Así serán los espectáculos del futuro

Así serán los espectáculos del futuro
Así serán los espectáculos del futuro

Como parte de una serie en la que analizamos las industrias culturales, llega la hora de mirar el porvenir en cuanto a los shows en vivo.

Para cerrar un año más, nada mejor que hablar del futuro: ése para el que algunos tienen un mal diagnóstico y otros, una sonrisa promisoria. En el mundo actual, tan tambaleante, pocas cosas conservan alguna certeza todavía. La crisis (de las instituciones, de la verdad, de la economía) parece ser el espíritu de nuestro tiempo. Las industrias culturales, claro está, no están fuera de todo esto.

Durante 2017, Estilo-Cultura en varias oportunidades relevó el panorama de la música actual. La sensación de que nada nuevo puede surgir se contrasta con los avances de la Inteligencia Artificial, cuyos bots pueden componer cientos de cantatas al estilo de Bach en cuestión de segundos. También escribimos sobre la crisis de la industria discográfica y los cambios que introdujo en la música el llamado "Big Data".

Esta entrega, sin embargo, entusiasmará a más de uno: ¿Se imaginan poder ver la energía que genera un pogo? ¿Entrar a un recital con una tarjeta que te permita desplazarte y comprar exactamente lo que estás necesitando, como si pudiera leer tu mente? Pues éstas son algunas de las predicciones que difundió a finales de noviembre Eventbrite.

Como muchos saben, se trata de la mayor plataforma de venta de entradas del mundo. Atenta a su concepto de contribuir a la industria también con contenidos periodísticos y de investigación, se propuso indagar en cómo será el futuro de los recitales.

Ese rito en carne y hueso, que parecía la expresión más aurática de la música, desde ahora empezaría un camino en el que se potenciará gracias a la tecnología. El artista y el público ya no se bastan entre sí: la tecnología quiere estar ahí también, entre ellos.

¿Qué hizo Eventbrite, entonces? Entrevistó a 20 gurúes de la industria musical para que arrojen sus predicciones, además de encuestar a 50 dueños de salas en distintas partes del mundo, para que dieran su opinión sobre cómo la tecnología está cambiando el negocio. También orientar, porque el resultado también quiere orientar a los productores a la hora de invertir.

Decir que el futuro está aquí ya no es una frase de publicista malo. Es verdad. Es pura realidad.

El formidable desarrollo de las tecnología permite trazar una serie de predicciones acerca de cómo será la experiencia de asistir a un espectáculo

Predicción 1

Es muy clara la predicción: “El público podrá intervenir en los shows en tiempo real a través de tecnología usable y ropa inteligente”, dice.

Quienes estén familiarizados con Taylor Swift y Coldplay recordarán que ellos ya usaron pulseras luminosas durante los shows, y la banda británica incluso creó una app junto a Brian Eno, que ofrece una experiencia interactiva de la canción Hypnotised. Pero ahora la tecnología iría más allá, al incorporar sensores biométricos para crear mapas de calor en el público. Esto se traduce en algo que parecía imposible y que tiene un costado hasta místico: poder ver la energía de la música.

La ropa inteligente tendrá sensores de temperatura y de movimiento, que se reflejará en efectos especiales en la performance.

Predicción 2

Se sabía que la realidad virtual y la realidad aumentada tarde o temprano llegarían a la experiencia musical. Estas predicciones lo confirman, puesto que estos dispositivos llegarían para otorgar al público experiencias más lúdicas y participativas. Incluso los artistas podrán plantear sus giras con una puesta 3D y los anteojos correspondientes.

Predicción 3

La era de las redes sociales, donde todo el mundo quiere hacer oír su voz, era esperable que tuviera sus expresiones particulares en los encuentros con los ídolos.

Entonces: se intensificará el uso del Facebook Live, Periscope, Twitter, Instagram Stories y los drones para contar que estamos ahí. Y, de la parte de los productores, también estarán pendientes de estas interacciones.

Así es que, como opina Hema Budaraju (gerente de producto para Facebook Events), la mitad de los lugares donde se hagan shows (el 44% de ellos, según ella) querrá saber quiénes son los influencers que habrá entre el público.

Predicción 4

La tecnología RFID (Radio Frequency IDentification) es la Identificación por radiofrecuencia. Mediante un lector, se puede identificar sin contacto y a distancia a una persona gracias a la portación de una tarjeta o etiqueta.

Esto, traducido en un show o un boliche, significa que las salas pueden conocer a la perfección el ingreso, la salida, los gustos y los hábitos de consumo de una persona. El 80% de ellas, de hecho, ya lo habrían probado, según datos arrojados en esta investigación.

A diferencia de las entradas tradicionales impresas, los chips RFID tienen un identificador único que hace que sea imposible duplicarlo, lo que evita las falsificaciones. También permiten el pago electrónico de bebidas, consumiciones o merchandising.

Predicción 5

Las redes sociales y las plataformas streaming serán los centros favoritos a través de los cuales se podrán comprar tickets. De hecho, los encuestados rankearon a Facebook como el canal de marketing más efectivo para la venta de entradas (Spotify pelea el segundo puesto).

La premisa es clara: facilitar lo más posible la compra de una entrada. Y si hay menos clicks, mejor. Tanto es así que dicen que cada paso más en ese proceso significa un 10% de compras menos.

Predicción 6

Las salas más pequeñas intensificarán el uso de beacons, que son pequeños dispositivos wireless que envían notificaciones a los smartphones vía bluetooth.

¿El objetivo? Una hipersegmentación a la hora de ofrecer productos: así podrán ofrecer a los participantes de un evento exactamente lo que necesita, de acuerdo al lugar, la hora y el entorno inmediato en el que está.

Predicción 7

Esta predicción se relaciona con la anterior. La segmentación extrema ofrecerá ingresos extra a los dueños de salas, productores y artistas. Y la herramienta más útil es Facebook Ads, que ya se está aplicando y es la favorita a la hora de apuntar específicamente a cada tipo de consumidor.

El 56% de los encuestados creen que utilizar los hábitos de escucha para orientar la venta de entradas tendrá un gran impacto también. Esto quiere decir que una plataforma streaming, como YouTube, más la inteligencia artificial, que detecta nuestros gustos, podrían unirse para ofrecernos exactamente lo que estamos buscando.

En base a los mapas de reproducciones, se sabrá también dónde y cuándo el recital de un artista será más o menos rentable.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA