martes 14 de julio de 2020

El cepo ultra hard permite al BCRA cortar la racha de ventas y sumar reservas
Economía

El cepo ultra hard permite al BCRA cortar la racha de ventas y sumar reservas

La entidad ya compró más de u$s 500 millones desde el viernes pasado, cuando puso en marcha las nuevas restricciones.

El cepo ultra hard permite al BCRA cortar la racha de ventas y sumar reservas

Luego de casi 14 días consecutivos en los que el Banco Central (BCRA) perdía reservas de manera sistemática, la entidad monetaria logró revertir el flujo y volver a comprar divisas. Esto se da tras la resolución de finales de la semana pasada en la que impuso mayores controles para la compra de dólares, en función de si se había accedido al mercado cambiario a través del mercado de capitales en los últimos 90 días.

Tras dicha medida, la entidad volvió a comprar divisas en forma consecutiva. Del viernes, cuando acumuló u$s 280 millones en una sola rueda, a este jueves la entidad acumula u$s 525 millones a sus arcas.

El balance cambiario del BCRA evidenció un fuerte desajuste en las últimas semanas, con la entidad monetaria perdiendo reservas en el mercado cambiario y en el mercado de futuros.

Por estos motivos es que la entidad que conduce Miguel Pesce debió emitir una resolución que extendía a 90 días la restricción para acceder al MULC si se había operado dólar MEP o contado con liquidación, lo que dejó a muchos importadores fuera de mercado. Desde entonces, el BCRA pudo comenzar a recomponer reservas y revertir las ventas para poder volver a acumular reservas en el corto plazo.

Juan José Vázquez, head de Research de Cohen explicó que “al cierre de las jornadas BCRA publica stock de reservas y al 3 de junio eran de u$s 42.671 millones, por lo que desde el viernes a hoy variaron u$s 83 millones”.

Si bien la entidad logró comprar u$s 279 millones, la mejora en las reservas fue menor pero con un saldo positivo. En línea con lo que menciona Vázquez, al 29 de mayo el BCRA disponía de u$s 42.589 millones y hasta el 3 de junio el incremento fue de u$s 83 millones hasta los u$s 42.672 millones.

Mateo Reschini, head de research de LBO afirmó que desde que se implementó la normativa del jueves pasado en la que extiende a 90 días la restricción para comprar dólares en el MULC si es que se habían comprado dólar en la bolsa, el Banco Central viene comprando dólares todas las ruedas desde el viernes a la fecha.

Así, finalmente el BCRA pudo cortar la racha de casi dos semanas ininterrumpidas de ventas de dólares, haciendo que el drenaje de reservas sea constante.

El economista Martin Polo explicó que desde el viernes el BCRA dejó de vender y comenzó a comprar aunque con un volumen de compra reducido.

“El BCRA compro u$s 280 millones el viernes y se intuiría que esta semana siguió comprando aunque con poco volumen, todo ello considerando la variación de reservas internacionales que hubo. No creo que este comprando mucho y de los casi u$s 300 millones que compró, casi todo fue el viernes”, señaló.

Posición en futuros de dólar

A partir de dicha resolución que impone nuevos controles para el acceso de cambios y la publicación de la resolución A7030, el volumen de futuros cayó abruptamente, luego de que el viernes se haya visto un incremento del volumen por rolleo de posiciones dado que el viernes vencía el futuro.

Desde la implementación de la medida, el volumen en cantidad de contratos paso de 800.000 previa a la resolución A7030 hasta niveles debajo de 300.000 de los últimos días.

Para Rescihini, el mercado está leyendo que ahora el Central tiene más chances de mantener este tipo de cambio por, al menos unos meses más, mientras se siga con las negociaciones de reestructuración de la deuda.

Aun así, el BCRA continua con una posición vendida de dolares importantes en el mercado de futuros, la cual rondaría en los u$s 2500 millones.

Vázquez de Cohen remarcó que, en relación a la posición de los futuros de dólar del BCRA, el último dato oficial era a finales de abril y en la que la entidad llevaba vendido u$s 1050 millones, con el interés abierto en Rofex en futuros de dólar de u$s 1652 millones. Según detalló , hoy el interés abierto es de u$s 3.452 millones, por lo que se especula que el BCRA tiene posiciones vendidas en dólar por entre u$s 2.500 millones a u$s 2.750 millones.

Reservas netas debajo de u$s 7 mil millones

Uno de los datos que más sigue de cerca el mercado es la dinámica no solo de las reservas brutas sino más bien de las reservas netas. Con la perdida dólares y el goteo en las reservas en las últimas semanas, las reservas netas cayeron rápidamente a niveles debajo de los u$s 7.000 millones, siendo este un tema clave mientras el Gobierno negocia con acreedores el tema de la deuda externa.

Los analistas de Quinquela Fondos agregaron las reservas netas del BCRA se ubicaron a fines de mayo por debajo de los u$s 7.000 millones.

“Esa cifra surge de restar de las reservas brutas -u$s 42.738 millones-, los encajes de los depósitos en dólares (u$s 11.347 millones), los swaps con China y BIS (u$s 22.385 millones) y los depósitos del Tesoro Nacional para pago de deuda externa (u$s 2.221 millones). El saldo es la parte de las reservas que se pueden utilizar para intervenir en el mercado cambiario. Esa cifra no estaba en los niveles actuales desde el segundo trimestre de 2016”, advirtieron.

Según señalan los analistas de Quinquela, debido a dicha dinámica en las reservas netas, el BCRA comenzó a intervenir más fuertemente en el mercado de futuros.

“Dado el poco margen de intervención que tiene el BCRA, recurrió a aumentar su posición vendedora en el mercado de futuros. Esa operatoria tiene la ventaja de no comprometer reservas, pero si la devaluación es mayor a la tasa implícita de la operación de futuro, la autoridad monetaria se verá obligada a emitir los pesos para pagar la diferencia”, explicaron.

La demora en la negociación de la deuda y el estallido de la pandemia de coronavirus y la perdida de reservas hicieron que el BCRA incremente la regulación en el ámbito cambiario.

Los analistas de Quinquela explican que el Central anunció nuevas regulaciones que afectan la operatoria comercial en el balance cambiario producto de las inconstancias financieras que se vinieron desarrollando recientemente.

“El impacto que tuvo la brecha creciente entre el dólar oficial y el contado con liquidación, con la consiguiente necesidad del BCRA de intervenir para lograr el equilibrio del mercado cambiario oficial derivó en una pérdida de reservas, con la autoridad monetaria vendiendo u$s 1.800 millones en el mercado para contener el valor del dólar comercial. Esa situación era insostenible, porque el uso de reservas para el pago de deuda del último año ya había generado una fuerte merma en las reservas netas y no dejaba margen para seguir en esa línea”, afirmaron.

Si bien se dio un deterioro en las condiciones financieras, los analistas advierten que el tema de la deuda resultará un tema central para evitar que el BCRA siga imponiendo nuevas regulaciones para acceder al mercado cambiario. Desde Portfolio Personal Inversiones destacaron que el Gobierno y el Banco Central consiguieron controlar momentáneamente las distintas cotizaciones del dólar, aunque las medidas tomadas en las últimas semanas serán “anecdóticas” si no se soluciona el tema deuda en los próximos días.

“La evolución de las negociaciones está ayudando a bajar la presión sobre el tipo de cambio y de cerrar un acuerdo, se habla en el Gobierno de liberar el mercado de cambios - nada está garantizado-. El goteo de Reservas en las últimas semanas preocupó al Gobierno y al BCRA, llevando a tomar este tipo de medidas de corto plazo y que tienen sus efectos colaterales, como el aumento de la brecha entre el dólar oficial y el dólar. En fin, el éxito o no de la reestructuración de la deuda, definirá el futuro inmediato de las cotizaciones del dólar”, advirtieron.

Julián Yosovitch