martes 22 de septiembre de 2020

El BCRA tendrá que luchar para no inyectar pesos y evitar otro salto de la inflación
Economía

El BCRA tendrá que luchar para no inyectar pesos y evitar otro salto de la inflación

En un contexto de baja demanda de pesos, el Banco Central tendrá que esforzarse para evitar que el aumento estacional de la base monetaria s

El BCRA tendrá que luchar para no inyectar pesos y evitar otro salto de la inflación

La gestión de Guido Sandleris al frente del Banco Central (BCRA) tiene aún varios desafíos por delante. Si bien el control del dólar es el más visible, el organismo también tendrá que seguir limitando la cantidad de pesos para que no se recaliente la inflación ni se genere más presión sobre el tipo de cambio.

Desde septiembre del año pasado, el BCRA estableció un estricto control de la cantidad de pesos en la economía, con una meta de crecimiento cero de la base monetaria a la que le fue haciendo ajustes estacionales. Entre octubre y diciembre, precisamente, suele crecer la demanda de dinero y este año los pagos de deuda que realice el Tesoro aportarán a la expansión.

Según cálculos de Quantum Finanzas, si todos los pagos de deuda pública a privados se cubriesen con expansión monetaria, la base aumentaría más de 30% con respecto al stock de fin de septiembre. "Aún teniendo en cuenta el comportamiento estacional en el mercado de dinero, los movimientos actuales estarían indicando una situación que se escaparía del escenario promedio observado en los últimos años", advirtió la consultora.

Desde Ieral, en tanto, estimaron que aunque todos los vencimientos de la deuda intra-sector público se refinancien en lo que resta del año, la falta de financiamiento en pesos o dólares podría implicar una emisión de dinero por parte del BCRA del orden del 22% de la actual base monetaria. Ese ratio podría llegar a 80% en 2020 si el gobierno no consigue crédito en moneda local.

El exceso de pesos en la calle puede llevar a una mayor inflación o presionar al tipo de cambio, por lo que Ieral alertó: "El sector público debería recomponer su capacidad de financiamiento en pesos en el mercado, de lo contrario tendrá serios inconvenientes para bajar la tasa de inflación el año entrante".

En Econviews estimaron que la base monetaria podría crecer entre 15% y 30% hasta fin de año. "Solo en diciembre, el Tesoro necesita $ 300.000 millones para pagos de deuda y gastos del gobierno", resumió Mariela Díaz Romero, economista de la consultora. Y agregó: "Creemos que con ventas de reservas va a absorber parte de esos pesos y, por eso, estimamos que la base crecería a un ratio más cercano a 15% que a 30%".

Dado que entre los analistas hay consenso acerca de que el BCRA no va a poder seguir interviniendo en el mercado cambiario al mismo ritmo que lo hizo durante las últimas ruedas, tendrá que retirar pesos por otras vías. Díaz Romero consideró que, en ese caso, "el factor contractivo no serían las reservas sino las Leliq o algún instrumento de esterilización similar". A esa opción, Quantum añadió un posible aumento de encajes o de pases pasivos.

Melina Manfredi