jueves 13 de agosto de 2020

China acusó de racista a Brasil porque un ministro se burló y los culpó por la pandemia
Mundo

China acusó de racista a Brasil porque un ministro se burló y los culpó por la pandemia

El origen de la polémica se dió por un Twitter del ministro de Educación de Brasil dando a entender que China se beneficia con la crisis.

  • martes, 7 de abril de 2020
China acusó de racista a Brasil porque un ministro se burló y los culpó por la pandemia

China calificó hoy de "racista" al ministro de Educación de Brasil, Abraham Weintraub, por sugerir que el gigante asiático provocó intencionadamente la pandemia de coronavirus, que causó la muerte de más de 72.000 personas en todo el mundo.

El origen de la polémica es un mensaje publicado ayer por Weintraub en su cuenta de Twitter en el que recurre a un popular personaje infantil de Brasil, Cebolinha, para exponer su teoría sobre el Covid-19.

"¿Geopolíticamente, quien podría salir fortalecido, en términos relativos, con esta crisis mundial?", plantea por escrito Weintraub, junto a la imagen de Cebolinha en la Gran Muralla de China.

A ello se suma que Cebolinha es un personaje cómico con problemas de dicción que le hacen pronunciar las erres como eles, algo que se usa como burla hacia los hablantes chinos por sus dificultades para pronunciar esa letra.

El ministro de Educación retiró el tuit ayer mismo, tras recibir una lluvia de críticas a la que hoy se ha sumado la de la embajada de China en Brasil por medio de un comunicado publicado en la red social.

Además de culpar a China por la pandemia, el funcionario se burla del acentro chino

"Weintraub, ignorando la posición defendida por China en diversas ocasiones, ha hecho unas declaraciones difamatorias en redes sociales estigmatizando a China al asociar el origen del Covid-19 al país", indicó el texto de la embajada china, informó Europa Press.

"Estas declaraciones son completamente absurdas y despreciables y tienen un fuerte carácter racistas y objetivos inenarrables, teniendo en cuenta las negativas consecuencias en el desarrollo saludable de las relaciones entre China y Brasil", agregó.

Además, destacó que "la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la comunidad internacional se oponen explícitamente a la asociación del virus con un país determinado o una región concreta".

En ese sentido, recordó que el coronavirus "se está esparciendo por todo el mundo, dando lugar a un desafío al que ningún puede enfrentarse solo", por lo que ha defendido que "en este momento lo más urgente es unir a los países en una proactiva cooperación para acabar con la pandemia cuanto antes".

Por lo que urgió a "ciertos individuos de Brasil" a "corregir inmediatamente los errores cometidos", al tiempo que les ha exhortado a "parar con las acusaciones infundadas contra China".

No es el primer choque entre Beijing y Brasilia en relación al coronavirus.

Eduardo Bolsonaro, uno de los hijos del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, dijo en Twitter que "China tiene la culpa" de la pandemia.

Entonces, la embajada china en Brasillo acusó de imitar a "sus queridos amigos", en aparente alusión a Estados Unidos.

"Al volver de Miami contrajo, lamentablemente, un virus mental que está infectando las amistades entre nuestros pueblos", espetó la delegación diplomática.

El coronavirus, que se originó en China en diciembre pasado, ya causó la muerte de 72.638 personas y contagios a 1.309.43, según el conteo de la Universidad Hopkins.