viernes 10 de julio de 2020

Conocé cómo tener tu propio jardín acuático
Mundo Club House

Conocé cómo tener tu propio jardín acuático

¿Imaginaste alguna vez tener tu propio jardín acuático? En esta nota te contamos cómo crearlo y algunos tips.

Conocé cómo tener tu propio jardín acuático

Conocerás lo que caracteriza a este hermoso e interesante diseño paisajista. El cual, permite combinar la fauna y la flora acuática de manera exitosa, para crear ecosistemas en cualquier lugar. Por otra parte, vas a aprender a diseñar, desarrollar y conservar estas obras eco urbanas, llevando la naturaleza a tu hogar.

Características de los jardines acuáticos

La característica más icónica del jardín acuático, es el agua, como su nombre lo especifica. Por otra parte, cabe destacar que estos diseños no se basan en la búsqueda de crear estanques o embalses para el cuidado de los recursos hídricos. En cambio, la combinación del agua con los diferentes elementos, para los jardines acuáticos, creará diseños de armonía, calidez y disfrute.

Los elementos que constituyen el jardín acuático destacan por ser una base para crear escenarios naturales. Estos jardines cuentan con elementos orgánicos e inorgánicos, para la creación de ecosistemas, donde se combinan las plantas netamente acuáticas, rocas, troncos y animales pertenecientes a este estilo de jardín, como ranas y peces. Por su parte, también están presentes elementos de decoración, como fuentes eléctricas, materos de cristal, rocas artificiales, sustratos, iluminación sumergible y de exterior; además de estanques con azulejos, entre otros.

Cabe destacar, que los jardines acuáticos pueden presentarse de cualquier tamaño y diseño. Sin embargo, en estos siempre van a predominar los elementos del agua y las plantas acuáticas o palustres. Por tanto, es necesario que los otros elementos que se agreguen al jardín acuático,  ya sea a un jardín acuático en casa o en exterior, estén enfocados en resaltar los elementos principales del mismo.

Cómo crear un jardín acuático: tips y recomendaciones

Los pasos para crear un jardín acuático no son complicados, pero requieren de ciertos conocimientos en materia de diseño con elementos anti filtrado. A continuación, te daremos sencillos tips para que hagas el tuyo en casa:

  • Primero, debés seleccionar el diseño del jardín, la estructura y el tipo (interior o exterior).
  • Luego, seleccioná el espacio donde vas a plasmar tu
  • Posteriormente, procedé a seleccionar el tipo de plantas acuáticas a usar, según el diseño del jardín. Estas pueden ser sumergibles, flotantes o de margen o rivera. Por otra parte, tené en cuenta la geografía del lugar, para identificar las condiciones climáticas por las cuales deberán pasar las plantas.
  • Después, vas a seleccionar los elementos que servirán como decoración y ambientación del jardín, ya sean elementos orgánicos o inorgánicos.
  • Es muy importante tomar las medidas necesarias en cuanto a la canalización del agua. Cada diseño tendrá sus indicaciones. Por ejemplo, si es un jardín en casa pueden usarse recipientes o pequeñas fuentes. En caso de exteriores, debes usar canales hechos de cemento o con materiales aislantes para que no se derrame o filtre el agua.
  • La instalación de purificadores de agua, reguladores de pH, oxigenantes, entre otros. Lo anterior será necesario para preservar la calidad del agua. De esta manera, asegurar la vida del jardín y sus plantas.
  • Una buena recomendación, para crear estilos de cascadas, es implementar sistemas de gradas para generar varias caídas.

Más recomendaciones para crear tu jardín acuático

  • Por otra parte, el uso de animales para recrear ecosistemas puede dar un toque especial. Esto, siempre y cuando los animales seleccionados, pertenezcan o sean de fácil adaptación al escenario diseñado.
  • Un elemento importante, en cuanto al aprovechamiento y disfrute del jardín, es la creación de caminos pequeños, o puentes que pasan por encima de estanques y riachuelos. En este último caso, aplica, mayormente, a jardines acuáticos de gran tamaño.
  • Si deseás crear
  • Si deseás crear un jardín acuático que asemeje a un riachuelo de montaña, tienes que usar elementos, como rocas grandes para delimitar la rivera y generar el cauce del riachuelo. Además, agregá plantas acuáticas, tanto sumergibles y plantas de margen.

Plantas para jardines acuáticos

Las plantas son uno de los elementos infaltables en cualquier tipología de diseño paisajista, y desde luego en los jardines acuáticos. Es por ello que, a continuación, te presentamos tres especies que no puedes dejar fuera:

Cálamo aromático (Acorus calamus)

Perteneciente a la familia de las acoráceas, es una planta de margen de río. Por su parte, posee su tallo y raíces en forma rizomatosas, bastante fuertes y aromáticas. A su vez, presenta hojas de color verde claro, largas y delgadas muy puntiagudas.

Luchecillo para jardín acuático (Egeria densa)

Es una planta acuática sumergible, de la familia de las hydrocharitaceae. Crece hasta casi 2 metros de largo, con un tallo sin ramificaciones. Posee hojas de unos 4 centímetros de largo, que nacen en grupos de 4 a 8 según va extendiéndose el tallo.

Nenúfar Blanco (Nymphaea odorata)

Enmarcada en la familia de las ninfeáceas, es una planta acuática de características flotantes. Por su parte, esta especie es herbácea y perenne, con rizomas tuberosos. Su atractivo se encuentra en su hermosa flor de pétalos blancos, que puede encontrarse flotando en estanques de unos 40 centímetros o más de profundidad.

Mantenimiento y cuidados del jardín acuático

  • Una de las principales preocupaciones de un
  • Por otra parte, si deseas colocar tu jardín en un lugar bastante soleado, es importante usar un canal o recipiente de agua más profundo de lo habitual. Esto, para asegurar que la evaporación no afecte tus plantas o el diseño del
  • También, puedes tomar en cuenta el desarrollo y vida de las criaturas que van a ser parte del jardín, como tortugas o peces. Para ellos es mejor un lugar con sombra y poco sol directo. Lo mencionado les ayudará con su desarrollo y mejorará la calidad de vida.
  • Presta atención a las plantas, aun cuando están diseñadas para soportar la humedad, algunas soportan menos que otras. Por esto, toma previsiones antes de plantarlas y después, si es necesario replantarlas.
  • Para evitar cualquier proliferación de plagas, como zancudos, siempre será necesario que el agua fluya y no permanezca estancada.

El jardín acuático representa uno de los diseños paisajistas más completos, ya que puede combinar elementos terrestres y acuáticos. Además, podés realizar una estructura simple o compleja, sin problemas.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Fuente paisajismodigital.com