viernes 3 de julio de 2020

De Mendoza al mundo: Ethereal, un videojuego multipremiado
+ Deportes

De Mendoza al mundo: Ethereal, un videojuego multipremiado

La creación de Nicolás Recabarren y Tomás Batista salió a la venta en los principales sitios de compras de videojuegos online.

De Mendoza al mundo: Ethereal, un videojuego multipremiado

Estaban nerviosos. No querían que ningún detalle arruinara el primer gran objetivo de este marzo que será inolvidable para el mendocino Nicolás Recabarren y el platense Tomás Batista.

"Estamos cruzando hasta los dedos de los pies", dice este último. Y no es para menos, es que después de años de trabajo y de llevar adelante esta locura de crear un videojuegos entre sólo dos personas, ayer salió a la venta mundial, Ethereal en tres sitios de distribución.

Este videojuego de origen local tendrá su segunda gran prueba el 20 de marzo cuando se entreguen los premios IGF 2019 (que es como los Oscars de la actividad). Hace seis meses, más precisamente el 7 de setiembre, Ethereal entró a formar parte del paquete de Humble Monthly de la empresa internacional Humble Bundle en la que consiguió más de 15.000 descargas y desde la tarde de ayer también puede conseguirse en Steam e itch.io. Y lo más importante es que para todos los argentinos tendrá un precio casi simbólico de 80 pesos.

Ethereal es una experiencia profunda donde el jugador debe encontrar su camino dentro de una serie de niveles intrincados y abstractos, utilizando diferentes tipos de mecanismos que le permiten modificar el entorno o la dirección de movimiento del personaje.

Cada rincón de su mundo ha sido cuidadosamente diseñado para comunicarse sin ningún texto y exponer un nuevo rompecabezas para resolver sin presión de tiempo, evocando un estado mental introspectivo.

Así se presenta esta joya que tuvo su génesis en Nonsense Arts. Nicolás define al juego como "abstracto" en todos sus sentidos. "Nos agarramos por completo de este concepto. No hemos usado texto en todo el juego. Se explica a sí mismo, de principio a fin, sin usar texto en ningún momento.

Entonces el jugador aprende a jugar sin necesidad de que nosotros le expliquemos como debe hacerlo. [… ] El juego tiene una historia que se da a entender con estos aspectos abstractos. Además, cada jugador le da una interpretación subjetiva, y genera una discusión sobre el juego y su historia".

"En Ethereal, la gracia o la idea era hacer algo que no tuviera esa correlación con la vida real, que fuera completamente independiente y en donde no podamos hacer esa conexión directa. No se puede entender o relacionar el juego con nada de la vida real, es un sistema independiente", dice el mendocino.

Los jugadores se apasionan con la navegación de su mancha de colorido a través de niveles cada vez más complejos mediante la manipulación del mundo que lo rodea. Mientras que algunos juegos de rompecabezas requieren una mentalidad de carrera contra reloj, Ethereal se destaca al permitir que los jugadores se tomen su tiempo para atravesar los niveles llenos de paredes, clavos y plataformas móviles.

Simple en concepto pero difícil en ejecución, el objetivo es llegar desde el punto de inicio hasta el final, como un laberinto" se puede leer en páginas de críticas internacionales. Para cada acción, hay un estado de reacción opuesto a la Tercera Ley del Movimiento de Newton, y dado que los videojuegos son conocidos por doblar y romper las leyes del mundo real,  Ethereal ha optado por utilizar reacciones basadas en audio.

Cada acción realizada en el juego proporciona un sonido, cada uno misterioso y mesmérico, que cambia en función de la acción específica realizada, como pasar por plataformas o girar el nivel para llegar a nuevos lugares. El juego también cuenta con una banda sonora de ensueño de Tomás Batista, quien creó la música y el diseño de sonido para el juego y que ya puede escucharse en Spotify (Ethereal, Official Soundtrack).

Nicolás Recabarren. El mendocino, cabeza del proyecto.

La dupla se conoció en Facebook casi por casualidad y desde allí no se separó. "Yo estaba haciendo un proyecto para una jam (un evento de 48 horas en el que dan un tema y tenés que hacer un juego completo súper rápido) y pregunté si algún musico podía ayudarme. Tomás se interesó, lo hicimos y como trabajamos bien, lo invité en un par de proyectos más, hasta llegar a Ethereal", cuenta Nicolás quien ha estudiado Ingeniería en Sistemas en la Universidad Tecnológica.

Tomás es baterista y desde hace varios años se encarga del diseño de sonido de videojuegos y cortos, además de componer las bandas sonoras de los proyectos.

"Creo que el audio es una herramienta muy poderosa para involucrar y comunicar ideas, estados de ánimo y sentimientos abstractos. Es por eso que siempre quiero experimentar y tratar de llevar el conjunto de notas o sonidos más auténticos y útiles a los proyectos en los que trabajo", dice el músico.

Ethereal tiene entre sus múltiples reconocimientos haber obtenido el segundo lugar en un proyecto de mentoría en 2016. Fue seleccionado como uno de los juegos del año, en el evento Meet The Game, organizado por gamedia en 2016. Fue nominado en seis categorías en los Development Awards 2017, organizados en el contexto de Game Connection América, en San Francisco y ese mismo año en el “BIG Festival” ganó mejor sonido frente a varios juegos internacionales de alto calibre, donde también estuvo nominado a mejor juego latinoamericano.  Los ganadores de los Premios IGF recibirán más de 50.000 dólares en premios, incluido el Gran Premio Seumas McNally de 30.000 dólares, según revela la página de la IGF. Además  serán transmitidos en vivo por Twitch el 20 de marzo.

Requisitos Mínimos

SO: Windows Vista/7/8/8.1/10 x86 or x64

Procesador: Intel Core2 Quad Q8200 (4 * 2330) / AMD Athlon II X4 645 AM3 (4 * 3100)

Memoria: 4 GB de RAM

Gráficos: DirectX10-compliant card with minimum 512 MB RAM

DirectX: Versión 10

Almacenamiento: 200 MB de espacio disponible