jueves 26 de noviembre de 2020

Defendió a su novia de una patota y le dieron una golpiza que le desfiguró la cara
Sociedad

Defendió a su novia de una patota y le dieron una golpiza que le desfiguró la cara

Ocurrió a la salida de un boliche en Entre Ríos. Por evitar que una banda abusara de la chica, fue fuertemente golpeado.

  • jueves, 23 de enero de 2020
Defendió a su novia de una patota y le dieron una golpiza que le desfiguró la cara

En los últimos días la violencia ha estado a la orden del día. El ataque de los rugbiers que terminó con la vida de un joven en Villa Gesell ha puesto en el foco de atención en el comportamiento de la sociedad.

Es que muchos otros hechos se dieron a conocer tras el lamentable fallecimiento de Fernando Báez. Hasta el momento, la mayoría está relacionado con la noche de la juventud. Hay quienes afirman que el alcohol y las drogas forman parte de este cóctel violento. Sin embargo, no se pueden soslayar conceptos que influyen en la formación de las personas resultando en determinados comportamientos.

Según publica radio Mitre en su portal, en la ciudad de Paraná, Entre Ríos una pareja de adolescentes fue víctima de una agresión. Este sábado por la madrugada ambos salían de un local bailable, que está ubicado en la avenida Raúl Uranga.

Apenas salieron del boliche, una banda los interceptó. Si bien los dos quisieron zafarse, la patota comenzó a seguirlos. Uno de los sujetos se acercó hasta la muchacha para "manosearla". Por tal motivo, el novio de la chica tomó una botella de vidrio que estaba en el suelo, la rompió y se interpuso para evitar que abusaran de ella.

Ese fue el detonante para que el resto saltara sobre él y le propinara una brutal golpiza. Así lo informó el comisario de la seccional 8ª, Jonathan Bevilacqua. "Él habría querido defender a su novia de un tocamiento, un piropo, algo que desde este grupo le habrían proferido a la novia. No sabemos si se generó dentro del boliche o a la salida", aclaró en un medio local.

Debido a las heridas que le provocaron con los golpes, el muchacho estuvo internado en el hospital San Martín. "Tengo puntos en la cabeza, moretones en todo el cuerpo, no paraban de pegarme, me dieron patadas en todos lados", apuntó aún conmocionado por lo vivido.

Según el relato de la víctima, en un momento fue socorrido por personas que pasaban por el lugar y evitaron que el ataque continuara. "Gracias a Dios se aparecieron unas personas que pudieron ayudarnos, sino iba a terminar como el chico de Villa Gesell", aseguró.

En tanto, de los cinco atacantes, solo dos resultaron detenidos, pero con el paso de las horas quedaron en libertad. La causa sigue en investigación.