martes 4 de agosto de 2020

Obispo “enamorado” cumplió penitencia y vuelve a la Iglesia
Sociedad

Obispo “enamorado” cumplió penitencia y vuelve a la Iglesia

Tras renunciar y vivir un tiempo en España, será misionero en Neuquén. En 2012 trascendieron sus fotos con una mujer en un playa de México.

Obispo “enamorado” cumplió penitencia y vuelve a la Iglesia

El ex obispo de Merlo-Moreno (Buenos Aires) Fernando Bargalló saltó a los primeros planos informativos en junio de 2012, cuando protagonizó un escándalo al difundirse unas fotos en las que aparecía abrazado a una mujer en una exclusiva playa mexicana. Debió renunciar y -sin querer abandonar su condición clerical- aceptó pasar un tiempo de penitencia recluido rezando y luego estudiando en el país y el exterior.

Ahora, Bargalló vuelve a prestar servicios en la Iglesia argentina, pero lejos de los grandes centros urbanos y con una tarea de bajo perfil: será misionero en el interior de la provincia de Neuquén.

“El obispo pecó y cumplió una penitencia muy grande. Estuvo dos años rezando y cumpliendo la pena en un templo. La Iglesia lo perdonó porque Dios perdona. La Iglesia no puede condenar eternamente”, reveló el obispo de Neuquén y vicepresidente primero de la Conferencia Episcopal Argentina (que agrupa al casi centenar de obispos del país), Virginio Bressanelli, en declaraciones al diario Río Negro. Así, Bargalló podrá ejercer su ministerio sacerdotal. Por caso, impartirá los sacramentos.

Luego de afirmar que está “muy contento de recibirlo” en su diócesis, Bressanelli señaló que Bargalló es “una persona muy generosa y entregada a los pobres”. De hecho, el ex obispo de Merlo-Moreno siempre estuvo enrolado en un progresismo moderado y llegó ser hasta fines de 2011 presidente de Cáritas Argentina.

Bressanelli añadió que Bargalló viene a “entablar lazos con la comunidad nuevamente, desde cero”, en este caso la neuquina, aunque no precisó dónde exactamente se desempeñará. Además, dijo que tampoco está confirmada la fecha de su arribo a la provincia.

Fotos comprometedoras

Bargalló tenía 57 años el 19 de junio de 2012, cuando se difundieron las comprometedoras fotos suyas -tomadas un año antes- con una amiga de la infancia, María de las Victorias Martínez Bo (55), en una playa de Puerto Vallarta, México. Por entonces, era además presidente de Cáritas Latinoamérica, cargo al que también debió renunciar.

Precisamente por su vínculo no faltaron especulaciones de que había viajado con dinero de esa institución solidaria. Pero Cáritas salió a aclarar que no cobraba un sueldo ni manejaba fondos.

La difusión de las fotos por el canal de TV América llevó a todo tipo de especulaciones sobre quién las envió. Las principales sospechas recayeron sobre el intendente de Merlo, Raúl Othacehé, con quien Bargalló estaba enfrentado. Pero también se pensó en allegados a Martínez Bo.

Bargalló fue reemplazado interinamente por monseñor Jorge Casaretto hasta que se hizo cargo de la diócesis monseñor Fernando Maletti. CC