lunes 3 de agosto de 2020

Tras la presión social, la Legislatura derogó la ley 9.209 y vuelve a regir la 7.722
Política

Tras la presión social, la Legislatura derogó la ley 9.209 y vuelve a regir la 7.722

La sesión fue convocada por el Gobernador ante la falta de consenso. Mañana saldría por Boletín Oficial.

Tras la presión social, la Legislatura derogó la ley 9.209 y vuelve a regir la 7.722

Tras la sanción inicial en el Senado, finalmente la Cámara de Diputados aprobó el proyecto enviado por el Ejecutivo para derogar la ley 9.902 que modificó la 7.722 al flexibilizar el uso de sustancias contaminante en la minería.

Hubo solamente cuatro votos negativos de Guillermo Mosso (PD), Josefina Canale (PDP), Hebe Casado y Gustavo Cairo (PRO) y un ausente (Ana María Andía).

Ahora, el gobernador Rodolfo Suárez deberá promulgar la ley y mañana saldrá publicada en el Boletín Oficial.

De esta forma, la ley 7.722 vuelve a estar vigente para regular la minería en Mendoza prohibiendo el uso del cianuro y el ácido sulfúrico.

Voces en Diputados

El debate en el recinto -que resultó con 43 votos afirmativos y 4 en contra- transcurrió luego de la Sesión de la Cámara Alta que también acompañó la derogación de la Ley 9209.

Al hacer uso de la palabra, desde la bancada de la UCR, la diputada Daniela García expresó que "estamos apoyando a este gobierno de diálogo. Todos los que votamos a favor consideramos que era la manera de diversificar la matriz productiva, generar empleo genuino y colaborar con una respuesta al 40% de pobres que hay en Mendoza, porque ninguna solución es mágica". Consideró que "es necesario que todos los sectores productivos converjan para generar una economía sana a largo plazo". "El recurso hídrico es lo más importante que tenemos, tal es así que en nuestra Constitución tenemos establecido el gobierno del agua".

Desde el Frente de Todos - Partido Justicialista, el diputado Germán Gómez explicó: "Hemos tomado una decisión mucho más valiente que votar una ley. Creo que desde esta bancada hemos escuchado el clamor de muchos mendocinos y mendocinas". Agregó que "la decisión del gobernador Rodolfo Suárez no ha sido fácil, y la hemos acompañado para que la gente regrese a sus hogares. Tenemos que imperiosamente escuchar a la gente". Gómez, resaltó que "hay que distinguir entre legalidad y legitimidad, referida está última al contexto social, al reconocimiento social de esta norma".

“Debemos seguir trabajando y trabajar en serio porque el agua de Mendoza se va a seguir perdiendo, la matriz no se ha mejorado”, agregó.

Asimismo, Cristina Pérez (FdT-PJ) expuso que "la gente dijo que ante la duda, preservemos, cuidemos el agua y salieron todos a la calle. Ésta es la autocrítica, hacía adentro de todos los partidos que no supimos explicar. Por eso, esto es un homenaje a la gente y a la dirigencia porque supo escuchar".

En tanto que Gustavo Majstruk manifestó que "es el pueblo en la calle el que termina devolviendo la cordura. No era una cuestión de partidos políticos, la voz del pueblo, en este caso, dio resultados. Siempre que el pueblo sale a la calle, desde la política vamos a tener que prestar atención".

Desde el Partido Demócrata, Guillermo Mosso indicó que "entiendo la actitud responsable del gobernador Suarez como un hombre de Estado, restableciendo la paz social en la provincia".  No obstante el legislador, quien adelantó su voto en negativo, indicó que "no pudimos poner en la agenda social la actividad minera como vector social de desarrollo y cuidado del agua. Hacer ver que hay una relación virtuosa entre agro y minería como en otras partes del mundo".

“Lo que está haciendo el gobernador es un acto de responsabilidad institucional pero al que no puedo acompañar porque vamos a seguir quedándonos en el eslogan y en el prejuicio”, apuntó.

A su turno, también desde la bancada del PD, Mercedes Llano sostuvo que "esta manifestación popular masiva, muestra una desconfianza ciudadana hacia los órganos de control. Es justamente esta ola de reclamos la que dejó en claro que el proyecto no contaba con respaldo social".

“Esta situación nos interpela como clase política y nos obliga a dar respuestas inmediatas para reconstruir el lazo con la sociedad”, subrayó.

Desde el PRO, Gustavo Cairo también ponderó "la decisión del gobernador", señalando que "el tema minero fue  eje de la campaña pasada. A pesar de eso y en función de uno de los postulados del Preámbulo de garantizar la paz social", es que se llega a esta decisión. Sin embargo, "Yo no voy a renunciar al bienestar general, y para eso, no alcanza con el petróleo, el turismo y la agroindustria. Hace falta la cuarta pata que es la minería. Si queremos hablar del agua, aprovechemos bien el recurso porque se está perdiendo, pero no por la minería".

En tanto, Mario Vadillo (Protectora) expresó el "agradecimiento a las familias que vi en las marchas. Hay que preocuparse por el futuro de Mendoza, yo no creo en las matrices productivas. Lo primero es cuidar el agua porque sin agua no hay vida. Esta lucha por la 7722 se tiene que hacer extensiva para defender todo nuestro recurso hídrico. El pueblo nos marcó un camino".

Desde el bloque Frente Renovador – Unión Popular, Jorge Difonso sostuvo que "es un tema que lleva mucho tiempo en debate, en el que han participado muchos sectores, distintos gobiernos" hasta que se sancionó la Ley 7722, de allí "la legitimidad del reclamo de la ciudadanía de Mendoza respecto al cuidado del agua".

“La reforma planteada, quedó claro que no tenía ni la licencia ni el consenso social para avanzar”, dijo, tras lo cual agradeció “a los mendocinos que son los dueños de lo que pasó y los dueños de la 7722”.

De igual forma, Mailé Rodríguez (FIT) sostuvo: "Aplaudo al pueblo de Mendoza que a lo largo de toda la provincia se manifestó para defender el recurso más preciado para nuestra provincia que es el agua". "Estos días han sido de un enorme aprendizaje, de demostrar la fuerza que tiene nuestro pueblo".