sábado 15 de agosto de 2020

Deportistas mendocinos dentro del grupo de riesgo aconsejan cómo soportar la cuarentena
+ Deportes

Deportistas mendocinos dentro del grupo de riesgo aconsejan cómo soportar la cuarentena

Cristian Lucchetti, Rosana Mateo y Jéssica Cáceres contaron sus experiencias y concientizan sobre cómo cuidarse.

Deportistas mendocinos dentro del grupo de riesgo aconsejan cómo soportar la cuarentena

Esta cuarentena en la que estamos viviendo puede producirnos, después de varios días de aislamiento, algunas crisis psíquicas como de angustias, miedos, pensamientos confusos, aburrimiento, enojo, intolerancia, frustraciones, entre otras.

Soportar un encierro, cuarentena o aislamiento, no es tarea fácil. Y cuando se trata de la salud ante un virus que no tiene vacunas y la gente se muere, se le suma la preocupación. Si esto le sucede a una persona sana, imaginemos entonces a una que padece una enfermedad que la ubica dentro del grupo de riesgo.

¿Y qué pasa con los deportistas de alto rendimiento, que están de lunes a lunes entrenando mentalizados en el marco de la exigencia e hiperactividad, para afrontar torneos, nacionales e internacionales?

Esta nota englobará ambos casos: la de un deportista aislado sin poder ir a entrenar a su club pero que pertenecen al grupo de personas inmunodeprimidos o con enfermedades crónicas (cardíacas, pulmonares, renales, hepáticas, sanguíneas o metabólicas como la diabetes).

Los Andes dialogó con Rosana Mateo (51 años), con once participaciones en el Mundial para Trasplantados y jugadora de softbol, Jéssica Cáceres Otto (52) velocista en 100 metros recuperada de un Hodgkin, y Cristian Lucchetti (41), futbolista mendocino, que tiene un excelente presente en Superliga, en Atlético Tucumán.

Rosana Mateo, madre de la jugadora de hockey de River y de Las Leonas Priscila Jardel, sabe muy bien cómo es estar en cuarentena y depender del aislamiento para defender la vida. Al igual que Yésica, quien logró recuperarse de un cáncer en el gánglio linfático.

El 'Laucha', por su parte, es diabético, y fue de los primeros futbolistas que apoyó la decisión de River Plate para que se suspendan los torneos de AFA (cuando se confirmó la pandemia), algo que finalmente ocurrió.

Sus experiencias

"El hecho de ser insulinodependiente no me cambió en nada ni me impidió a hacer lo que quería, que era jugar al fútbol. Pero sí asumirlo con mucho respeto y cuidado. Sabía lo que era esta enfermedad y lo que me podía pasar si no me cuidaba", contó Lucchetti.

Y luego el futbolista confió: "Nunca tuve situaciones de cuarentena por la diabetes, pero sí operaciones como la de tibia y peroné por lo que estuve casi 3 meses en una cama. Y sí sufrí la ansiedad de querer volver a caminar y entrenar".

En el caso de las dos mujeres de esta entrevista, la experiencia con cuarentenas viene de mucho antes. Rosana fue trasplantada cuando Priscila era bebita.

Y sobre su experiencia contó: "Hace muchos años atrás cuando me tocó estar encerrada a la fuerza, aprendí a organizar el día haciendo lo que podía mientras estuviera en condiciones. Somos seres rutinarios, eso nos produce cierta estabilidad. Entonces disponía tiempos para hacer algunos ejercicios, para oí­r música, para leer, para ver los play off de baseball, y no podí­a mucho más", contó Mateo.

Pero no era suficiente: "Tuve una psiquiatra en el Hospital Antártida de Caballito que solo recuerdo se llamaba Daniela, cada vez que ella llegaba me preguntaba cómo me sentía y yo contestaba bien. Y la realidad fue que no era cierto. Entonces me pidió que escribiera cómo me sentía, y cada vez que lo hacía dejaba la hoja húmeda de tantas lágrimas. Pero me hacía bien poder sacar todos esos miedos que tenía", confió Mateo.

"No fue sencillo el encierro, como no lo es ahora para tantos, yo peleaba por mi vida y por ver crecer mi pequeña (por Priscila)", manifestó la profesora de educación física.

Mientras que la Máster en atleta contó que "de no ser por la cuarentena, estaría preparándose para el Sudamericano en Chile".

"Tuve el cáncer cuando tenía 24 años, en el '92 y en ese momento pensé que jamás volvería a correr, pero el deporte me ayudó a superarme. Fue una carrera más en mi vida y me propuse que no me iba a ganar. Jamás perdí la fe y la esperanza. Cuando me apareció la enfermedad, ni en sueños imaginé en correr de nuevo y menos en un torneo de esta magnitud. Ir a un Sudamericano es un poco fuerte", confió la velocista quien también cumple su cuarentena haciendo ejercicios desde casa.

"En principio pensás, por qué a mí. Pero después, ¿y por qué no? Con esa filosofía tenés más fuerza para combatir y salir ganador. Es una carrera que la corrés solo y sabés que la meta, aunque lejos, la cruzás", afirmó Cáceres.

Sus consejos ante el temor por contagio

Para Lucchetti "lo que siento ahora es temor ante esta situación de coronavirus. Y tengo que tomar los recaudos necesarios pero no sólo por mí sino por mis hijas, con las que estoy todo el tiempo. Y por nuestros seres queridos, como mi viejo y mi hermano que están en Mendoza. Trato de cuidarlos a la distancia", aclaró.

Para Lucchetti “lo que siento ahora es temor ante esta situación de coronavirus. Y tengo que tomar los recaudos necesarios pero no sólo por mi sino por mis hijas, con las que estoy todo el tiempo. Y por nuestros seres queridos, como mi viejo y mi hermano que están en Mendoza. Trato de cuidarlos a la distancia”, aclaró.

Y continuó: "Hay que considerar que esto es inusual en la vida de todos y estamos aprendiendo un poco a convivir y a conocernos más, a compartir cosas que cotidianamente uno pasa por alto. Esta cuarentena tiene que ser un momento especial de compartir y de ayudarnos entre todos, y sobrellevar este momento que no es fácil. Es pasar de 100 a 0 en las actividades. En mi caso estoy acostumbrado a ir a entrenar todos los días, los fines de semana estar concentrado, viajar y jugar. Y si bien cumplo con la rutina de entrenamientos en casa, ayudo en los quehaceres y lavo el auto -entre otras cosas- para distraerme, no sabemos cuándo se reiniciará el campeonato. Y esta incertidumbre provoca ansiedad", confió Lucchetti.

Poder asimilar lo que está sucediendo para luego organizarse en casa es un buen método para luego ver con claridad nuestras posibilidades en el dí­a a día. Esto es lo que sostienen.

"Solemos tener días con muchas pilas y otros no tanto. Imagino que hoy somos muchos los que peleamos por lo mismo, espero tenemos que tener la fortaleza de no bajar los brazos y la empatía de hacerlo por los otros. Muchas veces un abrazo nos puede curar tantas angustias. Hoy no se puede, pero hoy la demostración de afecto es valioso en estos casos y se pueden demostrar de muchas maneras", afirmó Rosana.

Cristian pidió "ser solidarios. Entre todos tenemos que ayudarnos. Pero no solo con palabras sino con hechos. Es un virus peligroso que ha dejado muchas víctimas y seguirá haciendo daño. Todavía no llegó en magnitud hasta acá por una posición geográfica y porque se tomaron medidas importantes a tiempo. Y creo que, si hace falta que estemos 15 días o uno, dos o tres meses más en cuarentena, será por el bien de todos".

Yésica Cáceres, de Cavem.

Y Jéssica enumeró cualidades y obligaciones de la persona que "debemos poner en práctica: tomarlo con responsabilidad, informarse para actuar correctamente y paciencia".

Y coincidiendo con Lucchetti, la atleta concluyó: "Hay que pensar que es duro este momento pero pasará y será una experiencia muy enriquecedora porque de lo malo, también se rescatan cosas muy buenas".