viernes 25 de septiembre de 2020

A tres meses de ser hallado en un basural, un joven está entre la agonía y la imputación
Policiales

A tres meses de ser hallado en un basural, un joven está entre la agonía y la imputación

Juan Flores continúa en terapia intensiva del hospital Central tras haber sido salvajemente golpeado, acusado de haber violado a una chica.

A tres meses de ser hallado en un basural, un joven está entre la agonía y la imputación

Casi tres meses ha sobrevivido un joven que a fines del año pasado fue encontrado desnudo y brutalmente golpeado en un basural de Godoy Cruz. Este muchacho sigue en terapia intensiva y los médicos se sorprenden de su resistencia; el paciente fue víctima de un ataque que respondería a una venganza por un abuso sexual que habría cometido. Mientras permanece internado, estas dos causas judiciales esperan resoluciones.

Juan Flores Ortubia (29) fue rescatado el 30 de diciembre pasado en inmediaciones del barrio Sol y Sierra, en el Oeste del mencionado departamento. Su estado era casi irreversible y los detalles de su cuadro, aterradores: tenía politraumatismos graves, escoriaciones de todo tipo, fracturas, mordeduras de animales, por el tiempo que pasó abandonado e inconsciente, y hasta infecciones ocasionadas por larvas de insectos y parásitos.

Alguien lo vio en esas condiciones, llamó al 911 y permitió que una ambulancia lo trasladara al hospital Central. Desde entonces no abandonó la sala de cuidados intensivos y recién en los últimos días apenas abrió los ojos un par de veces, sin dar más señales de vida. Flores Ortubia está intubado y con una traquetomía.

Fue de tal magnitud la paliza que le propinaron, que hasta algunas lesiones en su zona anal hicieron sospechar que también fue víctima de un abuso sexual.

Señalado como violador

El intento de asesinar a este hombre respondería a una venganza por un abuso sexual que lo tiene como acusado. Dos días antes de que lo encontraran moribundo, en la Oficina Fiscal 4 de Godoy Cruz una mujer de 21 años radicó una denuncia en su contra.

Esta joven aseguró haber sido víctima de una violación en una vivienda del barrio Sol y Sierra. Su agresor la tomó por la fuerza en la calle, la llevó hasta esa propiedad y, luego de golpearla, la violó. Su relato fue claro y sindicó al hombre que hoy permanece internado.

Cuando la causa penal comenzaba, presuntamente los allegados a esta chica hicieron justicia por mano propia y buscaron al sospechoso para darle una paliza y dejarlo al borde de la muerte.

La investigación del abuso está encaminada y sin ningún otro posible autor, por lo que Flores Ortubia siempre estuvo en el hospital con consigna policial, en calidad de detenido. En caso de recuperarse, inmediatamente será imputado por la fiscal de Delitos contra la Integridad Sexual María de las Mercedes Moya, instancia que por ahora parece lejana por su estado de salud gravísimo.

El ataque, sin detenidos

En paralelo a la investigación de Delitos Sexuales, la fiscal Claudia Ríos profundiza la tentativa de homicidio en perjuicio de Flores Ortubia. Lógicamente las sospechas apuntan hacia los allegados de la joven abusada. Sin embargo, por ahora no hay pruebas ni testimonios para ordenar detenciones.

El expediente no tiene testigos que hayan sido contundentes y la víctima, siempre en terapia intensiva, no ha podido declarar.

Sí hay versiones de que su madre por aquellos días recibía en el barrio mensajes amenazantes y en tono de burla por parte de sujetos que la veían y le decían: "Ahí te dejamos tirado a tu hijo".

Esta mujer, tras varias horas sin saber nada de su hijo, había efectuado una denuncia de averiguación paradero.

Antecedentes

No es la primera vez que Flores Ortubia se encuentra mencionado en investigaciones penales. Desde hace más de 10 años tiene roces con la Justicia.

El 1 de enero de 2009 Flores fue vinculado a una causa por lesiones leves dolosas. El 16 de junio de 2010 su nombre se sumó a un expediente por hurto agravado en grado de tentativa.

El 3 de agosto de 2015 le imputaron un robo agravado y el 1 de abril de 2016, una causa por lesiones leves.

Además, los médicos que lo atienden detectaron que tenía una cicatriz por una herida de arma blanca de hace unos cuatro años. Esas marcas también dan cuenta de que ha participado en varias riñas ya que acumula otros politraumatismos por golpiza de ocasiones anteriores.