sábado 26 de septiembre de 2020

El recuerdo de Sarmiento en la geografía de Mendoza
Sociedad

El recuerdo de Sarmiento en la geografía de Mendoza

Monumentos, plazas, calles y escuelas llevan su nombre, pero además puede observarse un legado indirecto que marcó a nuestra provincia.

El recuerdo de Sarmiento en la geografía de Mendoza

Por su destacado desempeño como político, escritor, periodista, militar y estadista, pero sobre todo por su gran aporte a la educación del país, Domingo Faustino Sarmiento es recordado hoy, a 130 años de su muerte, y en su homenaje se celebra el Día del Maestro.

Al no haber vivido en la provincia no hay bienes relacionados directamente con su figura, pero sí una serie de monumentos, plazas, calles y escuelas que llevan su nombre, así como testimonios indirectos de políticas impulsadas por el prócer que dejaron su huella en Mendoza.

A primera vista lo que más llama la atención es la Plaza Sarmiento ubicada entre las calles Lavalle, Buenos Aires, Federico Moreno y Montecaseros de Capital donde ayer se celebró el acto oficial para conmemorar a los docentes. Se trata de la segunda plaza que se construyó en la ciudad, conocida hasta fines de los años 40 como la "Plaza Nueva".

Tal como se detalla en la página web del Ente Mendoza Turismo (Emetur), en 1966 el escultor Luis Perlotti realizó el monumento del prócer junto a un cóndor con las alas extendidas que allí se erige.

Graciela Moretti, delegada de la Comisión Nacional de Monumentos, precisó que en Mendoza no hay monumentos nacionales en honor a Sarmiento. De todas formas destacó su importancia en todo Cuyo y mencionó instituciones educativas que lo recuerdan.

Una de ellas es la primaria Domingo F. Sarmiento ubicada actualmente en la calle Julio A. Roca de Capital, así como el Liceo Agrícola y Enológico Domingo Faustino Sarmiento.

"El liceo es heredero de aquella quinta agronómica donde se formaban enólogos y agrónomos que impulsó Sarmiento, por eso cuando la UNCuyo creó esta escuela le puso su nombre", recordó Moretti.

Distribuidas en toda la provincia, hay calles que llevan su nombre, desde la Avenida Sarmiento de Capital y su continuación en la Peatonal Sarmiento, hasta el Carril que se extiende entre los departamentos Godoy Cruz y Maipú. Se agregan además barrios en su honor, como por ejemplo el Sarmiento Norte y el Sarmiento Oeste, ambos en Guaymallén.

Moretti también detalló que en Mendoza funcionó una línea de ferrocarril al que se bautizó con su nombre . "Tenemos un ramal que llega a General Alvear que antiguamente se conocía como ferrocarril del sur, pero cuando se nacionalizaron en el ´49 se le puso el nombre de Sarmiento", relató la delegada.

Maestras foráneas

Tal vez no tan visible como los sitios que llevan su nombre, hay un importante legado del educador presente en la provincia. "Si bien Mendoza no tiene testimonios personales de Sarmiento porque no nació, ni vivió acá, sí hay testimonios indirectos de su acción de gobierno", aseguró la historiadora Adriana Micale.

Parte de ellos son las tumbas de las maestras estadounidenses Mery Olive Morse y Margaret Collord que se encuentran en el Cementerio de la Capital. "Ellas formaron parte del grupo de maestras que trajo Sarmiento a la Argentina", explicó. Las mujeres llegaron a la provincia entre 1890 y 1892 y se desempeñaron como directivas de la Escuela Normal de Mendoza. De hecho, en el Archivo General de la Provincia pueden encontrarse reproducciones de sus fotos y libros de actas de la escuela firmados de puño y letra por ellas. "Las dos se jubilaron en 1910 y se volvieron a Estados Unidos, pero como no se adaptaron regresaron a Mendoza", precisó Micale.

Otro aspecto aún presente que mencionó es la estructura dentro de las escuelas. "La disposición que tienen las escuelas es producto de un estudio que hace Sarmiento cuando viaja a Europa y a Estados Unidos y se ha mantenido por 150 años", señaló. Asimismo aseguró que las bibliotecas populares, tanto ambulantes como fijas en los departamentos, son un legado del prócer.

De todas formas, para Micale, el testimonio más imperante e indirecto es el de las escuelas en general. "Nosotros como mendocinos, en realidad como cuyanos, somos herederos directos de la civilización que introdujo en esa argentina moderna, que él estaba fundando. Si uno se pone a pensar, a fines del siglo 19 y principios del 20, gracias al modelo sarmientino, Argentina se puso en la vanguardia educativa dentro de América", manifestó.

Su visita en 1884

Aunque no vivió en nuestra provincia, como sanjuanino Domingo Faustino Sarmiento visitó en reiteradas oportunidades nuestra provincia. Una de las más recordadas fue en 1884 cuando se alojó en la casa del ex gobernador Francisco Civit y padre de Emilio Civit.

El inmueble está ubicado en la calle Montevideo y es la actual sede de la Junta de Estudios Históricos de Mendoza.

Raúl Romero Day, presidente de la Junta, recordó que según las crónicas de la época, Sarmiento durmió en la habitación que hoy ocupa la hemeroteca. "Se le hizo una gran recepción. Llegó en tren y salieron todos los alumnos a la calle para recibirlo", precisó. Detalló además que en ese entonces ya se visibilizaba su avanzado estado de sordera.

Influencia sarmientina en la agronomía

El desarrollo de la vitivinicultura en la provincia también tiene una gran impronta sarmientina. En ese sentido Micale se refirió a la quinta agronómica, tal como lo hizo Moretti. "Estando en Chile Sarmiento conoce la quinta agronómica en ese país y fomenta cuando viene para Mendoza, la presencia de una quinta agronómica con estudios agrícolas y vitivinícolas", expuso.

Por otra parte la historiadora remarcó que en Chile, Sarmiento se vinculó con el agrónomo Aimeé Pouget quien tuvo un rol fundamental para los mendocinos. "Lo insta para que se venga a Cuyo y finalmente se queda en Mendoza donde introduce el malbec", recordó.

Detalló además que en el siglo 19 San Juan se dedicaba con mayor ahínco a producir aguardientes, mientras que Mendoza ya estaba centrada en los vinos.