martes 29 de septiembre de 2020

Como niños: un octeto contra la violencia 
Espectáculos

Como niños: un octeto contra la violencia 

Mauro Winckler estrena hoy su puesta de “Juegos a la hora de la siesta”, emblemática obra de Roma Mahieu

Como niños: un octeto contra la violencia 

Cuando Mauro Winckler conoció esta obra, quedó impactado. Lo sorprendió la idea (un grupo de actores que interpretan a niños) pero, sobre todo, lo sorprendió el discurso: "En esas situaciones, en realidad, hay una trasposición del mundo de los adultos. Me parece que eso es sumamente inteligente por parte de la autora", dice sobre "Juegos a la hora de la siesta", de Roma Mahieu.

Hoy, mucho tiempo después de su estreno original en 1976, este actor y director oriundo de Chubut da a conocer su propia puesta. En ese año, "Juegos a la hora..." emergió al principio de la aberrante dictadura y sobrevivió un tiempo hasta que la censuraran. Y la prohibieron "cuando la entendieron", apunta Winckler, quien actuó en "Bicicleta Lerux" de Arístides Vargas y "AOI! El gualicho de la malvarrosa", capolavoro de Ivana Catanese y Kameron Steele.

La sinopsis dice así: en una calurosa siesta, un grupo de niños y niñas se encuentran en una plaza, ante la ausente mirada del mundo. Detrás de aparentes diversiones, éste será el espacio propicio para desatar sinceras expresiones de amor y sus más oscuras circunstancias. Los motivan bailes, juegos, carcajadas, anécdotas. Pero subrepticiamente irán apareciendo otras cosas, como los efectos de una sociedad perversa y opresora, que ataca lo que considera diferente.   

Montar esta obra fue todo un desafío. No sólo a nivel de ensayos, en los que hubo que coincidir los horarios entre ocho actores de carácter protagónico, sino también por la dificultad de llegar a apoderarse de un texto en apariencia simple, pero de espesor social enorme.

"Lo que tiene de interesante es que cada actor, desde un nivel personal, fue agregando cosas que ellos también querían decir", dice el director sobre esta pieza, que cuenta con actuaciones de Maximiliano Correa, Melina Dalmazo, Alfredo Gallardo, Florencia Manino, Javier Marang, Analía Maza, Juan Pablo Roca Serdio y Maximiliano Villegas.

Fue un proceso de ensayo pero también, sobre todo, de reflexión: "La violencia sigue vigente y sigue siendo moneda corriente en la sociedad. 

Es una obra que tiene más de cuatro décadas, pero que sigue siendo actual. En palabras de la autora, ella decía que la violencia puede cambiar de forma y de cuerpo, pero sigue estando en nosotros. Y ella encuentra, en el mundo de los chicos, el lugar más sincero y honesto para contar el mundo de los adultos". 

Amplía: "La autora critica a los dogmas, a la institución familiar, al Estado, para hacer sonar un alerta en cuanto a la violencia contra la mujer, pero más en general también contra el que es o piensa diferente". 

-¿A vos en qué te transformó?

-Me hizo pensar muchísimo lo que vivimos hoy en día en la sociedad. Es como si la violencia y las situaciones crueles nos hubieran anestesiado, por eso la ponemos en escena, porque es como si estuviéramos inmersos en una situación de violencia y no pudiéramos verla sino desde lejos, para poder pensarla y reflexionarla. Eso es lo fantástico que tiene el teatro.

Y lo fantástico que también tiene el teatro es que el encuentro entre la platea y el escenario es único e irrepetible. Esa condición de “único” vuelve al espectáculo deseable y motivador. “Juegos a la hora de la siesta” es, entonces -y además-, una invitación a una aventura escénica.

La ficha

"Juegos a la hora de la siesta", de Roma Mahieu

Actúan: Maximiliano Correa, Melina Dalmazo, Alfredo Gallardo, Florencia Manino, Javier Marang, Analía Maza, Juan Pablo Roca Serdio y Maximiliano Villegas.

Dirección: Mauro Winckler.

Asistencia de Dirección: Ana Gómez.

Fecha y hora: hoy, a las 21.

Lugar: El Galpón, espacio cultural (Damián Hudson 250).

Entrada general: $ 200. Anticipadas: $150 al 261-3737881. 
 
Apta para mayores de 16 años.