Cayó el acusado de matar a la joven gitana en Palmira: huía a Chile

Cayó el acusado de matar a la joven gitana en Palmira: huía a Chile
Cayó el acusado de matar a la joven gitana en Palmira: huía a Chile

El supuesto asesino de Esmeralda Fillol (15) fue capturado en Uspallata a partir de datos que dieron los gitanos de Palmira.

Un hombre de unos 40 años que tenía previsto viajar a Chile fue detenido en Uspallata durante el fin de semana pasado y trasladado a San Martín, donde ahora es investigado por la fiscalía como presunto autor del crimen de Yanina Esmeralda Fillol (15), la joven gitana asesinada de un disparo en Palmira la noche del domingo 10 de marzo.

Durante la mañana de hoy, el nuevo detenido irá a una rueda de reconocimiento en la oficina del fiscal Martín Scattareggi con la idea de que los dos testigos presenciales del homicidio señalen si se trata o no de la persona que disparó cuatro balazos a través de la ventana de una vivienda en las afueras de Palmira, donde vive una pequeña comunidad de gitanos, y dio muerte a Esmeralda.

La rueda de reconocimiento estaba prevista para ayer al mediodía pero una de los testigos y mamá de la víctima, Nadia Sánchez (32), se descompensó y el trámite pasó para hoy. De todos modos, y más allá de que la detención del nuevo sospechoso se consiguió gracias a información brindada por la comunidad de gitanos, hay detalles que no terminan de cerrar ya que la primera descripción que hicieron los testigos del supuesto asesino habla de un hombre rubio y el dato no correspondería con la fisonomía del detenido.

El crimen de Esmeralda Fillol ocurrió en el carril Barriales al 1700, de Palmira, donde hace tiempo vive una comunidad de gitanos. En la semana previa, según declaraciones no del todo corroboradas por los investigadores, un tío de la víctima le habría vendido una camioneta a Nahuel Omar Maturano (29). Pero tras la entrega de 50.000 pesos como seña, el vehículo no apareció.  

Así fue que en la noche del 10 de marzo una Ford EcoSport con tres personas llegó hasta el domicilio de los gitanos. Eran cerca de las 23 y las mujeres de la casa ya estaban acostadas cuando golpearon la puerta. La que atendió fue Esmeralda pero enseguida su mamá le dijo que cerrara, que era muy tarde para abrir la puerta.

"La mamá de Esmeralda se arrimó y atendió por la ventana. Alguien le preguntó por 'los muchachos', ella le dijo que no estaban y desde la vereda le contestaron que iban a esperarlos. Pero en lugar de eso, lo que ocurrió fue que uno de ellos sacó una pistola y empezó a disparar por la ventana", explicó Gabriel Alliana, abogado querellante contratado por los gitanos. 

Cuatro disparos

El agresor hizo cuatro disparos, uno dio en la oreja de Nadia Sánchez, que salvó la vida milagrosamente pero otro de los tiros hirió mortalmente a su joven hija en el pecho.

Los atacantes huyeron y la investigación posterior permitió detener en la madrugada siguiente a Nahuel Maturano, que ayer declaró en la fiscalía y admitió haber manejado el vehículo aquella noche.

Además, confirmó que con él iba su esposa, Tamara Velázquez, aunque nada dijo sobre la identidad de la persona que realizó los disparos, el tercer ocupante de la camioneta.

Maturano dijo estar amenazado y temer por la vida de su mujer y de su hija; ante el fiscal contó que buscaba recuperar los 50.000 pesos que les había entregado a los gitanos y que, con la idea de asegurarse el cobro de ese dinero, llevó a un hombre al que le prometió 5.000 pesos si finalmente recuperaba la plata. El detenido aseguró que no sabía que el otro iría armado y mucho menos que habría tiros.

Sin embargo, y según la información aportada por los gitanos, la persona que realizó los disparos sería padre o padrastro de Tamara Velázquez –el dato tampoco es del todo claro-, asunto que no confirmaron la mujer ni su esposo, Nahuel Maturano.

En cualquier caso y en medio de la confusión generada por la identidad y el supuesto parentesco del asesino con la pareja de la camioneta, un hombre que sería el padre de Velázquez fue detenido en Uspallata durante el fin de semana.

Hoy comenzará a definirse su suerte, cuando sea llevado a rueda de reconocimiento.

Al caso lo lleva el fiscal Martín Scattareggi, quien lo ha caratulado como homicidio en grado de tentativa -por las lesiones a la madre de Esmeralda- y homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA