Mundo Sábado, 14 de mayo de 2016 | Edición impresa

Según Wikileaks, Temer fue informante de la CIA

La organización internacional informó ayer que el presidente interino de Brasil trabajó para la Agencia Central de Inteligencia estadounidense en 2006, durante el mandato presidencial de Lula.

Por Télam

La organización internacional Wikileaks informó ayer que el presidente interino de Brasil, Michel Temer, fue informante de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense en 2006, durante el mandato presidencial de Lula.

Según la organización internacional, cuyo reporte recogieron ayer portales de internet de todo el mundo, Temer mantenía constante comunicación con la Embajada de EEUU en Brasil con el intercambio de información clasificada por él mismo como "sensible” y “solo para uso oficial”. El documento que evidencia la relación entre Temer y la CIA fue enviado desde la ciudad brasileña de San Pablo, con destino al Comando Sur de EEUU con información acerca de la situación política en Brasil. 

En uno de los dos cables filtrados (datados en 2006) se afirma que “el diputado Federal Michel Temer, presidente nacional del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), cree que la desilusión pública con el presidente Lula y el Partido de los Trabajadores (PT) proporciona una oportunidad para que el PMDB presente su propio candidato a las elecciones presidenciales de 2006”.

“Al ser preguntado sobre el programa del partido, Temer indicó que el PMDB apoya políticas que favorecen el crecimiento económico. El partido no tiene ninguna objeción al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) (y) preferiría ver al Mercosur fortalecerse con el fin de negociar con el ALCA como bloque, pero la tendencia parece ser la contraria”, se afirma en otro fragmento de los documentos filtrados. 

Maduro defendió a Dilma y dijo que EEUU “viene” por Venezuela

El presidente Nicolás Maduro volvió a cargar anteayer duramente contra el gobierno de los Estados Unidos al sostener que fue cómplice del “golpe de Estado” contra su par de Brasil, Dilma Rousseff, y denunció que ahora “vienen” por Venezuela. 

“Hoy (por el jueves) se consumó la primera fase de un golpe de Estado para acabar con una era de fuerza y liderazgo popular, para dividir al Brasil. Desde el norte tienen claro que Brasil es muy importante para el rumbo de América Latina, para el rumbo del mundo”, sentenció el mandatario anoche desde el Palacio de Miraflores en Caracas. 

Destacó que “los Estados Unidos quieren impedir que en Latinoamérica continúen los gobiernos progresistas y revolucionarios elegidos democráticamente para bienestar de los derechos fundamentales del pueblo”. 

El jefe de Estado sostuvo que la destitución de Dilma constituye un “golpe contra Sudamérica” y una amenaza “a la Celac, Unasur, y a todos los movimientos sociales y políticos que han creído en un proceso de inclusión en la región”. “Yo llamo ante esta ruptura evidente de las reglas de juego del país más grande e importante de nuestra América a que haya una reacción importante de todos los movimientos sociales, políticos”, pidió.

Maduro indicó que su gobierno seguirá muy de cerca la situación de Brasil porque “sabemos que esto va a afectar el sistema de relaciones sudamericano y latinoamericano”. “Nosotros asumimos la presidencia del Mercosur dentro de un mes y esa cumbre tiene que hacerse aquí en Venezuela. Esto va a afectar sin lugar a dudas, así que estaremos evaluando paso por paso, coordinando con gobiernos de América Latina, del Caribe, a nivel de países No Alineados, a todos los niveles”, aseveró. 

Comentó luego que “lo que se está haciendo contra Dilma es injusto”, e insistió que “poderosas fuerzas mediáticas e imperiales han decidido acabar con los liderazgos populares de izquierda”.