viernes 16 de abril de2021

En un año crecieron 25% los vuelos internacionales a Mendoza
Sup. Economía

En un año crecieron 25% los vuelos internacionales a Mendoza

Según datos oficiales, aumentó fuertemente la llegada de extranjeros por vía aérea.

  • domingo, 14 de octubre de 2018
En un año crecieron 25% los vuelos internacionales a Mendoza

La aparición de nuevos competidores en el negocio del transporte aéreo provocó un "boom" en la actividad internacional de Mendoza. Prueba de esto es que en los primeros nueve meses del año creció  30,7% la llegada de turistas extranjeros en avión y aumentó casi un 25% la cantidad de vuelos que unen a Mendoza con otros países.

Los números son contundentes. Según la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), entre enero y setiembre del año pasado se registraron 2.959 movimientos comerciales internacionales en el aeropuerto El Plumerillo, mientras que en igual período de este año se alcanzaron los 3.710 movimientos (25,4% más que en 2017).

Cabe aclarar que por "movimiento" se entiende a cada vez que despegó o aterrizó un avión.

La mayor cantidad de vuelos condujo además a que llegaran muchos más extranjeros a la provincia. De acuerdo a un informe del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), entre enero y agosto de este año ingresaron a Mendoza 73.000 turistas no residentes por vía aérea, un valor que supera por 30,7% al resultado del año pasado, cuando llegaron en avión 55.800 turistas extranjeros.

El impacto del dólar

La fuerte suba del dólar durante este año (acumulaba un aumento del 101% al cierre de esta edición) ha cambiado las reglas de juego para el negocio del transporte aéreo.

Máximo Amadeo, director Comercial de Aerolíneas Argentinas, estuvo en Mendoza para presentar la oferta de la compañía para la temporada de verano y reconoció que "se elaboró una estrategia en función de la situación actual del país". Eso incluye una mayor conectividad entre provincias (se incorporan cinco vuelos semanales a Mar del Plata y se llega a 13 vuelos directos de Mendoza a otros puntos turísticos sin pasar por Buenos Aires) y algunos cambios en vuelos internacionales.

"Por la suba del dólar, los pasajeros que habitualmente hacen viajes internacionales han acortado las distancias, y por ende los costos. Los que normalmente iban a Punta Cana ahora solo irán hasta Brasil y los que viajaban a las costas brasileñas, ahora llegarán hasta Bariloche", sumó Marcelo Canton, director de Asuntos Corporativos y Comunicaciones de Aerolíneas Argentinas.

Archivo

Lo positivo es que la misma suba del dólar que perjudica al turismo emisivo favorece la llegada de los turistas extranjeros, como lo demuestran las estadísticas mencionadas anteriormente. También la Encuesta de Ocupación Hotelera del Indec da cuenta de esa situación. El dato más reciente indica que en el período enero-julio de 2018 cayó 3,3% la llegada de turistas argentinos a Mendoza y aumentó  21,3% el ingreso de extranjeros.

Este último dato incluye a los 73.000 turistas que llegaron en avión, más todos lo que lo hicieron por vía terrestre.

De todas formas, más allá de esta situación, la suba del dólar ha sido perjudicial para las empresas, teniendo en cuenta que la mayoría de sus costos están dolarizados. A eso se debe sumar el aumento del precio del barril de crudo, lo que encareció considerablemente el valor del combustible para aviones.

Marcelo Cantón explicó que "este año el precio del combustible subió más de 40% en dólares, más el costo de la devaluación. Eso generó un costo adicional de U$S 120 millones en el año".

Esa situación llevó a que Aerolíneas no pudiera cumplir con su plan de reducción de subsidios por parte del Estado Nacional.

"El año pasado recibimos U$S 170 millones y este año debíamos cerrarlo con U$S 80 millones, pero no será así. Vamos a terminar 2018 con un aporte del Gobierno similar al del año pasado", lamentó Canton. 

Los vuelos de cabotaje

La crisis económica impactó en el nivel de actividad de los vuelos interprovinciales, pero no lo suficiente como para contrarrestar el “envión” que le ha dado a la actividad la aparición de nuevas empresas competidoras y la habilitación de nuevas rutas.

Según los datos de EANA,  en los primeros nueve meses del año los vuelos de cabotaje del aeropuerto El Plumerillo transportaron a 1.009.918 personas, una cifra que superó por 10,7% a la cantidad de pasajeros registrados en igual periodo del año pasado (912.558 personas).

Claro está que la "torta" ahora se reparte entre más actores y un aumento del 10% quizás no es suficiente para garantizar el crecimiento de todas las compañías.

La batalla de las low cost


Existen dos factores que no pueden estar ajenos a la hora de tomar la decisión de viajar: mejorar la experiencia, por un lado, y el bajo costo (low cost), por el otro. Es allí donde las compañías aéreas ahora empezaron a librar una nueva batalla para seducir al cliente.

El "low cost", como modelo de negocio, premia con sus ofertas la anticipación del público a quien contrata el servicio (el pasaje) vía web. Las compañías ven a la Argentina como un mercado para desarrollar y piensan duplicarlo a mediano plazo ampliando sus destinos y persiguiendo la conectividad internacional.

Archivo / Los Andes

En ese concierto de interacción Mendoza es una pieza clave. En nuestro país operan Level (uno de sus rutas lleva a la ciudad de Barcelona), Ryanair Low Cost, Norwegian, Flybondi, Sky Airline y Jet Smart. Esta última -en la Casa de Gobierno- anunció el miércoles que operará en Mendoza y que ofrecerá como destinos nuestra capital y San Rafael.

Antes del desembarco de estas compañías, Argentina estaba entre los países más costosos a la hora de viajar en avión. Los boletos aéreos locales igualaban el valor de los pasajes internacionales. Los representantes de Sky y Jet Smart coincidieron en la revolución aérea, en la importancia de quitar la banda mínima y la eficacia como motor de la competencia.

Cabe recordar que también Aerolíneas salió a competir con una fuerte campaña de precios bajos tras la eliminación de la banda mínima, haciendo ofertas de $ 399 por tramo (hoy trabaja con $ 699 por tramo). "En la primera semana de esa promoción, vendimos 3.000 aviones llenos", contó Máximo Amadeo, el director Comercial de la compañía.

El Plumerillo como base

"El modelo que algunos operadores trataron de mantener en la región ya no es sostenible. Tenían una actitud arrogante hacia el cliente y el modelo low cost ha hecho que los grande players se sientan amenazados", explicó Holger Paulmann, Ceo de Sky Airline. 

En Santiago de Chile, el empresario le confió  a Los Andes que "Argentina está avanzando a un buen ritmo al brindar herramientas para el desarrollo de las low cost.

Considerando todos los cambios que se han hecho, estoy convencido de que van en la dirección correcta porque se está pensando en los clientes”.

Mendoza es uno de los destinos de Sky, la compañía que trabaja para operar en Argentina -desde el Palomar- como ya lo hace en Perú. Paulmann piensa que el mercado aéreo en nuestro país puede duplicarse. "En la actualidad el flujo de pasajeros entre Argentina y Chile se ha dado vuelta", comentó. 

"Hay características comunes entre ambos mercados. Antes trabajábamos con el turismo de compras y volvíamos con los aviones cargados de led, hoy los chilenos viajan para buscar productos fabricados en la Argentina, como los artículos de cuero. Eso permite compensar la caída del cliente argentino en nuestros vuelos", agregó Paulmann.

Compra de aeronaves

"La llegada de los nuevos aviones marca un hito en la historia de Sky, ya que nos convierte en la primera aerolínea low cost con aeronaves de triple impacto: eficiente, segura y sostenible", había afirmado Holger Paulmann titular de la empresa Sky durante la presentación del  A320neo.

Por su parte Mejías en Mendoza adelantó que Jet Smart afectará al servicio en nuestro país una flota de 5 aviones A320 nuevos. "Por cada avión, unas 100 personas se ven beneficiadas por fuentes de trabajo genuino", detalló el salvadoreño. En el ahorro de combustible radica uno de los secretos del "low cost", el otro en mejorar la experiencia del usuario.

En tanto, Aerolíneas Argentinas incorporó 24 aviones nuevos desde 2016. Esto incluye cuatro aviones Airbus 330 -200, cuatro Embraer 190, once Boeing 737 - 800 y cinco Boeing 737 - Max. "Tenemos la flota más nueva del mercado", aseguraron desde la compañía.

Participación de mercado

Según datos publicados por EANA, en 2017 el 47% de los vuelos que salen desde Mendoza son operados por Aerolíneas Argentinas y Austral, el 40% pertenece a Latam, el 5% a Andes, el 4% a Sky, el 2% a Gol y el 1% restante a las demás compañías. 

Archivo

La mayoría de los despegues tienen como destino final Aeroparque (Buenos Aires).

Luego le sigue Santiago de Chile, Ezeiza, Córdoba, Neuquén, Rosario, Lima, Salta, Catamarca, San Pablo, San Rafael, San Luis  y Mar del Plata.