A un día de la votación, la Iglesia le pidió al Senado que vote en contra del aborto

A un día de la votación, la Iglesia le pidió al Senado que vote en contra del aborto
A un día de la votación, la Iglesia le pidió al Senado que vote en contra del aborto

El arzobispado reiteró su postura frente al proyecto de ley que será votado mañana en el Congreso.

A falta de un día para una histórica votación en el Senado del proyecto que legaliza la interrupción voluntaria del embarazo en la Argentina, la Iglesia católica advirtió hoy que "el aborto siempre será un drama" y renovó la defensa de "las dos vidas".

"El proyecto de ley que abona la interrupción voluntaria del embarazo, de aprobarse, pone a los indefensos y vulnerables seres humanos que se están gestando en un camino sin salida. Excluidos de la legítima defensa, sin juicio, ni proceso. Sólo les corresponderá el deber de aceptar morir sin más", declaró hoy el arzobispo de Buenos Aires y cardenal Mario Poli.

Poli encabezó hoy la misa central del día de San Cayetano, el patrono del trabajo que cada año recibe las plegarias de decenas de miles de feligreses.

En la iglesia de San Cayetano del barrio porteño de Liniers, el arzobispo reiteró la férrea postura de la Iglesia católica en contra del aborto. Parte de los fieles asistió hoy al templo con el pañuelo celeste, el color de la campaña antiaborto.

El Senado votará mañana el proyecto para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo en Argentina, que ya recibió media sanción el 14 de junio en la Cámara de Diputados.

La ley de aborto legal, seguro y gratuito tiene al parecer pocas probabilidades de ser sancionada porque de los 72 senadores que componen la cámara, 37 ya anticiparon que votarán en contra del proyecto, mientras que 31 se pronunciaron a favor.

No se descartan sin embargo cambios a último momento en la misma jornada de votación, que será acompañada por multitudinarias manifestaciones a favor y en contra en las calles de Buenos Aires y otras ciudades del país.

El arzobispo de Buenos Aires hizo un fuerte llamado a los senadores: "No interrumpan la honrosa y laudable tradición de legislar para el bien común y a favor de una cultura de la vida, protegiendo a los más débiles e indefensos y que esperan participar de nuestra historia".

Poli aseguró que la Iglesia no va a juzgar "a nadie". "Y menos a las madres que por motivos que sólo ella y dios saben, a veces bajo presión de situaciones angustiantes, sin trabajo, solas, y padeciendo hasta el final la incomprensión de su entorno, optan por el aborto, que siempre será un drama, y lejos de ser una solución, con él comienza un camino difícil de llevar en la vida", expresó en su homilía.

El monseñor Poli aclaró que "para ellas los brazos siempre estarán abiertos para consolar, perdonar, y animar a seguir caminando porque dios es un padre bondadoso".

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA