miércoles 30 de septiembre de 2020

Durante la era Macri, la inflación total de Mendoza fue de 301%
Economía

Durante la era Macri, la inflación total de Mendoza fue de 301%

Los alimentos, los medicamentos y los servicios públicos lideraron los incrementos. En noviembre el IPC tuvo un alza de 4,6%.

Durante la era Macri, la inflación total de Mendoza fue de 301%

Durante los cuatro años de gestión de Mauricio Macri, la inflación acumulada en la provincia fue de 301%. El valor se vio condicionado por los incrementos registrados en rubros muy sensibles para el bolsillo y con alta incidencia en la medición del Índice de Precios al Consumidor (IPC), como es el caso de los alimentos y los medicamentos.

Por si fuera poco, el informe presentado ayer por la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE) indica que en noviembre el IPC local aumentó 4,6% respecto de octubre. Con eso, el mes pasado fue el de mayor suba después de setiembre, cuando alcanzó 5,6% ya que se notó el impacto de la devaluación posterior a las elecciones primarias nacionales. 

Gustavo Guevara

Para calcular la evolución de los precios en los últimos cuatro años, se tomaron datos de inflación desde diciembre de 2015 a abril de 2016 de la Facultad de Economía de la UNCuyo. A partir de mayo de 2016, se pasó a considerar los de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de la provincia (DEIE). Se debe recordar, que ese mes el organismo oficial retomó la medición, luego de un largo período sin datos, que comenzó a mediados de 2012, durante la gestión de Francisco Pérez. 

El escenario inflacionario

Según el relevamiento de la DEIE, la variación acumulada del IPC entre enero y noviembre de 2019 fue de 48,3% y la registrada en el último año llegó al 52,4%. El 4,6% de suba de precios al consumidor en Mendoza en noviembre se ubicó por encima de la media nacional (ver aparte). 

En cuanto a los rubros dentro del IPC, "alimentos y bebidas" y "atención médica y gastos para la salud" fueron los principales responsables del incremento del mes pasado, ya que registraron un crecimiento de 6,2% y 6% con respecto a octubre. Además, tuvieron una incidencia de 1,9 y 0,8 punto porcentual respectivamente, dentro del nivel general del 4,6%. Otros que subieron considerablemente en noviembre fueron "indumentaria" (5,3%) y "equipamiento y mantenimiento del hogar" (5,2%).

En este panorama se aprecia el impacto de la terminación de algunos programas del gobierno nacional, como Productos Esenciales y el congelamiento de los combustibles, y también de la incertidumbre ante un eventual control de precios. Habrá que esperar para ver qué sucede con las tarifas de servicios públicos -que están congeladas desde abril y hasta enero- y la finalización de los precios sin IVA (el 31 de diciembre).

El economista Sebastián Laza, asesor del gobierno provincial, detalló que en este dato del IPC se aprecia el efecto de la suba de alimentos y bebidas, que es uno de los rubros que primero impacta la inflación. Además, planteó que están influyendo los "colchones" que están haciendo las empresas ante un posible acuerdo o control de precios por parte del nuevo presidente. 

También recordó que están concluyendo los programas que lanzó Macri en los últimos meses para intentar ganar las elecciones y que los combustibles han tenido un incremento que afectará en el costo del flete de productos y servicios. 

Laza planteó que estos factores se están empezando a notar en noviembre y seguirán influyendo en diciembre, en una suba de la inflación. De hecho, consideró que su disminución será uno de los primeros ejes en los que Alberto Fernández deberá trabajar. 

Por su parte, Carlos Rodríguez indicó que va a terminar 2019 con una inflación cercana al 55%, que era la que se había anticipado. Añadió que es verdaderamente alta y coincidió que bajarla debería ser una preocupación fundamental del gobierno nacional.

En cuanto a la composición de los rubros, el economista señaló que tarde o temprano la suba se percibe en todos, pero en primer lugar se observa en los sectores monopólicos u oligopólicos, ya que tienen posibilidad de trasladar rápidamente a precios el aumento de costos. 

Sobre la evolución del IPC, Rodríguez planteó que hay una inercia en la inflación. Estima que va a continuar en diciembre. Cómo siga más adelante dependerá, opinó, de las medidas que tome el gobierno nacional, aunque estimó que el dólar tranquilo va a contribuir a que empiece a desacelerarse, al tiempo que influirán la eventual revisión de tarifas, el acuerdo sectorial que se ha anunciado -y ya motivó un aumento por resguardo- y la evolución de la base monetaria (que haya o no emisión).

La economista Amalia Granata manifestó que estos valores altos de inflación eran esperables por "arrastre" del traslado a precios de una devaluación que llevó el dólar de $ 40 a $ 62. También los atribuyó a que no se implementó el cepo antes, sino que el ex presidente Mauricio Macri esperó a después de las elecciones, por lo que la deuda y la restricción externa generaron un "combo" cuyas consecuencias son evidentes ahora.

A nivel país, el IPC fue de 4,3% durante el mes pasado

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) aumentó 4,3% en noviembre, impulsado por las subas en "alimentos y bebidas"; "salud", "transporte" y "comunicaciones", informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Las consultoras privadas habían estimado en 4,1% la inflación minorista para noviembre, según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que elabora el Banco Central, por sobre el 3,3% registrado durante octubre, al tiempo que calcularon un aumento de 4,3% de los precios en diciembre.

El Indec dio cuenta de que durante noviembre el rubro "alimentos y bebidas", el de mayor "peso" en la ponderación, aumentó 5,3%; "salud" 6,3% debido al aumento de los remedios, transporte 4,6% y comunicación 7,4%.

Medida por región geográfica, el Indec registró una inflación mensual de 4,1% en el Gran Buenos Aires; de 4,5% en la región pampeana; 4,3% en el noreste; 3,9% en el noroeste; 4,5% en Cuyo e igual porcentaje en la Patagonia.

En los últimos 12 meses, los mayores aumentos se verificaron en los rubros de "salud" (71,6%); "comunicación" (61,9%); "equipamiento y mantenimiento del hogar" (58,2%), "bienes y servicios varios" (55,6%); "alimentos y bebidas no alcohólicas" (54,6%) y "prendas de vestir y calzado", (50,1%).

El ministro de Economía, Martín Guzmán, dijo ayer en su primera aparición ante la prensa que el objetivo es llevar la inflación a un dígito, pero "no funciona atacarla sólo con política monetaria; tiene que estar en el centro la cuestión social", algo que "no entendió la gestión anterior".

Con anterioridad, el presidente Alberto Fernández, criticó la política anti inflacionaria que llevó adelante Mauricio Macri al asegurar que su antecesor "pensó que la inflación se combatía bajando el consumo".

A pesar de que el consumo se desplomó "a esta altura lo que tenemos que pensar es que hay otras razones por las cuales los precios aumentan en Argentina", dijo Fernández. /Télam