El durazno en la economía mendocina

El durazno en la economía mendocina
El durazno en la economía mendocina

Para la provincia de Mendoza es muy importante revalorizar el trabajo, la producción del durazno para industria y repensar las tendencias.

Hace unos días se ha realizados el Foro del durazno para industrias, evento sumamente interesante, tanto por el enfoque como por la importante convocatoria y participación de integrantes de la cadena productiva.

El evento contó con el apoyo del Gobierno de la Provincia, el Instituto de Desarrollo Rural, el Consejo Federal de Inversiones, Pro Mendoza y la Cámara de la Fruta Industrializada de Mendoza.

El Foro bajo el lema “Tiempos de Cambio”, tuvo por finalidad revalorizar el trabajo y la producción del durazno para industria y repensar las tendencias actuales y futuras del sector.

Se trata de un paso más que los involucrados en esta cadena de valor vienen realizando desde hace varios años en colaboración con organismos públicos, entidades privadas e instituciones de investigación académicas, como la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNCuyo.

Se ha puesto especial énfasis en la necesidad de ampliar la gama de productos derivados del durazno, dominado hoy por el durazno al natural en lata. Resultan interesantes las posibilidades relacionadas con la pulpa de durazno, principal producto de exportación, por ejemplo para la elaboración de jugos, coctelería y snack.

Se ha puesto un fuerte direccionamiento en entender la conducta del consumidor, los cambios de hábitos y preferencias que se producen en el tiempo.

Se ha contado para ello con un detallado y minucioso estudio del mercado, con muy valiosa información de cómo perciben los consumidores al durazno al natural por edades, sectores sociales y otras variables.

En este estudio surge un aspecto muy interesante a tener en cuenta por la industria, el de que hay un sector de potenciales consumidores que no lo hacen por considerar que el producto contiene conservantes. Cuando en realidad es un producto sin ningún tipo de conservantes que preserva su calidad por el jarabe azucarado y el tipo y forma de envasado. El durazno en lata tiene exactamente las mismas características de la fruta fresca.

Es oportuno traer a consideración la significativa importancia que tiene esta cadena de valor para la economía de la provincia, donde se produce la totalidad del durazno para industria del país. Mendoza se ubica en el cuarto lugar a nivel mundial después de China, Grecia y EEUU. En nivel similar a Chile.

Se producen alrededor de 150.000 toneladas anuales, y se trata de un cultivo muy intensivo en mano de obra ya que la poda, el raleo y la cosecha son prácticamente en su totalidad tareas manuales.

Las condiciones climáticas y de suelos de Mendoza permiten obtener una fruta de alta calidad y pureza, cualidades que se busca trasmitir a la cadena comercial y especialmente al consumidor.

El IDR ha venido realizando periódicamente exhaustivos censos de los montes frutales, el último a finales del 2017. Del mismo surge que en toda la provincia hay algo más de 7.000 h. de durazno para industria, con alrededor de 30 variedades, pero donde una docena concentran el 90% de la producción.

La comparación de los diversos censos permite visualizar importantes cambios en la estructura productiva en los últimos 15 años. El principal cambios es en la localización espacial de los montes frutales, en el tamaño de las unidades productivas y en los rendimientos.

Se ha reducido considerablemente la superficie cultivada en la región noreste y sur  pero existió  un notable crecimiento del Valle de Uco (Tunuyán y Tupungato), que concentra el 58% de la superficie cultivada, seguido del sur con 27% y noreste con 15%.

También el censo muestra una gran dispersión en el tamaño de la fincas, siendo prácticamente minifundios en el sur, en tanto en el Valle de Uco el promedio esta en las 30 h. y con rendimientos muy superiores al resto de la provincia.

En total existen unos 900 productores y unos 20 establecimientos elaboradores.

Desde el punto de vista productivo, existe un problema de concentración de variedades que maduran en un corto periodo, sobrepasando la capacidad de procesamiento. Conjuntamente con la Facultad de Agrarias, se trabaja en ampliar la gama de variedades, que permitan extender el periodo de cosecha y una mejor ocupación de la industria.

Sin duda el Foro ha sido provechoso y muestra que el sector tiene grandes posibilidades de crecimiento.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA