jueves 26 de noviembre de 2020

El Central saldrá a jugar fuerte para intentar frenar la corrida
Economía

El Central saldrá a jugar fuerte para intentar frenar la corrida

Mañana la entidad saldría a vender unos 3.000 millones de dólares para evitar que se siga devaluando el peso.

  • domingo, 1 de septiembre de 2019
El Central saldrá a jugar fuerte para intentar frenar la corrida

El Banco Central saldrá mañana a jugar fuerte para intentar frenar la corrida cambiaria: pondrá una suma grande de billetes arriba de la mesa, que podría ser de 3.000 millones de dólares, mientras analiza elevar los encajes bancarios para reducir la liquidez en pesos.

Fuentes de Casa Rosada dijeron que en paralelo el Gobierno hará en la semana una "convocatoria al diálogo a la oposición". Será para aceitar la discusión en el Congreso del proyecto de ley para reperfilar la deuda de largo plazo que arranca el miércoles con la presencia del ministro de Hacienda, Hernán Lacunza. 

Y se esperanzan con la idea de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) anuncie también la fecha para el desembolso pendiente de 5.400 millones de dólares.

Además, en la administración de Mauricio Macri esperan un fuerte gesto de los Estados Unidos, con el aterrizaje en Buenos Aires de la asesora presidencial norteamericana, Ivanka Trump, y del vicesecretario de Estado, John Sullivan. El Presidente habló por teléfono en la noche del jueves con su par estadounidense, Donald Trump.

Hay una paleta de medidas en estudio del presidente de la entidad, Guido Sandleris, y del Comité de Política Monetaria (Copom). Mientras los bancos y brokers esperan las novedades, existe una certeza: el país sufre la escasez de dólares y los inversores financieros están apurando su salida.

Juan Luis Bour, economista jefe de la consultora FIEL, opinó que lo que hay es "una corrida contra el peso". Y advirtió que esta situación "no va a cambiar mucho de aquí a diciembre" por el escenario de indefiniciones de mediano plazo que existirá hasta el recambio de Gobierno.

Las reservas del Central son de 54.098 millones de dólares y su reducción es drástica: en un mes perdieron 13.810 millones. Del total, las netas de libre disponibilidad están en 13.641 millones. Aunque hay un resto del "fortalecimiento" del Fondo Monetario Internacional con lo que se llega a 20.858 millones.

El resto son encajes bancarios por 11.399 millones de dólares y el swap (intercambio de monedas) con China por el equivalente a 18.131 millones, entre otros instrumentos muy minoritarios que son contabilizados como reservas pero no se pueden utilizar para abastecer al mercado cambiario.

Con poder de fuego limitado, Sandleris seguirá el lunes los pasos de Federico Sturzenegger, quien en mayo de 2018 puso un "muro" de oferta de dólares por 5.000 millones a 25 pesos por unidad para frenar la corrida similar. Ahora el "muro" sería de 3.000 millones. Aquella fue una medida de shock que dio resultado por algunas semanas. Luego la crisis se espiralizó y Sturzenegger fue eyectado de su cargo en el Central.

¿Control de capitales?

Tanto en el Banco Central como en el ministerio de Hacienda niegan que se vayan a establecer controles de capitales. Y señalan que, al menos por ahora, tampoco habrá desdoblamiento cambiario. Estuvo en estudio la idea de ponerle un precio al "dólar financiero" y otro al "dólar comercial".

Hay dos problemas centrales que generan esta crisis. Uno es político: el Gobierno está debilitado y con su credibilidad por el piso. El opositor y posible nuevo presidente, Alberto Fernández, aún no fue electo y tampoco envía señales amistosas al mercado.

Ese es un agravante, pero el drama de fondo es que la Argentina sufre de insolvencia de corto plazo: sin ancla fiscal ni acceso a crédito, el dólar al alza refleja la expectativa de un déficit financiado exclusivamente con emisión monetaria e inflación. Y esto, si no hay contención en la demanda de dólares, erosionará aún más las reservas.

Por este motivo, en el ministerio de Hacienda dicen que la situación está ya más en manos de Sandleris que de Hernán Lacunza. El plan tiene que ser estrictamente monetario y cambiario, dado que por su debilidad y descreimiento el Gobierno no está en condiciones de prometer reformas profundas como la laboral, tributaria y previsional para tentar a la calma al mercado.

Los bancos garantizan disponibilidad de dólares

Las entidades financieras de todo tipo -nacionales, extranjeras y públicas- dejaron trascender que todos sus clientes tienen a su disposición los dólares que cada persona o empresa tiene depositados en las sucursales bancarias para -si así lo desean- retirarlos por caja, llevarlos a una caja de seguridad o transferirlos al exterior, sin ningún tipo de restricción.

Es más, algunas entidades ya dispusieron extender los horarios de atención al público para que ningún cliente se tenga que retirar de la sucursal sin haber podido realizar el correspondiente trámite. "Vamos a mostrarles los dólares para llevarles tranquilidad a todos los clientes" dijo un banquero. La extensión del horario ya se vio el jueves pasado y el viernes: en muchos bancos -sobre todo en sus casas matrices- se atendió a clientes hasta cerca de las 8 de la noche.

La extensión del horario obedeció a que hubo demoras logísticas para que los dólares llegaran a alguna sucursal alejada de los tesoros que los bancos tienen distribuidos geográficamente. En este sentido, se dispuso un operativo especial de distribución de dólares para abastecer a todas las sucursales del país