martes 1 de diciembre de 2020

Sociedad

TV a demanda, la preferida en los hogares jóvenes

Los millennials adultos entre los 24 y 33 años no muestran interés por la TV tradicional y son los que más eligen ver series y películas en plataformas on line.

  • martes, 4 de julio de 2017

Descriptos como nativos digitales, familiarizados con los teléfonos inteligentes y las redes sociales, la generación de los millennials está en boca de todos. Justamente son ellos quienes al llegar a la vida adulta (entre 24 y 33 años) optan en mayor medida por los contenidos audiovisuales a demanda, ya que en lugar de contratar a un operador TV tradicional, eligen utilizar algún tipo de plataforma que le permita ver series o películas cuándo lo desean como Netflix, Amazon Prime Video, HBO Go, Qubit, entre otras. 

De hecho, según el informe “Internet y consumo audiovisual - 2017”, realizado por la consultora Carrier y Asociados, los servicios audiovisuales OTT (Over The Top, servicio de video a través de internet) son habituales entre los argentinos, ya que son utilizados por 2 de cada 3 usuarios de internet, no necesariamente porque tengan suscripción.

“La penetración de estos servicios aumenta en la medida en que sube el NSE (nivel socioeconómico) y es más fuerte entre los millennials adultos (de entre 24 y 33 años), quienes combinan actitud generacional con autonomía económica”, explican en la difusión del contenido.

El analista en telecomunicaciones Enrique Carrier, de la firma que lleva su nombre, ahondó en los motivos de esta tendencia que se va consolidando con el pasar de los años. "En el hogar joven no tenés la inercia de tener contratado el servicio de cable, una cosa es el que tuvo cable 20 años y tiene que darlo de baja y otra el que nunca lo tuvo", diferenció.

Por otra parte, habló de los presupuestos limitados, muy frecuentes cuando los jóvenes deciden dejar el hogar familiar. “Ponen en consideración lo tv tradicional al pensar 'no voy a estar pagando cable si no lo voy a mirar'”, expuso el experto. Según su experiencia, en los hogares jóvenes el servicio que se prioriza es la banda ancha, tanto fija como móvil. “Después viene la telefonía y la televisión”, precisó el analista.

Para Carrier, esta realidad se trata de una tendencia irreversible y que irá creciendo inevitablemente. “Nosotros hablamos de la primeras camadas de millennials que son adultos y que toman decisiones por sí mismos y esto solo puede crecer por un tema de piramidal”, remarcó.

Cuando tuvo que mudarse con su pareja Sebastián (28) ni pensó en contratar televisión satelital, ni por cable. "Lo primero fue una buena banda ancha para poder bajarme películas y series y con el tiempo accedí a Netflix a través de un amigo", recordó. Por su trabajo el joven tiene la necesidad de estar siempre informado, por lo que invirtió en una antena de Televisión Digital Abierta (TDA).

“Como estoy en un departamento la señal no es perfecta, pero puedo acceder a los noticieros locales antes de salir de mi casa y a la noche relajarme con alguna peli que me guste”, detalló. Haciendo una comparación rápida contó que cuando averiguó un servicio de tv tradicional no le costaba menos de $500, mientras que otras plataformas le salían entre $110 y $180.

Consumo diario

Otro dato que surge del informe de Carrier, es que más de la mitad de los usuarios de OTT (un 53%) consumen contenidos desde allí casi a diario. "En las consultas que hacemos muchos cuentan que lo ven como una forma de desenchufarse", explicó el experto. Esto es así, porque lo diferencian de la televisión donde generalmente priman los contenidos sobre actualidad por sobre las películas y las series que ofrecen plataformas, como por ejemplo, Netflix que es, según la consultora, la que reina en el segmento.

Además los usuarios observan como una ventaja del contenido a demanda el hecho de elegir lo que quieren ver en el momento que lo desean. “Cuando prendés la tele tenés que ver lo que hay en ese momento pero el OTT se puede elegir”, explicó.

Julieta (25) se declara a sí misma dentro de la porción de argentinos que mira televisión a demanda de forma diaria. "Si prendo la tele es sólo para ver Netflix, a la mañana tengo mi serie corta para desayunar y a la tarde alguna un poco más larga", comentó. Además aseguró que los fines de semana se dedica a mirar películas. "Cuando vivía en lo de mis viejos siempre me enganchaba con alguna que pasaran, pero ahora ni se me ocurre, elijo yo y si me da sueño, sé que puedo continuar al otro día", expuso.

Un tercer punto observado es la utilización de distintos dispositivos para consumir OTT. Dentro de ellos el Smart TV (televisor inteligente) o el televisor conectado se lleva el primer lugar con 88%, le sigue la PC con 64%, el smartphone con 38% y la tablet con 25%. "El crecimiento de los OTT se ve también favorecidos por el aumento en las ventas de los Smart TV, todos vienen con la aplicación para Netflix y representan una ventaja antes que tener que conectar la computadora", señaló.

Lejos de darse por vencidos, los operadores de cable luchan por resistir, muchos de ellos se renuevan para convertirse en operadores de banda ancha y ofrecer contenidos en internet. Además siguen brindando contenidos que son de alguna manera irremplazables por las otras plataformas. “Son los que tiene que ver más con el vivo, sobre todo lo relacionado con deportes, eso va a ser un diferencial que va a motivar a muchos a no dejar la tv tradicional”, indicó.

Alianza Eventbrite-Spotify

Eventbrite, una de las plataformas de venta de entradas más grandes del mundo, comunicó recientemente su alianza con Spotify, el gigante del streaming de música que cuenta a la fecha con 140 millones de usuarios activos. La integración entre ambas plataformas posibilita que los usuarios puedan encontrar conciertos organizados vía Eventbrite a través de las recomendaciones de Spotify.

La función está disponible a través de las pestaña "Conciertos", allí se pueden encontrar recomendaciones personalizadas para los usuarios, quienes pueden completar la compra de entradas en la plataforma de Eventbrite en dos rápidos taps, sin logins ni ingresos de captchas adicionales. El fan será redirigido directamente a la página de Eventbrite y desde allí podrá gestionar todas sus entradas. Según voceros de la empresa, se está trabajando para que próximamente se puedan adquirir las entradas directamente desde Spotify.