Espectáculos Viernes, 22 de agosto de 2014 | Edición impresa

Piazzolla: la cima del tango

Cinco músicos mendocinos presentan un concierto-homenaje que revivirá las piezas del legendario disco que firmaron Astor Piazzolla y el saxofonista Gerry Mulligan. Vanguardia y pasión arrabalera para alimentar el corazón. "Reunión Cumbre: homenaje a Piazz

Por Lorena Misetich - lmisetich@losandes.com.ar

Criticado en sus comienzos, Astor Piazzolla buscaba la libertad del tango, y transmitir con su música ese espíritu cotidiano que se respira en Buenos Aires. A lo largo de su carrera logró traspasar fronteras, dejó un gran legado y es sin dudas el maestro para la nueva escuela del género.

Este año, uno de sus discos más recordados “Reunión cumbre”, álbum donde comparte sus composiciones con el estadounidense Gerry Mulligan, celebra sus 40 años.

Y aunque las cuatro décadas de vida de este trabajo que combina el talento jazzero de Mulligan y el espíritu ciudadano de Piazzolla, son un motivo más para que cinco músicos profesionales y familiarizados con el tango se unan en el escenario para homenajearlo.

Eso es lo que ocurrirá esta noche cuando Mauricio Agüero, Alejandra Sáez, Omar Massa, Pablo Conalbi y Laureano Melchiori interpreten esa obra, entre otros clásicos en “Reunión cumbre: homenaje a Piazzolla”.

Referente mundial

“Todos conocemos su obra y nos representa generacionalmente. Crecimos con Piazzolla, y no nos planteamos que clase de tango es, sino valoramos su música”, sostiene el saxofonista Mauricio Agüero quien junto a la pianista Alejandra Sáez unos meses atrás volvieron a su provincia natal, con la idea de forjar nuevos planes con artistas locales.

-De las obras de Piazzolla, este disco es particular porque se acerca al jazz, y el saxofón adquiere protagonismo...

-Era un disco que veníamos tocando con Alejandra como dúo con música de cámara, pero con la idea de hacerlo con una banda. No haremos la versión original de la banda de Piazzolla con nueve músico, y lo transformamos en una especie de reunión cumbre de cámara en formato de quinteto. En este disco se incluye el contrabajo y el saxofón, como instrumentos solistas.

Impulsados por las ganas de generar proyectos diferentes en la escena tanguera local, Agüero y Sanz, ambos doctorados en música en Estados Unidos convocaron a colegas relacionados con el género para hacer realidad su anhelo.

Así recalaron en Laureano Melchiori, Pablo Conalbi, baterista de Altertango, y el bandoneonista Omar Massa, quien es un avezado de la obra del artista porteño, y actualmente está nominado con su banda Quatrotango a los premios Gardel 2014, en la categoría Mejor Álbum Orquesta de Tango Instrumental, por su disco “Homenaje a Astor Piazzolla”.

-Desde tu experiencia, ¿pensás que la música de Piazzolla nos representa en el exterior?

-Una de las cosas que nos llevó a realizar este proyecto es ver que en el resto del mundo es muy conocido y respetado. Nuestros profesores lo tocaban, estaba incorporado en la currícula de cualquier instrumento.

Recuerdo que asistí a un curso de saxofón en Florida, y mi profesor presenta una obra de Piazzolla, y luego me comentó que le gustaba su faceta romántica. Pero Piazzolla es mucho más que romántico, es intenso.

-Luego de este debut, ¿tienen planes de afianzarse como agrupación?

- La aceptación y experiencia entre nosotros ha sido buenísima. Queremos sacarle el provecho a este trabajo, y pretendemos llevarlo a una sala mayor en Mendoza. Después si es posible, presentarlo en otras provincias.

Sabemos que al ser un disco particular, va a tener muchísima relevancia en otros lugares. Y es un paso para continuar trabajando en el ámbito tanguero de Mendoza.

Las piezas de “Reunión cumbre” serán el núcleo del concierto, pero habrá espacio para los clásicos como “Verano porteño”, “Invierno porteño” y “Fuga y misterio”, y sorpresa para el público amante de la música ciudadana y vanguardista. 

Reflejo de años de gloria

Astor Pantaleón Piazzolla nació en Mar del Plata, el 11 de marzo de 1921y falleció el 4 de julio de 1992. A lo largo de su carrera demostró -más allá de lo que opinaran los “dinosaurios” del tango clásico- que fue un bandoneonista y compositor de excepción, a la altura de los mejores músicos del siglo XX de todo el continente.

En 1973, Astor sufre un infarto que le obliga a reducir su actividad, por lo que se instala en Italia, en donde permaneció grabando durante cinco años.

En esos años formó el Conjunto Electrónico, un octeto integrado por bandoneón, piano eléctrico o acústico, órgano, guitarra, bajo eléctrico, batería, sintetizador y violín (el cual posteriormente fue reemplazado por una flauta traversa o saxo). 

En 1974 se separó de Amelita Baltar, y ese mismo año graba con Gerry Mulligan Summit, junto a una orquesta de músicos italianos. “Reunión cumbre” fue un éxito y significó también la consagración internacional del marplatense.

Al año siguiente, el Ensemble Buenos Aires graba su obra “Tangazo” para orquesta sinfónica.

FICHA

"Reunión Cumbre: homenaje a Piazzolla"

Día: Hoy

Hora: 21

Lugar: Sala roja Espacio Cultural Julio Le Parc (Guaymallén)

Entradas: $ 70, en boletería del lugar