Eduardo Fidanza: “Macri va a ir por la reelección, no tengo dudas”

Eduardo Fidanza: “Macri va a ir por la reelección, no tengo dudas”
Eduardo Fidanza: “Macri va a ir por la reelección, no tengo dudas”

Sociólogo y fundador de la encuestadora Poliarquía, dice que el Gobierno nacional no debió haber abandonado el gradualismo.

Reconocido analista político y de opinión pública, Eduardo Fidanza suele desmenuzar la política nacional en la columna semanal que escribe para el diario La Nación, aunque también se lo suele ver con asiduidad como invitado en programas televisivos de actualidad.

Socio y cofundador de Poliarquía, una de las encuestadoras más respetadas de la Argentina, dialogó con Los Andes después de disertar en el Encuentro Anual para el Desarrollo del Comercio y los Servicios 2018, en la ciudad de Buenos Aires. 

“Esta crisis es una cierta derrota de una estrategia política que se llamó gradualismo”, dice acerca de la difícil etapa económica que se abrió para la Argentina tras el acuerdo con el FMI. Y asegura que “es necesario el logro de consensos básicos para afrontar los desafíos y las asignaturas pendientes de Argentina”, porque “el riesgo es el autoritarismo político si la democracia liberal no puede resolver las demandas de las masas”.

Habla sin pausas de la política nacional, de Mauricio Macri y de Cambiemos, pero se excusa cuando se le pide su visión del gobernador Alfredo Cornejo y de Mendoza. "Tendría que tener más información", dice, aunque igual arriesga una definición: "Cornejo enfrenta contradicciones pero ha dotado al radicalismo de un liderazgo más notorio".

-¿Debemos ser optimistas o pesimistas sobre el futuro inmediato del país?

-En términos de lo que viene está bien que seamos optimistas, pero debemos ser optimistas responsables. Tenemos  buenas chances como país de salir adelante, pero la dirigencia política debe entender que entre el momento crítico en el que estamos y la salida hay un programa para superar dificultades y amenazas que requieren de un acuerdo político. Si tuviéramos un optimismo ingenuo, posiblemente cada fuerza política va a creer  -como ha creído en el pasado- que puede arreglárselas por sí sola sin subscribir un acuerdo.

-¿Y lo ve posible a ese acuerdo en la Argentina actual?

-No imaginemos un gran acuerdo del estilo Pacto de la Moncloa porque no están dadas las condiciones y además porque al gobierno de Cambiemos y al Presidente no le gustan ese tipo de escenarios. Pero  sí creo que tienen que haber acuerdos sectoriales y un acuerdo de gobernabilidad para hacer más eficiente el Estado, que es una cuenta pendiente de la Argentina.

-¿Qué incluiría ese hipotético acuerdo?

-Hay cuestiones que hay que resolver, como la coparticipación federal que se legisló en 1994 con la reforma constitucional pero que nunca se operacionalizó. Hay cuestiones jurídicas... y una cantidad de temas pendientes que requieren de un acuerdo. Pero yo digo, y sostengo, que el incentivo para ese acuerdo, si no son los ideales, tendrá que ser un diagnóstico realista de estas dificultades que la Argentina tiene que superar si quiere salir adelante.

-Usted sostiene que el Gobierno cometió un error al abandonar el gradualismo. ¿Por qué?

-El gradualismo, más que una estrategia económica es una estrategia política que se basa en una constatación elemental: un país con altas expectativas de bienestar y paradójicamente con 30% de pobres, además de con una cultura política donde el Estado ha sido siempre un actor importante, yo diría una cultura política del centro hacia la izquierda; requiere un tiempo para aceptar un programa de modernización, que no significa solamente modificar actitudes sino modificar organizaciones, instituciones, fundamentos jurídicos, costumbres... Entonces, me parece que ese ‘tempo’, esa modulación, es más de la política que de la economía. Lamentablemente los errores de política económica, entre ellos la disparidad entre política fiscal y política monetaria, llevaron a que aquellos grupos económicos y profesionales de la economía que recomendaban un shock severo y salvaje tomaran ahora la iniciativa y dijeran: “Toda esta crisis se la debemos al gradualismo, que es un error”.

-¿Pero para usted no hubo errores del Gobierno?

-Puede ser que haya habido errores de implementación, pero yo rescato el gradualismo  como idea política y lamento que el Presidente esté pidiendo disculpas en los distintos foros asumiendo que eso fue un error.

-¿Cree que Macri ya resignó el gradualismo?

-Yo creo que el gradualismo no se puede resignar, porque ahora hay que sentarse a discutir el Presupuesto 2019 y hay una serie de temas pendientes que pasan por un acuerdo. Ese acuerdo va a ser el promedio de las diferencias entre oficialismo y oposición y tendrá que contar con un consenso interno y con un consenso externo si es que el Fondo Monetario Internacional no quiere que la Argentina se convierta en un país ingobernable.

-Por último, ¿lo ve hoy a Macri yendo  por la reelección?

-Sí, Macri va a ir por la reelección, no tengo dudas.

Perfil

Licenciado en Sociología de la Universidad de Buenos Aires, se especializó en Sociología del Desarrollo en el Instituto de Cooperación Iberoamericana, en Madrid, España.

Desde 2005 es socio y cofundador de Poliarquía Consultores. Es miembro de la Academia Nacional de Periodismo, socio fundador y miembro de la Sociedad Argentina de Investigación de Mercado y Opinión Pública (Saimo) y de la sede Buenos Aires de Wapor (Asociación Mundial para la Investigación de Opinión Pública).

Se desempeñó como asesor del gobierno nacional y del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y ha sido consultor de varios de los principales líderes políticos argentinos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA