jueves 13 de agosto de 2020

Sociedad

Un mural homenajea la lucha de los niños con cáncer

Fue inaugurado en Junín y es el segundo en la provincia. Lo hicieron los chicos y sus familiares con materiales de construcción reciclados. Se trata de un proyecto con aval del Notti.

“La noticia de un hijo con cáncer es devastadora, es un golpe terrible del que uno cree que jamás va a poder levantarse”, dice José Luis: “Pero después de ese momento de gran tristeza y de aturdimiento uno empieza a andar y en ese viaje acompañando al hijo, vas conociendo gente buena, médicos, enfermeros y también otros papás, que están en la misma que vos y así el camino se hace menos difícil y llegan las esperanzas”.

José Luis es el papá de Agustín, que tiene 15 años y que a los 13 le detectaron leucemia. Hoy, luego de meses de tratamiento y de un trasplante de médula, Agustín está casi recuperado y aunque sigue con controles habituales en el hospital Humberto Notti, volvió a jugar al fútbol en Godoy Cruz y se entusiasma con eso y con dejar al cáncer definitivamente atrás.

Los dos, padre e hijo, estuvieron ayer en Junín junto a mucha gente; allí, en el parque Dueño del Sol, sobre una de las paredes externas del estadio municipal de bochas, se inauguró un extenso mural de 16 metros que homenajea precisamente esa gran lucha, la que dan los niños con cáncer.

Un proyecto que involucra a muchos, que tiene el aval del hospital Notti y que desde el año pasado busca (para cada 15 de febrero, Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer Infantil), dejar inaugurado un nuevo mural en algún punto de la provincia: Luján ya tiene el suyo y ahora le tocó a Junín. La idea es que para 2033 se construya el número 18 y que entonces, cada departamento tenga el suyo en un parque o en alguna plaza.

Luisa Olguín es la escultora autora del proyecto, que se conoce como "Pajaritos volando" y que nació a fines de 2015 en la biblioteca Alberdi, de Luján: "Queríamos hacer algo por los chicos que sufren esta terrible enfermedad y surgió la idea de un mural, que en principio iba a estar en el Notti pero que luego acordamos sacar del hospital y llevarlo a las plazas y a los parques", cuenta Luisa, que como autora del proyecto coordina un trabajo que cubre varios frentes y del que participan niños del Notti en tratamiento oncológico, sus familiares, gente de distintas bibliotecas públicas y las comunas: el año pasado la de Luján y ahora la de Junín.

“Los que tenemos hijos con esta terrible enfermedad sabemos lo agotador que en cierto sentido puede ser, especialmente para ellos que tienen que poner el cuerpo cada día”, dice Walter, papá de una nena en tratamiento: “Por eso estamos acá, para darnos fuerza entre todos, para dar testimonio y para agradecer el trabajo que se hace en el Notti”.

El mural en Junín muestra un paisaje rural donde hay árboles, cerros, un grupo de niños jugando y un enorme sol; además, hay pájaros volando y cada uno de ellos fue armado con pequeños trozos de baldosas, piedras o cerámicos por niños y familiares del pabellón de la sala de espera del Servicio de Hematología y Oncología del Notti.

“Todo se hace con material de construcción reciclado. A los pájaros le dan forma los chicos y sus familiares en el Notti y luego los traemos acá, al mural”, cuenta Luisa y recuerda que el mural de Luján, inaugurado hace ya un año, está plasmado en la pista de salud frente a la rotonda de la Virgen: “El resto de las figuras de la escultura se van armando en distintos lugares; en el caso de Junín, en tres bibliotecas del departamento y en el taller de Braille”.

Del acto participaron, entre otros, la ministra de Salud, Claudia Najul; la gente de la comuna de Junín junto al intendente, Mario Abed; el director del Notti, Raúl Rufeil; y el jefe de Hematología de ese hospital pediátrico, Guillermo Arbesú. 

“Mi tarea, dentro de este lindo proyecto que empieza a recorrer la provincia, ha sido mínima. Sólo me he limitado a que cuando alguien viene a un área del hospital donde suele haber mucho sufrimiento y propone ayuda, trato de no dejarlo ir y eso es lo que pasó con Luisa, con la que nos hemos comprometido a un proyecto que va a durar muchos años”, relató Arbesú.

Es clave la detección temprana

Más de 60% de los menores de 15 años a los que se les detecta un cáncer en la Argentina tienen probabilidad de sobrevida y en la mayoría de los casos la enfermedad se cura cuando es diagnosticada de manera temprana y reciben tratamiento en unidades de oncología pediátrica, aseguró una especialista del Instituto Nacional del Cáncer (INC).

"En países como Estados Unidos o Alemania, 80% de los casos de cáncer infantil se curan y en Argentina en más de un 60%; el promedio de casos detectados por año, que se mantiene estable desde hace 14 años: ronda entre 1.200 y 1.300", dijo Florencia Moreno, coordinadora del Programa Nacional del Cuidado Integral del Niño y Adolescente con Cáncer del INC, que depende del ministerio de Salud de la Nación, y directora del Registro Oncológico Hospitalario de Argentina (ROHA).

“Lo más importante, en relación a la detección temprana, es capacitar a los agentes de salud (médicos, enfermeros y personal sanitario) porque la mayoría de los casos se resuelven de manera exitosa cuando son diagnosticados en tiempo y forma y son tratados correctamente. Lo más importante es que la consulta sea en unidades de oncología pediátrica, con un equipo interdisciplinario”, detalló Moreno.