Sociedad Miércoles, 7 de agosto de 2013 | Edición impresa

Recomendaciones

El director de la Fundación Da Vinci, Daniel Robaldo, detalló que la entidad nació en 2005, pero un par de años antes comenzaron a ofrecer aportes para apuntar a una educación sin violencia.

Esto, porque observaron que las situaciones conflictivas se suelen abordar desde un enfoque represivo, con una visión de "poner límites". Además, señaló que el sistema educativo es muy cerrado a propuestas de organizaciones sociales que puedan plantear alternativas.

Los integrantes de la entidad elaboraron una serie de recomendaciones, que esperan que tome la Dirección General de Escuelas para no profundizar la crisis del sistema.

Entre otras, que es necesario el ejercicio cotidiano de la imaginación, sobre todo en una época donde la tecnología tiene un protagonismo en la vida de niños y jóvenes; disponer de espacios físicos para el intercambio recreativo y lúdico fuera del aula, pero dentro de la escuela; capacitar a los profesores de educación física para que incluyan gimnasia psicofísica (posturas, ejercicios respiratorios, juegos atencionales y destrezas); trabajar proyectos con sentido social vinculados al entorno institucional; reflexionar sobre las diversas formas de violencia y su naturalización.