Autopsia de una deuda PROclive a la especulación - Por Dante Moreno

Autopsia de una deuda PROclive a la especulación - Por Dante Moreno
Autopsia de una deuda PROclive a la especulación - Por Dante Moreno

El camino de hacer uso del ahorro externo (endeudarse), iniciado en 2016, no sólo es un dato para la historia económica del país, es también un cambio de estrategia.

La argumentación se podría sintetizar bajo el siguiente esquema: el contexto político nacional cambió, las nuevas autoridades regularizan la deuda reclamada por los holdouts y avalada por un juez de segunda línea en los Tribunales de Nueva York, se elimina el cepo cambiario, regresa con todo esplendor la certidumbre.

A partir de la certeza que el comportamiento deseado y reclamado por los "big players" del mundo financiero mundial, era la llave que abriría la puerta de las inversiones, el Presidente Macri y su equipo económico asignaron a esta táctica un efecto de paulatino e ininterrumpido ingreso de dólares, que hasta la fecha no se ha concretado.

La evidente sequía de dólares obligó al gobierno a buscar una herramienta que le otorgara, en el corto plazo, capacidad de generar fondos para enfrentar pagos fronteras adentro e internacionales.

Independientemente de la conceptualización del origen de la deuda y una relación beligerante con los inversores internacionales, el gobierno kirchnerista con su accionar logró reducir progresivamente la relación deuda externa/PBI. Ese piso otorgó al macrismo un escenario que le facilitó colocar deuda en el mercado internacional.

La información suministrada por la Secretaría de Finanzas (Boletín Fiscal) evidencia que la actual administración incorporó en la deuda pública bruta de 2015, la suma de 17.961,8 millones de dólares, que el ex  Ministro Kicillof había excluido, por no presentarse al canje de deuda (Decretos 1735/04 y 563/10). Este accionar no debe interpretarse como un evento aislado. Fue un claro mensaje de las nuevas autoridades al mundo financiero internacional que aceptaba modificar los límites de la autonomía de la política económica nacional.

Bajo la plena certeza que la transición de dólares a pesos producto de la colocación de deuda en el mercado internacional, era elemento dinamizador del incremento de precios locales, se instrumentó la colocación de Letras del Banco Central de la República Argentina "LEBAC" para eliminar dicho efecto. Ningún inversor desaprovechó el nuevo escenario y comenzó a demandar este instrumento financiero con un jugoso rendimiento en pesos.

Condición sine qua non, para no abandonar esta modalidad transaccional, que el precio de la divisa norteamericana no registre incrementos significativos.

La aplicación de una tasa anual promedio superior al 26%, para colocaciones de diferentes segmentos temporales, dejó al sector productivo poco margen para acceder al financiamiento de sus proyectos. Los inversores privilegiaron rentabilidad de corto plazo, siguiendo de cerca el comportamiento de la cotización del dólar. Cualquier alteración positiva en el precio, enciende las alarmas y puede generar una demanda de la divisa norteamericana para asegurar cobertura en moneda dura. El BCRA está obligado a morigerar cualquier tendencia alcista; caso contrario, las consecuencia podrían asumir dimensiones de difícil control.

Y por casa…

Mendoza, animada por las potenciales opciones que se plasmaban en la administración central, realizó en 2016 la colocación de un título de deuda por una suma de 500 millones de dólares, con vencimiento en 2024.

La tasa del título, 8,375% anual no era para alardear, pero sí el hecho que el instrumento financiero no requería garantía. De forma similar a la Nación, el Gobierno provincial decide someterse a la jurisdicción de cualquier tribunal estadual de Nueva York y/o federal de Estados Unidos situado en la Ciudad de Nueva York en el distrito de Manhattan y a cualquier tribunal de apelación de los mismos.

El clima de "supuesto" reconocimiento a la nueva postura económica de Argentina y los sub-Estados se traduce en facilidades institucionales para la toma de deuda. Mendoza recurrió nuevamente al endeudamiento (2017) y colocó un bono por 6.500 millones de pesos con vencimiento en 2021. 
Bajo la misma modalidad de presentación de antecedentes por parte del gobierno nacional, la provincia de Mendoza en sus "Prospecto de Oferta" asigna, al desempeño económico provincial de los últimos años, un rango satisfactorio, que se contrapone a las expresiones públicas del Sr.

Gobernador y sus Ministros cuando se los consulta por la situación económica provincial vigente a la asunción de la nueva administración.

Según la información vigente en el Ministerio de Hacienda y Finanzas de Mendoza, el stock de deuda consolidada al 31/12/2015 era de $ 14.590 millones; al cierre de 2017 ese concepto es equivalente a $ 33.134 millones es decir un 127,1% mayor.

Otro punto a destacar, en 2015 la mayoría de las acreencias estaban en manos del Gobierno federal y el Banco de la Nación Argentina (56,6% sobre el total). En 2017 los tenedores de bonos emitidos por el Estado provincial representan el 49,68% de la deuda vigente. Evidentemente ante un escenario de reconfiguración de la deuda provincial, la discusión no tendrá la misma dimensión entre acreedores internos y externos.

En el caso de Mendoza importa el volumen y la composición de la deuda, porque a partir del actual escenario económico provincial (retroceso del comercio internacional, un PBG cuyo comportamiento muestra baja incidencia de una recuperación económica invisible y el deterioro del entramado productivo), no se visualiza en el futuro cercano la generación suficiente de fondos que permita afrontar los compromisos de pago generado a partir del incremento de deuda con posterioridad a 2015.

Como lo planteó oportunamente el estadounidense Benjamín Franklin: "Los acreedores son una secta supersticiosa que presta una gran atención a los días y a los plazos forzosos de vencimiento".

Por lo tanto es necesario monitorear los riesgos que conlleva el esquema adoptado para la gestión pública de la deuda.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA