viernes 10 de julio de 2020

De la bodega a casa: una experiencia enogastronómica única a domicilio
Guarda14

De la bodega a casa: una experiencia enogastronómica única a domicilio

Trasladar la propuesta de sus restaurantes a cada hogar es la acción desarrollada por varias bodegas en cuarentena. El caso de Chandon.

De la bodega a casa: una experiencia enogastronómica única a domicilio

La experiencia es superadora. Recibir en casa un servicio gastronómico con un menú de pasos y los vinos para maridar cada uno de éstos, en poco (o en nada) se le parece a un servicio de delivery de comida común y corriente.

Con la imposibilidad de abrir las puertas de sus restaurantes, en este momento de cuarentena muchas bodegas salieron a la conquista de los paladares de los mendocinos con la misma propuesta enogastronómica que ofrecerían en sus espacios pero para disfrutar desde casa; con el plus de, a través de una plataforma virtual, poder compartir la cena con los chefs responsables. Una acción por demás exitosa.

Lo divertido e interesante de la experiencia es que el comensal logra sentirse parte del equipo de cocina. ¿Cómo? Al recibir el menú, además de organizar un servicio de mesa acorde a la comida a degustar, debe ponerse manos a la obra para calentar o enfriar algunas preparaciones, organizar los ingredientes y montar los platos para llevarlos a la mesa.

Plato principal: roll de cordero.

Chez Toi –Desde Casa- es el nombre con el que Bodegas Chandon y Terrazas de los Andes denominaron esta experiencia que está en marcha desde hace algunos días.

En una caja de madera, el destinatario recibe cada paso del menú identificado con un número y envasado al vacío. Además, los vinos que acompañan cada plato y, por supuesto, el pan, una botellita de aceite de oliva o un blend de té en hebras para el final de la comida o alguna otra delicatesen.

Claro que cada box tiene su correspondiente instructivo para que el comensal, sin la presencia del chef, pueda armar su plato tal cual se presentaría en el restaurante. Indefectiblemente, uno tiene la sensación de haber colaborado en esa elaboración, o ¿acaso la presentación y temperatura de los platos no es un paso fundamental en todo este proceso?

A cargo de los maestros de cocina Matías Gil Falcon (Chandon) y Noelia Scquizziatto (Terrazas de los Andes), el menú pensado para el ciclo Chez Toi es un recorrido gourmet por distintos ingredientes, sabores y texturas.

Pensado en cuatro pasos, la recepción está compuesta por dos appetizers: mini sandwich estilo katzu de lengua confitada y un macarrón de curry con salmón y pepino, maridado con Chandon Apéritif. Como entrada, trucha escabechada y vegetales encurtidos con Chandon Cuvée Reserve Pinot Noir; y de principal, un roll de cordero braseado en su jugo, hummus de garbanzo especiado, remolachas y berenjenas ahumadas. El vino que acompaña este paso es Terrazas de los Andes Apelación de Origen Las Compuertas 2018. Por último, el postre: mousse de dulce de leche, centro de espirituoso y baño de chocolate con crocante de avellanas que se recomienda acompañar con el espumante de la entrada.

Para los amantes de estas experiencias –muy recomendables-, ambas bodegas ofrecen la posibilidad de conectarse, a través de Zoom, con los chefs y el equipo de enólogos quienes, cada viernes a las 20, ofician de anfitriones de la velada para guiar el disfrute de los platos y sus maridajes.

Cada paso viene acompañado de un vino de la bodega.

Más de 60 personas –los invitados al lanzamiento de la propuesta- se conectaron el 22 de mayo, a la hora indicada, con sus mesas listas para comenzar la cena virtual en la que estuvieron también, los chefs a cargo, los enólogos Diego Ribbert y Marcos Fernández y gran parte del equipo de Eventos de Chandon, encabezado por Lorena Cépparo.

Durante más de dos horas, los comensales compartieron la cena virtualmente y tuvieron la posibilidad de escuchar a los hacedores de platos y vinos quienes contaron cómo idearon el menú y el maridaje, además de mostrar el montaje de platos.

Desde ese día, cada viernes, está la posibilidad de formar parte de esta propuesta que bien podría volverse habitual, más allá de la vuelta a los restaurantes. Al respecto, Lorena Cépparo, gerenta de Eventos y Comunicación Enológica de Chandon, comentó: "Todavía no hemos decidido si será una propuesta permanente; creemos que sí. Nos parece que es una alternativa muy buena para que la gente pueda utilizar para regalos, celebraciones y otros eventos".

Como Chandon y Terrazas de los Andes, también hay otras bodegas que están incursionando en servicios similares para los mendocinos. Es el caso, por ejemplo, de Espacio Trapiche, comandado por el chef Lucas Bustos, y el restaurante Osadía de Crear, de Susana Balbo Wines.

Sin embargo, no todo es comida en esta época de cuarentena. Debido a esta situación de distanciamiento social, el programa Yoga por los Caminos del Vino también dio una vuelta de tuerca a su ciclo y para continuar con la actividad, ideó un encuentro virtual que incluye una clase de yoga a través de Zoom, en la que cada participante recibe previamente un espumante de Bodega Bressia, y así, se puede vivir en gran parte la experiencia en su formato original.