¿El efecto Guasón en América Latina? - Por Néstor Sampirisi

¿El efecto Guasón en América Latina? - Por Néstor Sampirisi
¿El efecto Guasón en América Latina? - Por Néstor Sampirisi

La escena es épica: casi como un Cristo, el Guasón yace sobre el capot de un vehículo policial mientras a su alrededor Ciudad Gótica arde. De repente revive, se para y observa el caos que lo envuelve. Se ríe. La película de Todd Phillips, interpretada magistralmente por Joaquin Phoenix, puede transformarse en un signo de estos tiempos.

Hong Kong, Francia, Cataluña, Ecuador, Bolivia y Chile son una secuencia sin aparentes puntos de contacto, salvo las multitudes enfrentando al poder. Saqueos, destrucción, represión y muerte se repiten con distintas intensidades. Un malestar que también recorre Argelia, Líbano, Irak y Haití.

Como en El Guasón. Que no es un filme de superhéroes, todo lo contrario. Retrata a un villano con el rostro de un payaso que sintetiza la violencia contenida de miles sin rostro.

Sobre todo, lanza una crítica a las desigualdades del sistema económico, la división de clases y la exclusión que sufren los distintos. En eso funciona en clave antisistema.

Quizás refleje cierto nihilismo que campea en los grandes núcleos urbanos del siglo XXI, cruzados por demandas disímiles y hasta contradictorias, impulsadas por grupos concretos o viralizadas desde las redes sociales.

El “efecto Guasón” sería esa chispa casi imperceptible que enciende el caos y se transforma en un volcán. Está claro que un fuego no se enciende sin que existan las condiciones propicias para que haya combustión. La desigualdad social suele ser la justificación del vandalismo. Pero “las chispas” han sido muy disímiles: aumentos de precios o servicios (Francia, Ecuador, Chile y Líbano), fallos judiciales (Cataluña y Hong Kong) o el resultado de una elección (Bolivia) que se transforman en revueltas. La novedad es que, en buena parte de los casos, carecen de líderes visibles.

A diferencia de la Argentina, Chile mantiene controladas sus variables macroeconómicas y su economía crece sin parar desde hace años. Claro, la riqueza se ha distribuido muy mal, lo mismo que las posibilidades de acceso a salud,  educación y previsión social. El coeficiente Gini, que mide la desigualdad entre los que más y los que menos tienen, muestra a Chile en la mitad superior de la tabla. El coeficiente va de 0 (la igualdad total) a 100 (la total desigualdad) y, de acuerdo con los datos de 2018, Chile alcanza 45,9 justo en la mitad si sólo se consideran los países latinoamericanos medidos. Uruguay es el más igualitario (37), seguido por la Argentina (43,4), Bolivia (43,5) y Perú (45,4). Detrás de Chile aparecen Ecuador (47,2), México (50), Colombia (51,7) y Brasil (54).

Se trata de una asignatura que reprueban todos los países de la región ya que, aún en aquellos que, como Chile, muestran avances muy importantes, en los últimos cuarenta años la distribución no ha sido equitativa. De allí que América Latina sea considerada por la ONU como la zona más desigual del mundo.

Un informe de la Fundación Sol (una organización chilena que estudia estas temáticas), que reproduce BBC Mundo, muestra que el salario mínimo en Chile en dólares comparables (ajustados por el poder de compra) ocupa el sexto lugar en la región (684 dólares), bastante más arriba que los de la Argentina, que ocupa el puesto 14 del ranking con 514 dólares. La misma organización revela que más de un millón de chilenos gana el salario mínimo (420 dólares ) o menos y que un tercio no logra ingresos suficientes como para superar la pobreza.

De acuerdo con datos oficiales, en Chile han saqueado más de 150 supermercados e incendiado al menos tres, 250 cajeros automáticos fueron destruidos completamente, 78 estaciones del metro sufrieron destrozos (se calcula que los daños superan los 300 millones de dólares) y hasta prendieron fuego el edificio del diario El Mercurio, de Valparaíso.

Muy parecido a El Guasón.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA