viernes 3 de julio de 2020

10 mujeres/10 arquitectas: hoy, la francesa Odile Decq
Arquitectura

10 mujeres/10 arquitectas: hoy, la francesa Odile Decq

En el 2013, después de una trayectoria de 35 años, Decq fue elegida la mujer arquitecta del año.

10 mujeres/10 arquitectas: hoy, la francesa Odile Decq

La obra de la arquitecta francesa Odile Decq incluye desde objetos cotidianos, muebles, luminarias, museos y bancos, hasta proyectos urbanísticos. Decq nació y desarrolló parte de su vida en la ciudad de Laval, en lo que se conoce como la "Bretaña francesa". Desde niña se interesó en las actividades creativas, pero su familia pensaba que la arquitectura no era una profesión apropiada para las mujeres.

“Nunca consideré la arquitectura porque pensaba que no era posible para una chica. Mi padre estaba convencido de que no era una carrera para mujeres y en ese momento había muy pocas arquitectas, por lo que el tema nunca se discutió. Yo quería hacer algo relacionado con las artes (un maestro de dibujo me introdujo a la arquitectura, a las artes decorativas, al urbanismo)… Tenía una amiga que fue a estudiar historia del arte a Rennes, así que decidí seguirla. Allí conocí a varios estudiantes de arquitectura y fui a visitar la escuela para ver qué era lo que hacían. Un día pregunté: “¿Pero hay chicas que hacen arquitectura también?, ¿es eso posible?”. “Sí, sí”, me dijeron, “puedes presentarte al examen de ingreso si quieres”. Así que me presenté y aprobé el ingreso. Después fui a casa a contarle a mis padres. La reacción de mi padre fue: “Pero no es posible para chicas, ¡no hay mujeres en la arquitectura!” y para demostrármelo invitó a almorzar a un arquitecto parisino que venía a Laval cada tanto. El caballero vino y como era hombre, al final de la comida me dijo: “Entonces mi petite demoiselle, he escuchado que quieres ser arquitecta. ¿Qué quieres construir? Y yo contesté: “¡Un teatro!”. El me miró sorprendido y se dirigió a mis padres: “Les diré una cosa. No sé si ella hará un teatro o no, pero está bien que haya jóvenes interesadas en la arquitectura, porque con su sentido común harán buenos diseños de muebles de cocina y superficies de trabajo”. Volví a Rennes y me dije a mí misma que ya que estaba dotada de sentido común, lo usaría para todo excepto para cocinas y armarios”.

Después de iniciar la carrera en Rennes, continuó en La Villette de París, donde se recibió en 1978. En 1979 se especializó en urbanismo y planeamiento en el Instituto de Estudios Políticos de París. En una clase de arte conoció a quien sería su marido y socio, Benoît Cornette, que había estudiado medicina previamente. Juntos abrieron su estudio en 1982: Odile Decq - Benoît Cornette Architectes Urbanistes (ODBC Architectes).

En 1990 obtuvieron el primer premio en el concurso de la Banque Populaire de l’Ouest, el primer edificio que les dio notoriedad, construido en acero, vidrio y componentes modulares industriales, con una mirada innovadora sobre el movimiento de las últimas tendencias: el tardomoderno de la corriente high-tech. Durante los 80, Decq y Cornette viajaron permanentemente a Londres movilizados por la alta tecnología y otros aspectos de la cultura. Otros proyectos notables fueron el puente para la A14 de Nanterre y la Facultad de Ciencias Económicas de Nantes, por concurso. En 1996 ganaron el León de Oro en la Bienal de Venecia. En 1998 Cornette falleció trágicamente en un accidente de auto a los 45 años de edad.

En 2001 Odile Decq fue seleccionada para la ampliación del Museo de Arte Contemporáneo de Roma que abrió sus puertas en diciembre de 2010. El MACRO es una “pequeña obra maestra”, se integra perfectamente en el contexto. En 2004 recibió el encargo de la comisión para el Fondo Regional de Arte Contemporáneo de Rennes, otra de sus obras mejor resueltas. En 2011 diseñó el restaurante de la Ópera de Garnier en París, donde enfrentó el desafío de realizar un espacio contemporáneo con un diseño que rozaba el maximalismo en un sitio declarado monumento, de un historicismo eclecticista con características del clasicismo francés.

En 2014 creó en Lyon el Instituto de Innovación y Estrategias Creativas en la Arquitectura: Confluencia, y fue una de las cinco arquitectas seleccionadas para el documental Making Space/5 Women Changing the Face of Architecture junto a Annabelle Selldorf (Nueva York), Kathryn Gustafson (Seattle y Londres), Farshid Moussavi (Londres) y Marianne Mackenna  (Toronto), de quienes iremos desarrollando su impronta en los próximos artículos.