El dolor del mendocino que dejaron sin "Mundial"

El dolor del mendocino que dejaron sin "Mundial"
El dolor del mendocino que dejaron sin "Mundial"

Juan Ignacio Viñuelas estaba clasificado para el evento más importante del mundo en Speed Runner, pero no Estados Unidos no le dio la visa.

Juan Ignacio Viñuelas es un mendocino que está entre los mejores del mundo en su actividad, el Speed Runner (jugadores que resuelven más rápido los videojuegos) y estaba clasificado para ir a un torneo que es como el Mundial de la actividad en enero. Es el primer argentino en haber logrado esa clasificación, pero lamentablemente le cerraron las puertas. La Embajada de Estados Unidos le negó la visa para ingresar al país en un hecho insólito y que él cuenta en primera persona.

"Te tengo algunas malas noticias, al final no voy a poder viajar debido a que la embajada de los Estados Unidos rechazó mi solicitud de visa.

Era una situación que podía imaginar teniendo en cuenta los estándares que ellos manejan a la hora de analizar una solicitud, sin embargo me atrevo a decir que la entrevista se dio en un marco de notorias irregularidades que me dan a pensar que hubieron situaciones extrañas más allá de mi conocimiento.

Primeramente, noté una especie de marca en la etiqueta sobre mi pasaporte que no estaba en el momento de entregarlo en ventanilla y luego apareció "misteriosamente" cuando lo recibí antes de ingresar a la sala de entrevistas. Tengo conocimiento sobre algunos "códigos" entre los examinadores para el otorgamiento de visas (mi tío ha sido diplomático de carrera), lo cual me hizo inmediatamente observar de reojo si podía encontrar la misma marca en otros pasaportes de la gente que estaba formando y no encontré a nadie más con esa irregularidad. Ya habiéndome percatado de esta marca cuando hacía fila para ser entrevistado pensé que algo andaba mal al respecto y lo que parecía ser simplemente una corazonada se confirmó con el trato que recibí en la entrevista: docenas de documentos oficiales e información de evidencia acerca del propósito de mi viaje que cuando fueron ofrecidas, el agente de la embajada ignoró completamente.

Documentos demostrando mis lazos familiares aquí en Mendoza con libreta familiar incluida, completamente ignorada. Hojas con links demostrando la legitimidad de los antecedentes que tuve en otros viajes de la actividad, también ignorados. Solvencia económica para afrontar el viaje (mi evento recaudó una cifra de 2.119 dólares), con el resumen y los detalles de cada donación, leídos muy por arriba y completamente desestimados luego de que básicamente le impuse ya a esta altura que examine al menos una de las pruebas.

Al final de la entrevista, consulté acerca del motivo de mi rechazo, a lo cual el agente respondió que no estaba en condiciones de brindar más información, solamente imprimió una hoja citando el artículo 214b, el cual básicamente menciona los requerimientos básicos no siendo convincentes, lo cual es llamativo porque fue un juicio basado en absolutamente nada, todas mis ofertas de exhibición de evidencias fueron denegadas, consideradas "no necesarias", siendo que eran legítimas. Indignado pero aún respetuoso, remarqué uno por uno los puntos citados diciendo "tengo evidencia de absolutamente todo por lo que se me preguntó y no fue analizada, ¿Cuál es el criterio para determinar que las pruebas no son suficientes si ni siquiera se tomaron la molestia de revisar su contenido?". El agente insistió en que no podía brindarme más información.

Mis chances de asistir al AGDQ19 han quedado completamente descartadas tras este suceso, pero si en algún momento se plantea nuevamente cuál es el lugar de Argentina en el mundo y cuáles son las chances de pequeños soñadores con grandes esfuerzos en sus actividades acerca de viajar a los Estados Unidos a demostrar sus habilidades representando a sus países en un totalmente legítimo contexto, no me molestaría para nada que mi ejemplo sea tomado porque además supongo que en la embajada ellos tienen grabaciones de cada entrevista y se puede comprobar perfectamente que la información que brindé fue verdadera y actué de buena fe, totalmente distinto a la respuesta que recibí por parte de las autoridades del recinto.

Los tratados entre Argentina y Estados Unidos acerca del servicio de visas es demasiado pobre, de por sí hay una cantidad muy grande de países en el mundo que tienen pocos requerimientos para ingresar, mientras que en la otra cara de la moneda hay países que ni siquiera tienen permitida la entrada sin importar ningún tipo de condición. Para eventos relacionados al mundo de los video juegos, no hay una visa particular siendo que no califica en categoría de "visa deportitva".

Yo soy un entusiasta soñador muy apasionado con mi actividad, no pretendo que el mundo valore totalmente los esfuerzos y la pasión que he invertido en mis metas e inclusión en las grandes comunidades virtuales por medio de mis aficiones, mi sueño ha sido denegado 2 veces por un sistema burocrático que tiene fallas por todos lados, sería interesante plantearlo como tema de discusión social al menos, incluso si es un asunto de otro país.

A mi caso puedo sumar el de muchos otros miembros de mi comunidad de otros países tanto Brasil como Honduras recibiendo tratos similares, así como han habido casos famosos de competidores de DOTA que tuvieron el mismo inconveniente,

"Lo que un competidor latinoamericano tiene que pasar para participar en un evento en los Estados Unidos va más allá de las capacidades humanas, el trato que uno recibe allí es humillante e irrespetuoso. La celeridad es una prioridad, pero es lamentable que el país con mayor recursos económicos y humanos en el mundo considerado como primera potencia a nivel mundial ni siquiera se molesta en investigar adecuadamente los casos de los aspirantes, lamentablemente hoy llegando al primer quinto del siglo 21 siguen rigiéndose por las reglas que probablemente hayan sido útiles 40 años atrás".

"Remarco también el hecho de cómo nuestro país se encarga por un lado de crear talentos reconocidos a nivel mundial para luego cortarles las alas o, mejor dicho, verlos volar directo hacia la lámpara y caer en llamas".

"Personalmente luego de lo que ocurrió, mi intención principal es avanzar bajo lo que comenzó siendo una broma entre amigos speedrunners con los que me junté en Buenos Aires "si yo no puedo ir a un GDQ, tengo que traer un GDQ acá".

En otras palabras, salvando las distancias, planteé formalmente la idea de organizar la comunidad nacional de la actividad y ver si podemos crear nuestro propio evento, tentativamente en Buenos Aires".

"De nuevo, estoy muy agradecido por la nota que me hizo Diario Los Andes (la cual ofrecí en la entrevista y el agente se negó a revisar)".

"Mis mejores deseos y lamento mucho no haber podido cumplir con las expectativas, mi entusiasmo no es tan sencillo de derribar así que probablemente en un futuro no tan lejano esté encabezando nuevos proyectos competitivos para seguir mejorando en el día a día".

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA