miércoles 30 de septiembre de 2020

El drama que atraviesa Enzo Baglivo: "Perdí toda la fuerza, no puedo levantar ni un vaso"
+ Deportes

El drama que atraviesa Enzo Baglivo: "Perdí toda la fuerza, no puedo levantar ni un vaso"

El jugador de Temperley que se accidentó en octubre, se encuentra en rehabilitación. "Sueño con volver a caminar", afirmó.

El drama que atraviesa Enzo Baglivo: "Perdí toda la fuerza, no puedo levantar ni un vaso"

"Estoy internado en la clínica porque tuve un accidente automovilístico. Fui a comer un asado con mis ex compañeros de UAI Urquiza y al volver a mi casa un muchacho que pasó el semáforo en rojo me chocó, hizo que impacte contra un palo de luz y eso provocó que se me rompa una vértebra a la altura de la cervical. Me tuvieron que operar, la médula ósea quedó muy inflamada y produjo que gran parte de mi cuerpo no se sienta y no lo pueda manejar". Así, Enzo Baglivo, el jugador de Temperley que lucha por volver a caminar, le cuenta su historia a TyC Sports.

El 18 de octubre de este año, la vida del defensor cambió para siempre en ese accidente. Porque lo privó de poder caminar y, obviamente, de entrar a una cancha de fútbol. Igual, de a poco se fue recuperando y hoy se encuentra en un clínica de rehabilitación. "Todos los días es medio rutinario: me despierto, quien me esté cuidando en ese momento me lava los dientes y me da el desayuno, después viene el camillero, me baja a la silla de ruedas y me voy para kinesiología, terapia ocupacional y a charlar con la psicóloga, una hora a cada lugar. Luego almuerzo y duermo siesta hasta las 15.30 porque arranca de nuevo". Dice y afirma: "Es duro aceptar que yo un día me voy a ir de acá y no voy a ser el mismo de antes, porque yo ya no soy el mismo. Mi cuerpo perdió toda la fuerza, hoy no puedo levantar un vaso y necesito que alguien me dé de tomar en la boca. Pero entendí que no puedo".

Además, habla de los que están siempre con él y dice que "que me venga a ver tanta gente no solamente me hace bien, sino que habla un poquito de cómo soy como persona. Creo que algo bien hice y algo dejé en los demás. Es fundamental para que pueda salir adelante, el amor que recibo es clave". Y agrega, en cuanto a toda la movida que hacen sus familiares para juntar fondos para continuar con su rehabilitación: "Ver que mi familia está recaudando de a centavos y dejando su vida de lado para estar conmigo es algo que me fortalece. Hoy me encuentro en silla de ruedas y tengo mucha fe de que voy a caminar. Todo puede cambiar".

Cabe destacar, que en este contexto, Temperley y Talleres -RE- (su ex club), jugarán un partido a beneficio el 29 de diciembre.