jueves 29 de octubre de 2020

Crece hasta 15% el consumo de segundas marcas
Economía

Crece hasta 15% el consumo de segundas marcas

Los compradores mendocinos optan por productos más baratos dado el deterioro de su bolsillo. Aseguran que la calidad es similar.

Crece hasta 15% el consumo de segundas marcas

La pérdida del poder adquisitivo de los salarios, sumada a las campañas realizadas por los propios supermercados, ha impulsado el consumo de marcas propias y segundas marcas. Si bien las estadísticas oficiales muestran una clara contracción del volumen general de ventas de las grandes cadenas, los empresarios afirman que esos productos en particular están creciendo en volumen y facturación.

De hecho, un estudio de la consultora Kantar Worldpanel demuestra que el consumo masivo lleva cuatro meses de caída consecutiva, pero aclara que no todos los productos se encuentran atrapados en esa tendencia negativa. "Las primeras marcas siguen siendo las más afectadas, pues son las únicas que caen y lo hacen en ocho de cada 10 categorías", afirmó Federico Filipponi, director comercial de la consultora. 

“Refrigerados, lácteos y alimentos secos son los sectores donde los hogares están optando por segundas y terceras marcas con el objetivo de cuidar su presupuesto”, agregó.

Cifras crecientes

Representantes de Walmart y Chango Más explicaron que a nivel nacional se viene dando un crecimiento de la participación de las marcas propias sobre el total de la facturación. "Al cierre del 2017 esos productos representaban el 12% de la facturación total y para finales del primer semestre de este año estábamos pasando el 15%, por lo que hubo un crecimiento de tres puntos porcentuales. Es bastante para seis meses", comentaron.

"Tenemos dos grandes marcas propias, una es Great Value y la otra es Equate. La primera es fundamentalmente productos de almacén y la otra es de productos de perfumería y limpieza", aclararon.

"Es un fenómeno nacional y en Mendoza se dan los mismos números. Hay dos grandes factores que impulsan esta situación", introdujeron desde el supermercado.

"Uno es lógicamente la coyuntura, que en los últimos años ha hecho un corrimiento de las primeras marcas a segunda marcas y marcas propias, algo que se ha dado por la pérdida del poder adquisitivo de los salarios. Además, muchos consumidores empiezan a abandonar categorías, como lo ha relevado la consultora Kantar Worldpanel. Ellos dicen que en los últimos tres meses, de forma consecutiva, vienen relevando que cerca del 70% de los hogares empieza a resignar categorías básicas", indicaron.

"Por otro lado, la marca propia empezó a jugar un rol muy importante en la estrategia y en la dinámica comercial de la compañía. En julio del año pasado lanzamos un sistema de precios que tenía tres componentes: los productos señalados como imbatibles, las rebajas y las marcas propias", indicaron.

También representantes de Carrefour se refirieron al fenómeno de crecimiento de las marcas propias. Si bien no dieron detalles sobre los disparadores de los cambios de hábitos de consumo, revelaron que el crecimiento de las ventas de estos productos es significativo. "En la región Cuyo, los productos Carrefour crecieron el 24% en volumen. Esto demuestra un incremento en la confianza de nuestros clientes, quienes no solo eligen los productos, sino que comienzan a recomendarlos a sus amigos y familiares por la excelente relación calidad y precio", indicaron.

Fuerte competencia

Julián Mellicovsky, fundador y director de Ecovita, una segunda marca proveedora de productos de limpieza en supermercados Átomo e Híper Libertad, también se refirió a los cambios de hábitos de consumo. "Tenemos un público que es cada vez más importante. Se trata de gente joven que no viene con preconceptos de cuál marca tiene que comprar", indicó.

"La crisis ha acelerado el consumo de segundas marcas. Los compradores buscan proteger su consumo y su bolsillo accediendo a otras alternativas", agregó.

"Son productos muy buenos que superan en algunos casos a la mayoría de las marcas líderes, combinado con precios low cost. Hay brechas de precios que van del 10% al 30%", señaló el empresario.