sábado 11 de julio de 2020

Caterina Zícaro, Reina de San Martín: “Me siento bien cuando le doy alegría a la gente”
Vendimia

Caterina Zícaro, Reina de San Martín: “Me siento bien cuando le doy alegría a la gente”

Es guardavidas y payamédica. Ambas actividades las eligió para ayudar y dar felicidad. Su simpatía contagia.

Caterina Zícaro, Reina de San Martín: “Me siento bien cuando le doy alegría a la gente”

Auténtica… muy auténtica. Así es Caterina Zícaro (21), la Reina de San Martín. Fresca, simpática, dispuesta a posar para las cámaras y divertirse con una sesión de fotos y video, la flamante soberana cuenta que representó a Ciudad y que rápidamente dijo que sí cuando le llegó la propuesta para presentarse "porque hacía mucho tiempo que tenía ganas de ser Reina; sólo estaba esperando a ser un poco más madura, más grande. Éste es mi gran año".

El sueño estaba, la esperanza también; pero no fue fácil asimilar la noticia cuando anunciaron su nombre como la nueva representante del departamento del Este provincial. "Me quedé dura, tensa, no podía creer que había salido salido Reina entre quince candidatas. Recién, al día siguiente, cuando los periodistas de Diario Los Andes fueron a mi casa, me di cuenta de lo que estaba pasando".

Hoy, a pocos días del Acto Central y de la gran noche para las 18 candidatas, "Cati" prefiere no pensar y vivir y disfrutar el minuto a minuto de esta etapa. Tiene claro cuáles son sus objetivos para su reinado departamental, pero no se anima a pensar qué podría ocurrir si fuera Reina nacional.

Por San Martín, Caterina quiere poner en marcha algunas ideas que surgen a partir del estudio de su carrera de Nutrición. "Colaborar con comedores y poder enseñar a los niños las bases de una alimentación saludable, es una de mis metas", cuenta y agrega: "Además, soy guardavidas y payamédica, así que desde esas actividades quiero colaborar como Reina".

A la autenticidad se le suma la solidaridad que esta joven demuestra en cada actividad que elige para desarrollar en su zona.

"Estudié el curso de guardavidas y trabajé en una pileta de Rodeo de la Cruz. Retomaré mi función el próximo verano. Como payamédica voy a hospitales, geriátricos, escuelas. Adonde nos citen, nosotros vamos. Me siento bien cuando le doy alegría a la gente; quiero hacer sentir bien al otro y sentirme bien", explica.

Pasión por San Martín y su bonarda

Caterina pasa mucho tiempo en la finca que tiene su familia en Rivadavia, junto a sus padres Nicolás y Verónica, su hermana Sara y sus abuelos.

Allí, ha colaborado en la elaboración de vino casero y hoy, el vino es una bebida que le gusta mucho. Fiel a la uva emblema de su departamento, la bonarda es su preferida.

Un lugar que recomienda es el Museo histórico Las Bóvedas: "Es un sitio que descubrí hace muy poco, aprendiendo sobre historia y turismo y, realmente, creo que tiene mucha información para brindar, sobre todo, sobre el general San Martín" y sigue sus recomendaciones.

“Creo que Mendoza tiene un paisaje inigualable; lo mismo ocurre con sus montañas. El Parque San Martín es un atractivo que no se puede dejar de visitar”.

Mientras toma capacitaciones para estar a la altura de la función que este año asume frente a su departamento, Caterina aprovecha para pasar el tiempo con su familia, ir a bailar con amigos, ya que no está de novia (y por ahora, no es algo que le interese) y para organizar su futuro inmediato.

"Yo quiero seguir estudiando este año, pero mucha gente me ha dicho que ser Reina es una responsabilidad muy grande y que puede ser un poco complicado llevar adelante todo".

El Vino y la Vida

La Vid

Su infancia

"Cuando hacíamos vino casero con mi familia. Pisar la uva, sacar el mosto de los tambores… nos divertíamos mucho. No era una tradición pero hacíamos vino todos juntos".

El Granizo

Momento difícil

"Ninguno. No tengo momentos difíciles que recuerde".

Cosecha

Logro personal

"Haber terminado el curso de guardavidas fue uno de mis grandes logros. Ser Reina departamental, otro".

El Vino

Momento de disfrute

"Cuando cumplí 15 años. Ahí, me sentí reina por primera vez. Mis padres me hicieron una fiesta hermosa".