jueves 9 de julio de 2020

Cómo mantener la rutina de los peques sin salir de casa
Mundo Club House

Cómo mantener la rutina de los peques sin salir de casa

Lograr que los niños continúen con sus hábitos cotidianos mientras los colegios permanecen cerrados es una misión difícil, pero no imposible

Cómo mantener la rutina de los peques sin salir de casa

Numerosas familias se encuentran afrontando un momento complicado a causa del coronavirus.El cierre de los centros educativos y la imposición del teletrabajo han obligado a muchos padres a compaginar crianza, educación y trabajo en el mismo espacio, con la dificultad que esto conlleva.

Según los expertos, la clave para sobrevivir a esta situación está en una buena organización y en el mantenimiento de las rutinas. "Los hábitos son importantes en los niños porque les ayuda a seguir un orden en su vida y a construir su estabilidad emocional"–explica Pilu Hernández Dopico, maestra y coach educativo.

"Los niños van a pasar muchas horas en casa y es importante que no vivan con la sensación de que están de vacaciones. Por ello, deben continuar con sus rutinas. Repetir los mismos comportamientos todos los días aporta un mecanismo de constancia y regularidad fundamentales para la vida familiar", añade.

Hasta aquí todo bien. Los padres son conscientes de que sus hijos necesitan unos hábitos para sentirse seguros y no deben descuidar sus tareas escolares, pero… ¿cómo es posible mantener esas rutinas sin morir en el intento?

PAUTAS PARA NO PERDER LAS "BUENAS COSTUMBRES"

Laura de Roque Sanz, psicopedagoga y diplomada en Magisterio, nos ofrece algunas recomendaciones para conseguirlo:

MANTENER LOS HORARIOS

??Procura que se acuesten y se levanten todos los días a la misma hora. Así les resultará más fácil volver al cole cuando se reanuden las clases.

HACERLES PARTÍCIPES DE LAS TAREAS DE CASA

Involúcrales en las tareas del hogar. Es importante inculcarles la importancia de hacer su cama, recoger, ayudar en la cocina, poner y quitar la mesa, limpiar…, ya que fomenta su autonomía. Quizá este sea un buen momento para que disfruten de estas pequeñas "obligaciones”.

ESTABLECER UN HORARIO DE ESTUDIO

Intenta que siempre hagan los deberes en el mismo lugar y a la misma hora. Eso les ayudará a centrarse y a no cuestionarse tanto si les apetece o no hacerlos. También es importante controlar el tiempo de estudio. Puedes poner una alarma para asegurarte de que dedica los mismos minutos a cada asignatura.

LOS DEBERES, MEJOR POR LA MAÑANA

Conviene realizar las actividades que exijan mayor concentración por la mañana y dedicar la tarde a actividades más lúdicas. Al igual que nos sucede a los adultos, los peques están más descansados y rinden mucho más durante las primeras horas del día.

PROPONLES ALGÚN RETO

Si tenés que trabajar y no podés supervisarlo constantemente, negociá con él para que no esté todo el rato preguntándote. Podés proponerle un reto para que le resulte más divertido realizar sus tareas. Eso sí, es fundamental que trabajes siempre con recompensas; no recurras al castigo. La idea es utilizar expresiones como “si acabas la tarea a tiempo luego veremos tu peli favorita” en lugar de “si no terminas pronto, no verás la tele en todo el día”. Siempre funcionan mejor los mensajes en positivo.

APPS EDUCATIVAS

Puestos a tirar de tablet, ¿por qué no acudir a apps educativas con las que puedan divertirse al mismo tiempo que aprenden nociones propias de su nivel? Existen un montón de juegos con los que descubrirán que estudiar no tiene por qué ser aburrido.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Fuente www.clara.es