El hantavirus sólo puede darse en Mendoza por ‘importación’

El hantavirus sólo puede darse en Mendoza por ‘importación’
El hantavirus sólo puede darse en Mendoza por ‘importación’

Ocurriría si alguien viaja a zonas donde exista el virus y se contagia. Puede transmitirse entre humanos.

Los casos de hantavirus siguen apareciendo en varias provincias del país y generan preocupación. Ayer se conoció uno nuevo en Buenos Aires y ya son 12 los fallecidos. 

Sin embargo, la única posibilidad de que se dé en Mendoza es que sea importado. Así lo advierten los especialistas que aclaran que la cosa es simple: en la provincia no existe el agente que transmite el virus, y si lo hay, la presencia es mínima y no están dadas las condiciones para su propagación. El agente es el ratón colilargo, que vive en zonas rurales, alejadas de la urbe. 

Así, lo que podría suceder es que alguien viaje a una zona donde circule el virus, se contagie e ingrese con esa persona a Mendoza. 

"No hay posibilidades de casos autóctonos", subrayó al veterinaria Belén Rodríguez del Departamento de Enfermedades Zoonóticas y Vectoriales. Detalló que el virus se encuentra particularmente en zonas del norte y sur de Argentina y Buenos Aires. 

“Acá no viven las especies que transmite el virus ni circula el virus, podemos tener casos traídos por transportistas, por viajes a zonas endémicas o porque vengan personas infectadas de otras provincias”, señaló.

"Según estudios epidemiológicos y veterinarios, la posibilidad de existencia en al provincia es muy escasa, aparentemente habría pero no en gran cantidad", destacó el director de Epidemiología, Rubén Cerchiai.

Explicó que su presencia es poca por las características de Mendoza: “le gustan los pastizales y vegetaciones porque se alimenta de frutos y semillas. Nunca hubo en Mendoza, ni en San Juan ni en San Luis”, subrayó.


    Han extremado las precauciones en Epuyén, una de las zonas más afectadas por los casos de hantavirus - Gentileza
Han extremado las precauciones en Epuyén, una de las zonas más afectadas por los casos de hantavirus - Gentileza

Contagio intrahumano

En ese contexto un infectado podría transmitirlo a otras personas en tanto y en cuanto se trate de la cepa de transmisión intrahumana, ya que no todas lo son.

Por otra parte, Cerchiai agregó no todos los ratones están infectados: "se calcula que un 5 % de los colilargos de la zona sur estarían con el virus". Además aclaró que no ha sido descripta la presencia del virus en otras especies.

"La transmisión interhumana solo se ha visto con algunos genotipos (del Sur y Buenos Aires) del virus Andes", explica la Sociedad Argentina de Infectología (Sadi) que ante la situación emitió una actualización epidemiológica.

La entidad explica que se sospecha que la transmisión es en un período corto luego de comenzar con los síntomas y a través de secreciones respiratorias. "También se ha encontrado el virus en sangre, orina y semen. En un estudio en Chile, el 3,4% de los convivientes de pacientes con hantavirus desarrollaron la enfermedad, siendo el probable factor de riesgo más determinante el de pareja sexual", refiere.

Además advierte que hay evidencia de transmisión intrahospitalaria, principalmente a personal de salud, pero también de manera "horizontal" (entre pacientes).

Una enfermedad endémica

Hay ciertas condiciones que favorecen su presencia y la circulación, marco en el cual la temporada de verano es la más propicia. Es que este roedor se reproduce en esta época, por lo que hay más chances de contacto.

La Sadi resalta que la enfermedad es endémica en el país, con una presentación de tipo estacional en primavera y verano, concentrándose alrededor de 70% de los casos entre noviembre y marzo de cada año. Cerchiai detalló que se producen entre 80 y 120 casos por año en el país. Pero por otra parte la misma entidad reconoce como algo infrecuente lo que ha sucedido en Epuyén.

La temporada de verano y vacaciones además favorecen el traslado de personas. Se concentra en zonas rurales y con malezas, por lo que tendrían más riesgo quienes acampen en zonas afectadas, en particular en áreas no preparadas para tal fin.

Cazadores, pescadores, trabajadores rurales, entre ellos. También quienes se alojen en viviendas y cabañas que no se ocuparon durante un tiempo y no se higienizaron adecuadamente.

Mayor incidencia en zonas de pobreza

Por otra parte, el incremento de la pobreza y el deterioro de las condiciones de vida y salubridad inciden en el contacto con roedores. A esto se suma el crecimiento de las ciudades hacia zonas rurales, en la búsqueda de más tranquilidad.

En Argentina las zonas de mayor riesgo son el Noroeste del país que coincide con la ecorregión de Yungas y en menor medida el Chaco Seco. También el Noreste que abarca la selva misionera,la región pampeana y el Delta del Paraná y el bosque valdiviano en la precordillera patagónica.

El hospital Lencinas es referente en enfermedades infecciosas. Sin embargo, Rodríguez destacó que en caso de detectarse síntomas puede consultarse cualquier efector, incluso de menor complejidad, ya que los sistemas de salud están alerta y además saben identificar el cuadro.

Al alojarse en esas zonas en lugares no habitados por un tiempo recomendó ventilar evitando las corrientes de aire y rociando las superficies con una solución de 10% de lavandina, limpiar con protección luego de media hora).

Ya son 12 los fallecidos 

En las últimas semanas, el pequeño pueblo de Epuyén, en Chubut, sorprendió con varios casos de hantavirus, incluso mortales. Fueron en total 10 las personas que perdieron la vida por este virus, ocho de las cuales eran habitantes del lugar. En tanto sumaron 28 los afectados. Por eso las autoridades sanitarias recomendaron no visitarlo.

Sin embargo, luego se conocieron afectados en otras provincias, aunque por otra cepa. La primera se transmite entre humanos, la otra por inhalación. Un hombre murió en Tartagal, Salta y hay otro enfermo allí. En Jujuy también se confirmó un caso y se analizan 3. Otra persona murió en Entre Ríos y ayer se confirmó un caso en Buenos Aires. En total son 12 las víctimas fatales.


El ratón, el principal transmisor del hantavirus. | AFP
El ratón, el principal transmisor del hantavirus. | AFP

Cuidados 

* Evitar la convivencia con roedores y el contacto con sus secreciones.

* Evitar que los roedores entren en las viviendas.

* Tapar orificios en puertas, paredes y cañerías.

* Realizar la limpieza (pisos, paredes, puertas, mesas, cajones) con una parte de lavandina cada nueve de agua (dejar 30 minutos y luego enjuagar). Humedecer el piso antes de barrer para no levantar polvo.

* Guardar leña a más de 30 metros de las viviendas, cortar pastos y malezas en un radio de 30 metros.

* Ventilar por lo menos 30 minutos antes de entrar a lugares que hayan estado cerrados (viviendas, galpones). Cubrirse la boca y la nariz con un barbijo Nº 95 antes de ingresar.

* Acampar lejos de maleza y basurales. No dormir sobre el suelo. Consumir agua potable.

* Si se encuentra un roedor vivo: usar veneno para roedores o tramperas para capturarlo (no tocarlo o golpearlo). Ver si el municipio dispone de un servicio de control de plagas.

* Si se encuentra un roedor muerto: rociarlo con lavandina junto con todo lo que haya podido estar en contacto y esperar al menos 30 minutos. Luego recogerlo con guantes y enterrarlo a más de 30 cm de profundidad o quemarlo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA