lunes 28 de septiembre de 2020

Acusan a diputados venezolanos por el ataque a una unidad militar
Mundo

Acusan a diputados venezolanos por el ataque a una unidad militar

Gilber Caro, Ismael León y Fernando Orozco fueron señalados de integrar una banda que tendría como objetivo el asalto de unidades militares.

  • martes, 24 de diciembre de 2019
Acusan a diputados venezolanos por el ataque a una unidad militar

El gobierno venezolano acusó ayer a tres diputados opositores de estar implicados en el ataque que sufrió en la víspera una unidad militar en el sur del país. Según las autoridades, participaron desertores militares que recibieron apoyo de Colombia, Brasil y Perú.

Los diputados del partido opositor Voluntad Popular: Gilber Caro (que fue detenido el pasado viernes), e Ismael León y Fernando Orozco -este último un disidente del oficialismo- fueron señalados por el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, de integrar una supuesta banda que tendría como objetivo el asalto de unidades militares con el apoyo de paramilitares y policías.

Rodríguez reiteró las acusaciones contra el jefe de Voluntad Popular, Leopoldo López, quien está refugiado desde abril en la residencia del embajador de España tras un fallido alzamiento militar, y el líder opositor y también miembro de esa organización, Juan Guaidó, de estar implicados en planes contra el gobierno, pero no aportó pruebas.

Al rechazar las acusaciones, Voluntad Popular dijo que con las acciones contra la oposición el mandatario Nicolás Maduro busca el "sabotaje'' de la reelección, el 5 de enero, de Guaidó como jefe de la Asamblea Nacional.

Durante una alocución que difundió la televisora estatal, el ministro indicó que las personas implicadas en el asalto a la unidad militar del Estado sureño de Bolívar, próximo a la frontera con Brasil, fueron entrenadas en campamentos en Colombia y recibieron la colaboración del gobierno brasileño de Jair Bolsonaro.

Rodríguez agregó que los asaltantes habrían recibido financiamiento de personas que estarían en Brasil.

En el asalto a la instalación fronteriza fueron hurtados 120 fusiles y nueve lanzagranadas rusos RPG. Rodríguez informó que recuperaron los nueve RPG y la mayoría de los fusiles, pero reconoció que algunas de las armas aún están en manos de los asaltantes que huyeron luego de un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad, en el que pereció el soldado del Ejército, Luis Caraballo Marcano.