lunes 10 de agosto de 2020

Allasino no asumirá como diputada: irá a un cargo vitalicio
Política

Allasino no asumirá como diputada: irá a un cargo vitalicio

Como se especulaba, la ministra de Hacienda es la elegida de Cornejo para ser Contadora General de la Provincia.

Allasino no asumirá como diputada: irá a un cargo vitalicio

Como se rumoreaba desde la semana pasada, la ministra de Hacienda, María Paula Allasino, es la elegida por el gobernador Alfredo Cornejo para ocupar otro de los cargos vitalicios en el Estado, que se han liberado en su gestión. Se trata de la Contaduría General de la Provincia, a cuyo cargo está José Caviggia desde hace 34 años (asumió en noviembre de 1985). El veterano funcionario ya inició los trámites jubilatorios y dejará el cargo antes de que termine el año.

Ayer se publicó en el Boletín Oficial el pliego de Allasino que envió el Gobernador a la Legislatura y firmado el 28 de octubre, antes de que emprendiera el viaje a Francia y China.

Ahora, la contadora de 41 años deberá sortear el filtro del Senado para asumir un puesto público que tiene estabilidad constitucional.

Antes de la votación de la Cámara alta, en la que necesitará la mitad más uno de los sufragios de los senadores (es casi seguro que la funcionaria de Cornejo los conseguirá, ya que el oficialismo tiene mayoría propia), Allasino tendrá que pasar por una audiencia pública, donde cualquier ciudadano podrá adherir o impugnar el cargo.

Allasino fue electa diputada provincial en setiembre pero, con esta postulación, no asumirá su banca en diciembre, la que quedará para el actual legislador radical Emiliano Campos, quien está terminando su mandato.

Funcionaria clave

La ministra de Hacienda es una funcionaria de confianza del mandatario radical desde sus tiempos como intendente de Godoy Cruz (2007-2015). Con perfil técnico, dio sus primeros pasos como profesional en el sector privado, pero fue en 2006 cuando comenzó su carrera política como asesora del Concejo Deliberante durante la gestión en la comuna, de César Biffi.

Un año más tarde, en 2007, Cornejo decidió promoverla al Ejecutivo municipal como asesora del departamento de Transporte, de la Secretaría de Ambiente y de Obras Públicas, áreas en las cuales trabajó junto a otros funcionarios actuales del Gobierno, como Miguel Nieri, Martín Kerchner y la vocal del Tribunal de Cuentas, Liliana Lázaro.

En 2011, Allasino asumió como directora de Coordinación y Financiamiento Municipal. Ya en 2015, el último año como intendente, de Cornejo, fue designada como Contadora General de Godoy Cruz.

Con estos antecedentes, Cornejo se la llevó consigo cuando asumió el Ejecutivo provincial en diciembre de 2015, designándola directora general de Presupuesto de la Provincia. En agosto del año pasado la promovió al cargo que hoy mantiene, el de ministra de Hacienda y Finanzas.

"Paula conoce como nadie las cuentas públicas; viene conmigo desde Godoy Cruz", señaló Cornejo en el momento que la presentó como nueva ministra. Puso en valor el trabajo de la funcionaria al indicar que "sin dudas tiene un conocimiento absoluto sobre el gasto provincial".

Ante la consulta de Los Andes, desde Hacienda aclararon que Allasino no hablará con la prensa hasta que pase la audiencia pública, para "respetar los tiempos administrativos". Aseguraron que se mostró "agradecida por la confianza brindada por el Gobernador".

La función del Contador General

El cargo de Contador General tiene como objetivo principal "ejercer el control interno de la hacienda pública, establecer criterios técnicos contables y brindar información para la toma de decisiones". 

Además, Allasino -si pasa el filtro del Senado- deberá controlar "la gestión financiera, presupuestaria y patrimonial de la Administración Central; el establecimiento de la metodología contable para aplicar a los distintos organismos", entre otras funciones detalladas en la web oficial de Gobierno.

Se trata de un cargo técnico al que Cornejo, con esta designación, le dará una carácter más político, ya que dejará en el Estado a una funcionaria de su confianza auditando las cuentas públicas, sin posibilidad de que sea removida por otro gobernador.

Es, además, el séptimo cargo vitalicio que podrá designar el actual mandatario en su gestión.