sábado 4 de julio de 2020

Bares y restaurantes de Mendoza no logran cubrir sus costos porque trabajan a 25%
Economía

Bares y restaurantes de Mendoza no logran cubrir sus costos porque trabajan a 25%

El primer fin de semana de la reapertura de los locales gastronómicos fue flojo. Incide el estricto protocolo oficial.

Bares y restaurantes de Mendoza no logran cubrir sus costos porque trabajan a 25%

Después de dos meses los restaurantes y bares reabrieron su puertas y en los primeros días trabajaron en el orden de 25% de su capacidad real, a partir de la aplicación del protocolo sanitario que se aplica.

Uno de cada diez clientes, en tanto, pasa por el local a retirar su pedido (take away) y otros lo concretan vía delivery. Este nuevo mapa gastronómico de Mendoza no logra cubrir los costos fijos, según los propietarios de los negocios.

El balance de las cámaras relacionadas con el sector fue dispar, oscilaba entre una alegría controlada por el regreso a la actividad y la preocupación por los números que dejó el saldo del primer fin de semana post restricción. En una recorrida realizada ayer por Los Andes, por las principales avenidas gastronómicas de la Ciudad, uno de cada tres locales atendía al público.

"La afluencia fue buena en algunos bares. En la calle Arístides la cantidad de gente estuvo bastante bien para ser los primeros días. Esperemos que los próximos fines de semana la gente se anime un poco más", explicó Martín Bessega, el presidente de la Cámara de Cerveceros de Mendoza. Mientras que para Maxi, el mozo del Bodegón Pizzero, "el movimiento fue tranquilo, con lugares vacíos. Se atendió a 30% de la capacidad de cuando inauguramos, la gente por ahora sigue prefiriendo reunirse en su casa".

Desde el área de Comercio y Seguridad Ciudadana, de la Municipalidad de Capital, informaron que durante los tres primeros días de reapertura no hubo sanciones ni a comercios (actas por incumplimiento) ni a personas particulares. El municipio ejerció controles en los diferentes ejes del circuito gastronómico.

El panorama en números 

El anunció del Gobierno nacional sobre la posibilidad de regionalizar la aplicación del Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), fue un trago amargo para los dueños de los restaurantes. "Dicen que sacarán las ATP a las actividades que están en marcha, pero acabamos de reabrir nuestras puertas y por el protocolo, que también consideramos necesario, nuestras ventas están reducidas. El primer día fue flojo y en los subsiguientes se trabajó en el orden de 25%", explicó Fernando Barbera, presidente de la Asociación Empresaria, Hotelero, Gastronómica y Afines de Mendoza (Aehga).

“La gente tiene el deseo de volver adonde la ha pasado bien, es una alegría volver a abrir las puertas, pero con la mitad de las mesas y las restricciones que exige el protocolo es difícil cubrir los costos. Un restaurante que facturaba un millón de pesos al mes ahora tendrá una pérdida cercana a los 300 mil pesos mensuales; si quitan las ATP -que nos ayudaban a pagar los sueldos del personal-, la cifra será insostenible y cerca del 50% de los restaurantes en la provincia pueden cerrar definitivamente sus puertas”, destacó.

Los gastos fijos siguen siendo los mismos: la iluminación, la calefacción, las horas de cocina, el servicio, y las cargas impositivas, entre otras.   Los locales que reabren deben funcionar a un 50% de su capacidad real, hay que hacer reservas previas, en las mesas no puede haber más de seis comensales y deben cerrar a más tardar a medianoche.

Una mirada al sur

El viernes por la mañana, la cámara de comercio de Malargüe, presidida por Gustavo Miras, con el municipio convocaron al sector gastronómico para analizar el protocolo sanitario. Por la noche, reabrieron dos establecimientos, que trabajaron a 20% de su capacidad total. Mientras esta semana se espera la reapertura del resto de los establecimientos malargüinos.

Por su parte, Ana Paula Gutiérrez, ex titular del sector Turismo de la Cámara de Comercio de San Rafael señala que "algunos negocios han bajado sus persianas, los operadores independientes en Los Molles y Las Leñas están gravemente afectados por la no apertura del complejo".

"El sector agradece poder volver a trabajar. El jueves pasado en San Rafael se reunieron para analizar el protocolo y prepararse para la reapertura. Por la noche, la demanda fue dispar, las cantinas se vieron reducidas en capacidad. La gente de a poco va saliendo, algunos salones tuvieron mala noche y repuntaron con los delivery", destacó Gutiérrez.

En el Valle de Uco, anoche recolectaban  datos del primer fin de semana post habilitación para emitir un comunicado. El mapa gastronómico mendocino comenzó a darle forma a su actual normalidad.

Reabren el Food Park en Godoy Cruz

El miércoles la Asociación Mendocina de Gastronomía Móvil (Amegam) reabrirá las puertas de su Food Park en Godoy Cruz. El presidente de la entidad, Samir Massud explicó: "Seguimos trabajando con el concepto de take away y con el delivery, estamos muy contentos porque está creciendo exponencialmente. El miércoles, cumpliendo con los mismos protocolos que los restaurantes y los bares, abriremos en el Food Park una barra central y colocaremos el mobiliario respetando el distanciamiento social. El espacio será más acotado, no será con el 100% pero es mejor abrir y seguir adelante. Estamos muy expectantes por lo que se puede generar con la gente".