Arranca un mes clave para la deuda pública de la Provincia

Arranca un mes clave para la deuda pública de la Provincia
Arranca un mes clave para la deuda pública de la Provincia

Mañana hay un vencimiento de los bonos que el Gobierno quiere renegociar. Mendoza tiene 30 días para sellar un nuevo cronograma de pagos.

Desde hace algunas semanas el Ministerio de Hacienda, comandado por Lisandro Nieri, ha estado contactándose con un equipo de asesores financieros, legales y servicios de comunicación de tenedores de títulos para ofrecer una propuesta de reperfilamiento de las deudas del bono en dólares (PMY24) y en pesos (PMJ21) que tiene Mendoza. Mañana es clave porque vence una de las cuotas del papel en dólares por U$S20 millones y empieza a correr el plazo final de la negociación con los acreedores.

El gobernador Rodolfo Suárez, y  su equipo, se han mostrado reacios a dar pistas sobre los movimientos que se están realizando. Se sabe igual que, si bien este martes vence la cuota, la provincia tiene hasta el 20 de junio para pagar y no entrar en default, u ofrecer una renegociación que sea aceptada por los tenedores de bonos.

Lo importante será conocer los detalles de la propuesta; pero también será clave si la oferta contiene una renegociación parcial o total de la deuda. En el ministerio de Hacienda expresan que el principal objetivo es aliviar las cuentas provinciales de este 2020 (en el cual vencen $14.000 sumando todas las obligaciones).

Pero los funcionarios de Casa de Gobierno también miran a largo plazo y hay dudas respecto a qué tan rápida será la recuperación económica que Mendoza necesita para poder afrontar los vencimientos del 2021, año que también vencen intereses del bono en dólares. Ya el 2022, 2023 y 2024 serán años pesados, teniendo en cuenta que hay vencimientos de capital.

En total, Mendoza tiene que pagar U$S 500 millones del Bono Mendoza '24; y $5.200 millones del Bono Pesos 2021. Ambos son los bonos que intentará reperfilar en los próximos días.

Por otro lado, está la renegociación avanzada por los casi $12.000 millones de deuda que tiene con el Banco Nación (este año vencen $670 millones). Por último, se cree que pasará lo mismo con el préstamo que tiene que pagar Mendoza con el Gobierno Federal, que ronda los $12.900 millones.

En paralelo a esta negociación, los problemas económicos siguen profundizándose. La caída de la recaudación ha sido muy fuerte en abril (mes en el que vence ingresos brutos de marzo), en el orden del 28%, y se prevé que en mayo será aún peor, ya que abarcará todo abril en el que no hubo comercios abiertos en la provincia. Además se aguarda en parte que la Nación envíe más Adelantos del Tesoro Nacional (ATN) para no atrasarse con estas obligaciones.

Atada al destino nacional

Los Andes dialogó con algunos economistas, quienes coincidieron en que el problema que está atravesando Mendoza es complejo y además que en parte la provincia tendrá su suerte atada a la negociación que realice la Nación con los bonistas.

José Vargas, de la consultora Evaluecon, sostuvo que Mendoza "está en una situación financiera sumamente delicada", y que la pandemia terminó de profundizar los problemas económicos que se vislumbraban.

El economista indicó que más allá de este vencimiento en dólares, la provincia "depende de la Nación para pagar sueldos". En tanto, aseguró que la renegociación "deberá estar en sintonía con la que haga la Nación".

"Lo ideal es que pueda reperfilar al menos una parte, y otra pagarla, para dar certidumbre al mercado de que se quiere honrar la deuda; pero creo que no le quedará alternativa de intentar renegociar el total de los bonos, teniendo en cuenta los problemas económicos del país y la provincia", sostuvo. Además, opinó que no cree que Mendoza pague antes del martes, porque "hay tiempo para seguir negociando".

Por otro lado, Daniel Garro, economista de Value International Group, opinó que Mendoza "mucho no puede hacer, porque pertenece a Argentina, y es lo que haga el país lo que va a terminar repercutiendo en la negociación de la provincia con los acreedores. Es inevitable, tanto de manera positiva si hay una buena negociación del país, como negativa si ocurre lo contrario".

Respecto a cómo debería actuar la Provincia, indicó que, si puede conseguir los dólares, debería pagar y seguir con la renegociación. "Es importante evitar en cuanto se pueda posibles juicios por si no paga", comentó. Pero en caso que no consiga el dinero, expresó que deberá ver "cómo sigue la negociación a nivel nacional para realizar una propuesta que esté acorde a las circunstancias".

También habló con Los Andes Carlos Rojo, economista integrante de los equipos técnicos del frente de Todos, quien también dijo que fue un problema pedir un crédito en dólares en 2016, teniendo en cuenta que la devaluación "pegó fuerte" en las arcas provinciales.

"La estrategia debería ser tratar de refinanciar con un plazo de gracia y también con caída de tasas, como está negociando la Nación, para liberar caja, hacer frente a la caída de la recaudación y comenzar con la reactivación económica", consideró.

Consejo desde el Vaticano: arreglar con Black Rock

Stefano Zamagni, profesor de la Universidad de Bologna, economista dilecto de Juan Pablo II, de Benedicto XVI y ahora asesor de Francisco, fue la estrella de un encuentro virtual organizado por la Universidad de Tres de Febrero para responder una pregunta cargada de intencionalidad: ¿La economía al servicio de los pueblos o de los mercados? Zamagni no evitó explayarse sobre la negociación de la deuda argentina. Y llamó la atención por su sugerencia: la de tratar de convencer al fondo de inversión BlackRock, uno de los principales acreedores de Argentina, de aceptar la propuesta.

Se refirió especialmente a Larry Fink, el trillonario, titular de BlackRock. "Si acepta el canje, otros acreedores se van a plegar". Para el economista del Papa, "el mundo está atento a lo que pasa en la Argentina y quiere que el tema se resuelva favorablemente. Hay un movimiento de intelectuales que buscan convencer a los bonistas de que accedan al acuerdo, y en el grupo hay 12 premios nobel de economía".

El año pasado Fink fue uno de los 181 CEO de empresas que firmaron la declaración sobre la Responsabilidad Social Empresaria. Estas organizaciones van a insistir para que Fink acepte", sostuvo al recordar el documento firmado por Amazon, Apple, General Motors, Ford, Coca-Cola, Walmart, Bayer, Siemens, Exxon, SAP, Goldman Sachs y el mencionado fondo BlackRock.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA