Pintá tus vasos de vidrio y convertilos en obras de arte

Pintá tus vasos de vidrio y convertilos en obras de arte
Pintá tus vasos de vidrio y convertilos en obras de arte

Pintar vasos de vidrio es una tarea sencilla que podés terminar en el día. Preparate para crear tu propia cristalería, única e irrepetible.

Dejá volar tu imaginación y convertí un vaso de vidrio en una obra de arte. Utilizalos como regalos de cumpleaños, casamientos y aniversarios. Pintar sobre vidrio es una actividad fácil que también pueden hacer los niños.

Materiales: Vasos de vidrio transparentes. Limpiador de vidrios o alcohol. Esmalte acondicionador de superficies. Pintura artíatica para vidrio. 2 esponjas.

Instrucciones:

- Limpiá los vasos con un limpiador de vidrio o alcohol. Los vasos deben estar limpios para que la pintura se adhiera correctamente a la superficie. Usá una esponja para aplicar una capa fina de esmalte acondicionador de superficies en el exterior del vaso; esto te ayudará a que la pintura se adhiera al vidrio.

- Elegí un diseño. Usá fotos de revistas o imágenes impresas para inspirarte. Por ejemplo, usá una revista de jardinería como guía para hacer flores. Las imágenes prediseñadas son una guía más simple para copiar ya que por lo general es una imagen sencilla. Para más ayuda, pegá la imagen dentro del vaso y seguí el diseño.

- Colocá pequeñas cantidades de pintura acrílica en vasos de plástico pequeños. Usá pinceles planos para hacer el diseño en el exterior del vaso. Limpiá rápidamente los errores con la punta de una esponja mojada. Para cambiar de colores, enjuagá el pincel en el recipiente con agua. Trazá el contorno del diseño con un pincel fino. Dejá secar la pintura durante al menos 48 horas.

- Colocá los vasos en una placa para horno. Llévalos al horno a 160 grados centígrados. Horneá los vasos por 10 minutos para fijar la pintura. Apagá el horno y dejá la puerta cerrada hasta que se enfríe. Esto evitará que los vasos se dañen. Retirá los vasos del horno cuando éste se haya enfriado.

- Usá agua tibia y jabón para enjuagar el acondicionador que quede en el vidrio. Lavá siempre a mano los vasos con una esponja y detergente suave para no dañar el diseño pintado. Dejá secar los vasos.

Nota: Estos vasos no son aptos para lavar en lavavajilla.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA