El Gobierno suspendió un proyecto inmobiliario en los cerros

El Gobierno suspendió un proyecto inmobiliario en los cerros
El Gobierno suspendió un proyecto inmobiliario en los cerros

Ayer se publicó en el Boletín Oficial la primera paralización de un emprendimiento inmobiliario. Se trata de El Caramillo, ubicado en Luján.

Luego de la declaración de emergencia ambiental se realizó la primera suspensión del impacto ambiental en un emprendimiento inmobiliario en el piedemonte. Según se publicó ayer en el Boletín Oficial, se trata del proyecto denominado fraccionamiento El Caramillo, ubicado en Las Compuertas, en el departamento de Luján de Cuyo.  

La confirmación fue desde la Secretaría de Ambiente. Así, es el primer freno que ocurre desde que el gobernador, Alfredo Cornejo, firmó el decreto que tiene un año de duración y que contempla la suspensión de todos los emprendimientos inmobiliarios y cualquier construcción que se encuentre en evaluación de impacto ambiental que se ubique en la zona del piedemonte mendocino.  

Según pudo comprobar Los Andes, los dueños del terreno que abarca 160 hectáreas ya están notificados y esperarán a que todo se resuelva favorablemente ya que señalaron que la nueva normativa es positiva ya que contribuirá a ordenar esta zona.

Recordemos que el jueves 7 de febrero se conoció que Cornejo había firmado un decreto por el que se decalraba en estado de emergencia ambiental a todo el piedemonte del Gran Mendoza. Esto implica el congelamiento de todo emprendimiento.

La zona es investigada por un equipo de profesionales del Instituto Nacional del Agua (INA), que ultima detalles de un informe de riesgos aluvionales en un área de 1.300 kilómetros cuadrados, desde la subida a Villavicencio hasta la zona Agrelo, en la margen derecha del río Mendoza. Según Mingorance, la idea es que a partir de ese estudio, se redactará una nueva ley de piedemonte, para regular los usos.

En detalle

En el boletín oficial de ayer consta que se procederá a la "inmediata y total suspensión del Procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental bajo la modalidad de Manifestación General de Impacto Ambiental del proyecto denominado: "Fraccionamiento El Caramillo", a desarrollarse en el Departamento de Luján de Cuyo, propuesto por los señores Juan Pablo Mortarotti, Julio Fernando Ozán, Julieta Ozán y Sebastián Matías Giménez cuyo inicio fue autorizado por Resolución N° 244/18-SAYOT, en un todo de acuerdo y por el plazo dispuesto por el Decreto N° 219/19".

Tal como confirmaron a Los Andes, los propietarios de este emprendimiento de 160 hectáreas (aunque la parte a urbanizar es de 33 hectáreas), tenían la audiencia pública para terminar la última parte del estudio de impacto ambiental que contempla esta instancia. "Era para terminar el proceso pero frenaron todo", indicaron.

De todas formas, aseguraron que si bien la novedad los perjudica por cuestiones de tiempo, confían en que el proyecto se podrá llevar adelante ya que es acorde con lo que se pretende para el piedemonte. "Es un proyecto de urbanización rural", dijeron.

Vale aclarar que si bien la zona fue tenida en cuenta en el plan provincial de ordenamiento territorial, sancionado en la Ley 8.999, el piedemonte está sujeto a la categoría de regímenes especiales por la vulnerabilidad de riesgo del área metropolitana de Mendoza. Los propietarios indicaron que comprenden que la intención del Gobierno es ordenar y en este sentido se sienten tranquilos porque siempre se apegaron a la normativa. "Trabajamos de manera consciente, acá el problema es lo que se ha hecho ilegalmente en esta zona", remarcaron.

Por último contaron que hasta poseen pozo de agua propio desde hace cuatro años y que desde hace seis años vienen recorriendo el camino como debe hacerse. "Ojalá todo sea claro y rápido. Las cosas ya se saben como deben ser hechas", terminaron.


    Jose Gutierrez / Los Andes
Jose Gutierrez / Los Andes

Buscan fondos para la Presa Chacras de Coria

El proyecto para construir la presa Chacras de Coria, elaborado en los 80 y optimizado en 2008, requiere una inversión de $1.000 millones e implica la construcción de siete obras y completará el actual sistema de defensa aluvional del Gran Mendoza.

Las siete obras incluyen la construcción de los diques Chacras y Sosa; la creación de los colectores Chacras, Sosa y Blanco Encalada; un trasvase de la cuenca Papagallos al dique Frías (este tiene mayor capacidad) y otro trasvase de la del Maure al Chacras. Los trasvases son necesarios porque los diques Papagallos y Maure fueron construidos en los 30 y 40 para una precipitación máxima probable menor que la actual.

El objetivo del sistema de presas de Chacras de Coria es completar el círculo de protección aluvional que tiene la provincia desde el oeste pedemontano, es decir, el colector Las Heras, el San Isidro, las presas Papagallos, Maure y Frías, el colector Blanco Encalada y el canal Cacique Guaymallén.

Actualmente, el proyecto de declaración pública de los terrenos donde se construirá la presa se encuentra aprobado por la Legislatura provincial y listo para sancionar la ley que lo declara de interés público. La norma permitirá lograr la intangibilidad de la obra, de modo que no sea limitada por ningún proyecto público ni privado que pueda afectar su ejecución.

La declaración de interés público es el primer paso para la expropiación de los terrenos y la relocalización de las personas que allí habitan. Se podrán así ejecutar las obras necesarias, como por ejemplo los diques aluvionales que derivan las aguas de las zonas pobladas y mitigan los posibles efectos de los fenómenos naturales, un principio de solución para las inundaciones del piedemonte .

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA