miércoles 28 de octubre de 2020

Andrés Pellegrino, el músico mendocino que hace "Escuela de Rock"en colegios de Londres
Sociedad

Andrés Pellegrino, el músico mendocino que hace "Escuela de Rock"en colegios de Londres

El joven se mudó a Inglaterra en 2016 y enseña a niños a tocar instrumentos y a formar grupos musicales. Además es parte de varias bandas.

Andrés Pellegrino, el músico mendocino que hace "Escuela de Rock"en colegios de Londres

El trabajo de Andrés Pellegrino (30) incluye llegar a alguna escuela londinense y preparar los instrumentos: dos teclados, dos guitarras eléctricas, un bajo, dos baterías eléctricas y dos micrófonos. Tal como lo hizo Jack Black en la película "Escuela de Rock", el músico mendocino se dedica a formar bandas musicales en escuelas primarias. Pero a diferencia del protagonista del film, que lo hace a escondidas de las autoridades y en un solo curso, Andrés forma parte de una empresa dedicada al rubro y enseña a niños de jardín hasta sexto grado.

Además el joven, que se instaló en Londres en 2016, toca en distintas bandas de esa ciudad como la de Spencer Chaplin (nieto del gran Charlie Chaplin) y ha participado de distintos festivales internacionales. Durante sus vacaciones en la provincia, la semana pasada, fue convocado por Pedro Marabini para formar parte de la Vendimia de Junín, donde compartió escenario con su hermanos, los integrantes del Dúo Sentimiento.

Alma viajera

Andrés estudió Licenciatura en Música Popular (percusión) en la Universidad Nacional de Cuyo pero por la movilidad de su trabajo no pudo recibirse. "Empecé a tocar y tuve contratos en cruceros en la empresa americana Carnival Cruise Lines en 2013, mientras estaba cursando. Y si bien he intentado mil formas de rendir a distancia, lamentablemente no he podido convencer a profesores/directivos de incorporarlo en su agenda", comenzó a relatar el joven.

Sobre su llegada a Londres contó que en 2012 tuvo la oportunidad de viajar hasta allí por primera vez a participar por una beca en el ICMP (Institute of Contemporary Music Performance ). "Ahí mi romance con la capital quedó sellado de por vida. Sin mencionar que soy una fan eterno de los Beatles y del rock inglés en general", aseguró. Pero además durante su trabajo en los barcos hizo amistades con personas de todo el mundo y sobre todo muchos ingleses que hoy por hoy considera amigos y hasta hermanos. "Ellos me invitaron y me dijeron, 'venite a Londres y hacemos una banda' y eso fue lo que hice", recordó.

Docencia y música

Actualmente el joven forma parte de la empresa Rocksteady Music School que busca que los niños aprendan a tocar instrumentos de forma divertida y disfruten tocando en un ambiente alegre con el apoyo con sus amigos. "Es algo interesante, ya que este tipo de trabajos no existen en Argentina o al menos en Mendoza", manifestó. Tal como detalló Andrés, su tarea consiste en asistir a colegios primarios a formar bandas de rock para después hacer conciertos escolares al final de cada semestre. "Doy clases a chicos de jardín hasta sexto grado. Cada uno elige su instrumento. Hacemos temas de Bon Jovi, Queen, o cosas más modernas como Justin Timberlake o George Ezra", detalló.

Un grupo de alumnas inglesas del mendocino Andrés Pellegrino durante un ensayo escolar | Gentileza

Para él, lo más importante es que los chicos aprenden a trabajar en equipo. "Llego a las 8 am, voy a mi aula, armo los equipos, tomo un té y a las 9 am arranco con los grupos. Son clases de media hora por grupo y tengo 9/10 grupos por día aproximadamente", precisó. Tal como se informa en la página de la empresa, todos los líderes de banda, tales como el mendocino, son músicos cuidadosamente elegidos y ampliamente entrenados que saben cómo inspirar un amor de por vida por tocar música. "A mí me llena de satisfacción también saber que soy el único no inglés en la empresa y que igual puedo hacer un buen trabajo", subrayó.

Pero además de su trabajo en escuelas, desde 2016 que se mudó a esa ciudad, Andrés ha tenido un centenar de interesantes experiencias laborales. "Desde lograr grabar en los míticos estudios Abbey Road con mi grupo de jazz London Groove Collective, hasta un tour por Sudamérica con la banda indie/pop americana Neon Indian en 2015", relató. También enumeró la participación en festivales como Pop Load en Brasil o el Personal Fest en Buenos Aires. "Donde compartimos escenario, cenas, aviones con artistas como PJ Harvey, la banda francesa Phoenix y el legendario Fat Boy Slim", resaltó el mendocino.

Durante 2019 empezó a incursionar en la escena electrónica del Reino Unido tocando Garage y Drum'n Bass con un nuevo proyecto llamado London Garage Orchestra (música electrónica en vivo con una sección de cuerdas y vientos), tocando en los festivales más importantes de Inglaterra y el mundo como Boom Town y Glastonbury. Recientemente también se incorporó a la banda de Spencer Chaplin. Pero además ha comenzado a musicalizar películas/cortos. "Uno de ellos posiblemente esté en Netflix durante 2020, pero todavía no puedo revelar el nombre", deslizó con simpatía.

Lo que más le gusta de vivir en una capital como Londres es que las cosas pasan. "Se dice y se hace. Los Ingleses son buena gente, sin pelos en la lengua y muy trabajadores. De hecho mi novia es Inglesa", confió. Asimismo asegura que no le costó demasiado adaptarse sobre todo por saber escribir y hablar el idioma perfectamente y por tener amigos queridos.

Pasión familiar

La familia del músico mendocino Andrés Pellegrino está compuesta por su papá Carmelo, su mamá Teresa y dos hermanos con quienes comparte la pasión musical. Ellos son Mónica y Marcelo integrantes del grupo folclórico Dúo Sentimiento. "Llevan más de 35 años tocando y por supuesto mis primeros pasos musicales los di con ellos tocando en festivales y vendimias", recordó el joven.

Durante sus vacaciones en Mendoza, Andrés fue convocado por Pedro Marabini para ser parte del grupo cuyano de la Vendimia de Junín "Hermano de vides y sueños" que se desarrolló el sábado 18 de este mes. Allí compartió el escenario con sus hermanos lo que llenó de orgullo a sus padres y le permitió deleitar al público.