Sociedad Jueves, 7 de abril de 2016 | Edición impresa

Un nuevo equipo para diagnosticar el cáncer

La medicina nuclear mendocina tiene desde ayer un sistema único en toda América Latina. Ayudará a detectar mejor enfermedades oncológicas y otras.

Por Mauricio Manini - mmanini@losandes.com.ar

La Fundación Escuela de Medicina Nuclear está de estreno. A su equipamiento de tecnología médica sumó ayer un nuevo aparato llamado RMN-PET, una moderna tecnología que une un Resonador Magnético Nuclear y un Tomógrafo por Emisión de Positrones y que facilitará los diagnósticos. 

Este equipo doble permite tomar a la vez imágenes anatómicas y del metabolismo como se hace por ejemplo en los casos de cáncer: uno analizando el mapa completo del cuerpo y otro detectando los tumores. “Este equipamiento es el más avanzado en el mundo para la adquisición de imágenes anatomometabólicas, destinada fundamentalmente a enfermedades oncológicas, cardiológicas y neurosiquiátricas”, anunciaron

Para tener una idea de la dimensión, el resonador magnético es de tres Teslas -lo que genera un gran campo magnético- y la inversión fue de 5 millones de dólares. Así, la Fuesmen se convierte en el primer y único centro de América Latina en poseer uno. 

En el ala Este de la planta baja podía verse el blanco equipo en funcionamiento. En realidad estuvo desde antes para ser calibrado, pero ayer quedó a pleno para ser usado e incluso hubo que esperar a que saliera un paciente para tomar la foto. Por el campo magnético pedían no entrar con objetos metálicos y era curioso ver cómo se usaba una llave de plástico.   

Valentín Ugarte, director general de la fundación, explicó algunos de los nuevos avances. El sistema es ideal para casos específicos ya que se lo considera muy bueno para enfermedades tumorales del cerebro y degenerativas como Alzheimer. Asimismo, es útil para estudios del corazón, estudiando su viabilidad y el estado de sus células. 

“Con estas técnicas se puede indicar al médico por dónde ir para evitar dañar el tejido en una operación. Esto es muy novedoso, es similar a un GPS que guía al médico para disminuir los daños colaterales”, detalló. Como se comentó, otra novedad es que se podrá ver mejor cómo están funcionando los órganos y el estado del cerebro: “Inclusive, sin inyectar ningún material puedo ver y describir todas las fibras y las conexiones nerviosas”, describió Ugarte. 

El equipo que se utilizaba antes es uno llamado PET–CT, por tomografía computada. Si bien seguirá en uso, el nuevo aparato irradia 600 veces menos y requiere de menor material radioactivo, algo muy beneficioso especialmente cuando los pacientes son niños. Además, aporta todas las bondades diagnósticas de la resonancia funcional, espectroscopía y tractografía, entre otras.

“Por un lado no hay radio como en un tomógrafo, y por el otro se necesita la mitad de la dosis de radiotrazador. Lo ideal en estos avances no es aumentar la cantidad de rayos sino cada vez necesitar menos”, aclaró Ugarte. De todas formas, a nivel mundial aún queda mucho por investigar con esta tecnología y por ahora el nuevo sistema convivirá con el anterior. 

Orgullo provincial 

Argentina fue una de las primeras naciones en desarrollar tecnología nuclear propia. Así surgió en 1950 la Comisión Nacional de Energía Atómica y, cinco años después, lo que hoy es el Instituto Balseiro, en Bariloche. Con ambas instituciones se trabajó para crear la Fuesmen y en 1991, con el apoyo del Gobierno de Mendoza, llegó un aparato que la transformó en el primer centro PET en países de habla hispana. 

Como explicó Ugarte, Mendoza es una de las plazas más importantes en el desarrollo nuclear desde sus análisis pioneros en tiroides con yodo radioactivo. Y con el nuevo equipo se harán otras pesquisas en el tema. 

“El 50% de las horas de este equipo va a estar destinado a desarrollo e investigación. Con investigación y recurso humano bien formado es la única forma de lograr una buena actividad asistencial”, reflexionó el médico.

Glosario

Algunas de las siglas utilizadas en esta nota se forman por el nombre en inglés. 

En español significan:

RMN: Resonador Magnético Nuclear

PET: Tomografía por emisión de positrones

CT: Tomografía computada

CNEA: Comisión Nacional de Energía Atómica

FUESMEN: Fundación Escuela de Medicina Nuclear

Tesla: No es una sigla sino una unidad de inducción magnética.