sábado 4 de julio de 2020

Bodegueros, Mendoza y Nación, juntos en una nueva edición del Agasajo de la Vendimia
Economía

Bodegueros, Mendoza y Nación, juntos en una nueva edición del Agasajo de la Vendimia

El anfitrión Walter Bressia, presidente de Bodegas de Argentina, el ministro Etchevehere y el gobernador Cornejo, opinaron sobre el sector.

Bodegueros, Mendoza y Nación, juntos en una nueva edición del Agasajo de la Vendimia

La vitivinicultura de Mendoza tuvo hoy su Agasajo de la Vendimia. En la Bodegas Los Toneles, exponentes del sector y funcionarios provinciales y nacionales compartieron el clásico almuerzo organizado por Bodegas de Argentina.

El primero en agarrar el micrófono y dirigirse a los cientos de asistentes fue el anfitrión Walter Bressia, presidente de Bodegas de Argentina. El empresario destacó que el mayor problema de la industria es la inflación y los elevados costos internacionales. "Es responsabilidad del estado normalizarla".

Sobre la caída en el consumo interno, el empresaio vitivinícola aseguró: “Debemos disponer de una legislación que permita elaborar productos que hoy demandan los consumidores. Y debemos ofrecer alternativas de tamaño y forma en la presentación de nuestro productos”.

“En el mediano y corto plazo es de esperar un país normalizado. En estas circunstancias aparecerán nuestras deficiencias”, sintetizó Bressia al analizar un posible escenario futuro.

Luis Miguel Etchevehere, ministro de Agroindustria, continuó con las exposiciones y no escatimó en elogios para esta industria. "Si hay un sector que no necesita estumulos para ver cuál es el camino son ustedes (los bodegueros). Son ejemplo de garra, de templanza de encontrar  nuevos caminos, de reconvertirse, son ejemplos de muchas actividades productivas de la argentina", aseguró el funcionario nacional.

Para acompañar a este sector Etchevehere  aseguró que el Gobierno nacional  “no los molestará” para no “frenar este espíritu emprendedor”. Por otro lado, agregó el ministro, ”les facilitaremos el camino para que puedan explotar su potencial. Y en eso estamos”.

Etchevehere enumeró los tres ejes de trabajo que se plantearon al asumir: desburocratizar las actividades productivas, conformar mesas de competitividad y trabajar en la apertura de mercados. Sobre esto, y a modo de balance, enumeró medidas alcanzadas.

“Hace pocos días el Senasa bajó 700 aranceles, muchos relacionadas con esta actividad. Hemos tenido grandes resultados con las mesas de competitividad con, por ejemplo el sector de la carne, y seguramente ocurrirá lo mismo cuando nos reunamos con la vitivinicultura en los próximos días”, detalló.

Respecto a la apertura de mercados, el funcionario resaltó la “potencia mundial del país” en el rubro alimentos”.  Por lo que es necesario “conquistar nuevas góndolas para colocar la producción. “En los últimos años hemos abierto más de 100 mercados”, resumió.

“Cuando todos vamos detrás de un mismo objetivo es difícil que nos vaya mal. Las puertas de ministerio están abiertas”, finalizó Luis Miguel Etchevehere, ministro de Agroindustria .

Tras la esperada palabra del representante de la Nación, fue el turno del gobernador Cornejo. "Voy a ser breve", aclaró antes de arrancar, anticipando que su intervención sería mucho más escueta que la realizada horas antes en el desayuno de Coviar.

“Es para el gobierno de Mendoza un orgullo tener a estas bodegas en nuestra provincia, es un orgullo tener una actividad que representa a la cultura más genuina de los mendocinos, y no tiene que quedar solo en palabras sino en hechos”, arengó el mandatario.

Para apuntalar el crecimiento del sector, el Gobernador remarcó “responsabilidades compartidas entre el sector público y el privado”. En lo que respecta a la parte estatal, Cornejo insistió en la creación de “instituciones solidas que permitan que esta actividad se desarrolle”, en “generar  regulaciones ágiles e intervenir de manera inteligente. “No como las hemos tenidos en los últimos años”.

“Tuvimos un plan hace varios años y en general se viene cumpliéndose, pero, claro, en condiciones macroeconómicas  que se han deteriorado no se puede. Pero con este nuevo Gobierno estamos convencidos en que estamos dando las bases para retomar la senda del crecimiento”, dijo el Gobernador.

Y continuó: “Hemos logrado en 2 años equilibrar un presupuesto de un déficit del 7%. Lo que ha generado un clima de negocios superior a otras provincia”.

Al centrase sobre la actualidad de la vitivinicultura, el gobernador reconoció la caída del consumo interno pero, al mismo tiempo, celebró “las oportunidades que nos dan las exportaciones. Sobre lo primero, conluyó,  “tenemos la oportunidad de volver al consumo interno atendiendo la que pide el mercado y no solo lo que dicta la tradición. Y estamos trabajando de menera unida sobre este tema.