domingo 5 de julio de 2020

Coronavirus en Argentina: ¿Por qué las naranjas valen lo que valen?
Fincas

Coronavirus en Argentina: ¿Por qué las naranjas valen lo que valen?

En un contexto confuso en materia de precios de los alimentos, los productores citrícolas salieron a explicar cómo se forma el precio de la

Coronavirus en Argentina: ¿Por qué las naranjas valen lo que valen?

Los precios de los alimentos están por estos días en la mira de todos, especialmente los de productos perecederos como la carne, las frutas y la verdura. Expuestos a comportamientos anormales del mercado provocados por la cuarentena -como altas demandas concentradas en pocos días y trabas para que la oferta llegue a los mercados- y a la especulación de algunos comerciantes, los precios de algunos productos se multiplicaron sin control.

En ese contexto surgieron duros mensajes por parte del mismísimo presidente Alberto Fernández avisando que se controlará y se castigará a quienes busquen sacar provecho de la situación. Al mismo tiempo, desde el Mercado Central de la ciudad de Buenos Aires, el flamante presidente Nahuel Levaggi impulsó un "compromiso social de abastecimiento a precios justos", a partir del cual cada semana se publican precios mínimos y máximos sugeridos para la venta de frutas y verduras al consumidor. Y para completar, desde entidades de productores salieron a explicar cómo se forma el precio de sus productos.

Por ejemplo, la Federación del Cítrus de Entre Ríos detalló por qué las naranjas aumentaron llamativamente de precio en las últimas semanas.

"En primer lugar, porque la fruta que está ahora en el mercado estuvo guardada en cámaras de frío por más de 150 días para que llegue en esta época al mercado, con la calidad que exigen los consumidores", indicaron.

Según la Cámara, hoy el costo de poner en el mercado un kilo de naranja de frío es de 25-36 pesos por kilo, mientras que en las verdulerías el precio está entre 60 y 100 pesos el kilo.

Además explicaron que en esta época del año (contra estación) donde no hay naranjas en planta, la falta se cubre con fruta importada, que es más cara (en 2019 la tonelada de fruta importada rondó los 900 dólares). "Pero los productores, con mucha inversión en equipos de frío han podido ofrecer al mercado nacional una fruta de alta calidad, logrando no depender de naranjas importadas", remarcaron.

En tercer lugar afirmaron que la coyuntura actual de Covid19 hace que la demanda aumente por el alto contenido de Vitamina C que tienen los cítricos y sus conocidas propiedades nutricionales. Ese fenómeno llevó a que el precio de la fruta aumente en todo el mundo.

A su vez, la Federación advirtió que "hay un problema enorme de circulación del personal de cosecha como de transporte de mercadería, lo que retrasa la llegada del fruta al mercado, la cual al ser un producto perecedero no tiene stock". "Es oferta y demanda", resaltaron.

Por otra parte, la brecha entre el precio pagado por los consumidores y el percibido por los productores de cítricos es históricamente alto. Desde agosto de 2019 hasta febrero de este año, el precio promedio de la naranja en los mercados concertadores era de 10 pesos el kilo, mientras que en las verdulerías no bajaba de los 40 y hasta 80 pesos el kilo.

"De acuerdo al Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) elaborado por la Confederación Argentina de la mediana Empresa (CAME), en diciembre de 2019 la naranja fue el producto que mostró la brecha más alta, multiplicando su precio 12 veces desde que salió del campo hasta que llegó al consumidor final", ilustran los citrícolas.