales.

Lo mismo ocurrió con el impuesto Inmobiliario, aunque la baja fue aun más contundente (-19,6%). Los "ingresos varios", por su parte, se retrajeron 10,4%, siempre comparando con la inflación.