jueves 29 de octubre de 2020

Cómo hizo un pueblo de Italia para derrotar el coronavirus y levantar la cuarentena
Mundo

Cómo hizo un pueblo de Italia para derrotar el coronavirus y levantar la cuarentena

Mientras estremecen las cifras del avance de la infección en ese país, Vo ‘Euganeo ha mantenido bajo control la dispersión del virus.

Cómo hizo un pueblo de Italia para derrotar el coronavirus y levantar la cuarentena

Pese al desolador panorama en Italia, con una alta cifra de mortalidad por coronavirus, en Vo' Euganeo, un pequeño pueblo del norte, cercano a Padua -región de Véneto-, un "experimento único" de las autoridades logró mantener bajo control la dispersión del brote y hasta retornar con las actividades diarias sin cuarentena.

La rápida reacción de los médicos y autoridades siguió a la muerte de Adriano Trevisan -de 77 años-, el 21 de febrero, lo que significó el primer fallecimiento en Italia por haber contraído el virus Covid-19. La enfermedad había sido detectada en Trevisan y Renato Turetta (de 83 años), dos amigos que solían jugar a las cartas en los bares del pueblo y permanecían internados en un hospital por padecer pulmonía.

Inmediatamente, el alcalde Giuliano Martini ordenó una estricta cuarentena para todos los habitantes, fueron cerrados bares, escuelas y tiendas y ya nadie podía entrar ni salir sin permiso de Vo' Euganeo. "Era como estar en guerra", grafica Martini ese paisaje urbano acordonado por policías y militares.

Un centro de análisis fue instalado en la escuela del pueblo, con el propósito de realizar exámenes que pudieran detectar a infectados de coronavirus. Finalmente, todos los pobladores aceptaron someterse al test, facilitado por un kit que había elaborado la Escuela de Medicina de la Universidad de Padua, que dirige Stefano Merigliano. "Esto no hubiera pasado sin el espíritu de colaboración de todos los vecinos", destacó Martini.

Los resultados del relevamiento descubrieron el virus en 89 personas, que fueron confinadas a un aislamiento inmediato por 14 días. Llamativamente, entre el 50 y el 60 por ciento de esos casos positivos presentaba pocos o ningún síntoma. "Tener ese porcentaje de asintomáticos es peligrosísimo porque esas personas siguen su vida habitual y contagian a un número muy elevado de personas", explicó Andrea Crisanti, profesor de Epidemiología y Virología del Hospital de la Universidad de Padua y también docente en Imperial College de Londres (Inglaterra).

A partir de esas conclusiones se decidió transformar Vo' Euganeo en un laboratorio experimental único en el mundo. Doce días después de los primeros exámenes, todos los pobladores volvieron a ser revisados y aparecieron sólo ocho casos de coronavirus, de los cuales seis estaban relacionados con los anteriores. Todos esas personas volvieron a ser aisladas.

"Demostramos científicamente que el período de incubación del virus es de dos semanas y que cualquier estrategia de contención de esta pandemia tiene que tener en cuenta el elevado número de casos positivos asintomáticos. Sin embargo, el experimento de Vo' Euganeo no es replicable en ciudades más grandes, aunque sí es posible controlar la difusión del virus a nivel barrial", señaló Crisanti a Clarín.

El 8 de marzo, dos semanas después de la muerte de Adriano Trevisan, el Municipio decidió poner fin a la cuarentena general, hasta que el 20 de marzo salió a la luz un nuevo brote de coronavirus en el pueblo. Pero, esta vez, Vo' Enganeo está preparado para realizar más de 10 mil pruebas médicas diarias a personas en riesgo, un universo en el que también están incluidos el personal sanitario, los policías y otros empleados públicos.