jueves 29 de julio de2021

+ Deportes

Agustín, el hincha que se tatuó al Morro García tras debatirse entre la vida y la muerte

Agustín, el hincha que se tatuó al Morro García  tras debatirse entre la vida y la muerte
Agustín, el hincha que se tatuó al Morro García tras debatirse entre la vida y la muerte

Hace tres años sufrió una peritonitis con septicemia y en Chile se reencontró con el ídolo que lo había visitado dos veces en la clínica.

  • miércoles, 3 de abril de 2019
  • hs.

Agustín Salamone (22 años) tiene tatuado al Morro García en la piel y también en el alma. Y no es para menos. Para remontarse a la génesis de esta historia hay que trasladarse a marzo de 2016, cuando Agustín sufrió una peritonitis que casi lo lleva a la muerte por una septicemia. El cuadro tuvo tantas complicaciones que debió ser trasladado del Hospital Militar al Italiano.

A raíz de la infección, Agustín sufrió fallas multiorgánicas y tuvo que ser intervenido 32 veces. Pasó un mes y medio en terapia intensiva. Fueron días de mucha incertidumbre y dolor para la familia Salamone. Uno de esos días, sus amigos Lucas, Pablo y Martín organizaron una visita sorpresa para levantarle el ánimo e incentivar la recuperación de Agustín.

Y un día aparecieron por el hospital el Morro García, Javier Correa y Gastón Giménez. "Cuando los vi no lo podía creer. Recuerdo que fue en esos días en los que peleábamos el título a San Lorenzo. Hubo partidos que tuve que ver después porque me la pasaba de quirófano en quirófano", recuerda Agustín sentado en el lobby del búnker tombino en Talcahuano.

Mientras sigue la charla con Más Deportes, aparece Santiago García.  Se miran, se dan un abrazo y posan para la cámara. "El Morro recuerda bien aquel momento porque incluso me vino a visitar dos veces al hospital. Más allá de que es un crack también tiene esa parte humana que lo diferencia", aporta  el hincha.

En febrero de este año, cuando se mencionaba la chance de que el goleador uruguayo emigrara a México (Toluca) y luego a Racing, Agustín hizo una promesa: "Prometí que si se quedaba en Godoy Cruz me tatuaría algo referido a él ", cuenta. Y cuando se confirmó que se quedaba, pedí su firma y me la tatué su firma en la pierna derecha".
'¡Vos estás enfermo! ¿Cómo te vas a hacer eso?',  me dijo el Morro cuando le mostré el tatuaje", agrega Agustín, quien está cursando segundo año de Comunicación Social en la UNCuyo y escibe para un sitio partidario del Bodeguero.

Antes estudiaba psicología, pero cuando salió de la clínica, por un concurso fue invitado a la radio y participó de una entrevista a Rodrigo Rey, con quien también tuvo mucho acercamiento y estableció una relación.

Ezequiel Bullaude es otro que se detiene a saludar a Agustín. "Su padre (Eduardo) estuvo internado en el hospital conmigo y escuchábamos los partidos por radio", rememora.


Ahí está Agustín. Desde el martes por la tarde esperando ansioso que llegue la hora del partido para sumarse a la liturgia tombina. 
Es que cuando salió del hospital prometió no faltar nunca más a una misa bodeguera. Y cada vez que pueda, pegarse un viajecito para irse de copas otra vez.

Hoy podés ser parte de Los Andes y acceder a todos los beneficios

Convertite hoy en suscriptor de Los Andes y accedé a todas las noticias en forma ilimitada, contenido exclusivo, newsletter y podés comentar las notas. También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en más de 500 marcas.

Quiero ver las promociones vigentes